¡Feliz cumple, Wiki querida!

Fabio: No hay semana en que no consulte la Wikipedia! Es más: casi todos los días! Y es a lo único en Internet a lo que he realizado humildes donaciones. Pues siento que, por mí, pueden desaparecer muchos sitios-web pero si me falta la Wikipedia… sería un drama de tipo existencial!!! (Risas) Saludo cordial.
PD: A estas alturas, por los años que llevo en esta comunidad, creo que también sería un drama que me falte WordPress…

El blog de Fabio

Que veinte años no es nada, como dice el tango… ¿será así de cierto?

Sea como fuere, la enciclopedia en línea más visitada y consultada por todos está cumpliendo las dos décadas de vida. Y qué paradójico: ya de entrada manifiesta que «no es una fuente primaria» y, sin embargo, ¡cuánta gente está informada gracias a ella!

Desde 2007 tengo el orgullo de participar como editor en esa gran comunidad. Como uno más de los miles de voluntarios distribuidos a lo largo y ancho del orbe que vamos aportando nuestros granitos de arena.

En esta época en la que parecería que las oscuridades del alma y de las malas intenciones intentasen contaminarlo todo, la Wikipedia sigue contribuyendo a mantener encendida la luz de un espíritu muy similar al del Iluminismo. ¡Que no se apague nunca!

Seguí consultándola. Seguí aportando. Si no te animás, me ofrezco con gusto.

(Artículo resumido a…

Ver la entrada original 45 palabras más

Un año más, Rubén García García

Me encantó! Lo comparto.

SENDERO BLOG

La vida

Cumplir setenta y cinco años y divertirse entresacando palabras para armarlas, desarmarlas y rearmarlas es un trabajo de dioses. Inicias con una idea, la «terminas», la guardas en el estantero. Un día sin tiempo, pasas y la reconoces, la peinas y la acicalas.

Siempre critiqué a mi tía por estar sacándole brillo a sus figuras de porcelana, y me acuso de poseer la misma obsesión; hacer que brille la historia. Pero las palabras están vivas y las más, rebeldes y desobedientes. Es un estira y afloja y nunca terminas.

Insatisfecho desaparezco y al cabo de poco o mucho tiempo regreso y digo : palabras, palabritas palabrotas ya regresé. Un día no lo haré, mientras las sigo amando y como padre digo: que es lo mejor que me ha dado la vida.
¡Salud blogueros!

Ver la entrada original

PAZ – Swami Shivapremananda


De: Cuaderno de Yoga Vedanta, Número Especial.

Por definición, paz es un estado de calma, un sentido de armonía, una experiencia de tranquilidad. Sin embargo, paz es esencialmente una consecuencia de una filosofía de vida en la cual uno está en paz consigo mismo y con el resto del mundo. Es el resultado de cómo manejamos nuestro ego al mantener relaciones con los demás, como enfrentamos nuestras expectativas y deseos. La paz real no se alcanza por medio de la renunciación sino a través de una realización de ideales; de lo contrario, se confunde con opacidad mental o indiferencia. Es una serenidad interior cultivada por medio de una profunda comprensión de la vida y sublimación de las pasiones, por un sentido de identidad espiritual.

La paz es producto de la seguridad espiritual, sicológica y física. La seguridad no puede encontrarse nunca en el egocentrismo sino en la integridad y el equilibrio de perspectiva, altruismo y compatibilidad de valores dentro de una relación. La seguridad está en la capacidad de amar, en una acción realizada meticulosamente, en una tarea bien hecha, en una responsabilidad cumplida minuciosamente. El resultado es una satisfacción espiritual llamada paz.

La vida no es estática sino movimiento continuo, y el movimiento se debe tanto a la exigencia de las circunstancias como a la ambición o al estímulo del deseo, o por una carencia. Paz es una pausa, no simplemente de descanso sino para sentir el significado en el movimiento de la vida. Como tal, la paz es creativa sólo cuando es sensible al movimiento en amor y compasión, esfuerzo y aspiración, cuidado y comprensión. Si sólo sirve para descansar, se torna aburrida cuando es prolongada. El movimiento sin una experiencia de su significado es inquietud, la paz sin sensibilidad es holgazanería.

La paz no es una virtud en sí misma sino una necesidad vital de recuperarse de la actividad mental y emocional, así como se debe beber agua para apagar la sed. Sin embargo, la vida no puede sostenerse sobre algo sutil como la paz, de la misma forma que no se puede vivir sólo de agua. La paz es una consecuencia del cumplimiento de las propias metas espirituales. El individuo no puede crecer sin lucha y la sociedad no puede progresar sin desafíos. Si se busca evitar el desafío y no se enfrenta los problemas de la vida, el resultado puede ser la inercia mental, la insensibilidad y el egocentrismo.

La paz, para ser espiritualmente renovadora y efectiva, nunca puede ser continua, tanto individual como colectivamente. Todo lo que se diga sobre la paz eterna o permanente no es más que un pensamiento cómodo. Se puede estar eternamente en paz sólo cuando se está muerto! Aunque la ausencia de guerra y la conciencia de una paz interna son metas deseables, el fermento individual y social a veces son medios de la naturaleza para renovarse y progresar. …» – Swami Shivapremananda.

De: Cuaderno de Yoga Vedanta, Número Especial.

A %d blogueros les gusta esto: