Conciencia cívica – Swami Shivapremananda

“El sentido del deber no debería estar confinado sólo a la familia, sino extenderse a un círculo amplio y tangible, de modo que uno aprenda a respetar los derechos de otros mientras protege los propios, a adquirir un sentido de responsabilidad colectiva y a cuidar la propiedad pública como si fuera la propia. Esto, naturalmente, implica autodisciplina y sensibilidad por la vida que nos rodea, porque una disciplina social o teocrática impuesta, sin iniciativa individual, se convierte en una torpe conformidad colectiva. En ese caso la sociedad pierde su vitalidad creativa por la sobredependencia de dirigentes y seguridades grupales.

Una conciencia cívica es el resultado del respeto por el derecho a vivir. Vivir es aprender a través de la vivencia y la expresión. Vivenciar significa participar, expresar y comunicar. Participar significa compartir, dar y recibir, ser responsable y hacer que otros sean responsables. Comunicar significa ser auténtico, no un engaño para nosotros mismos ni para los demás, creer en lo que uno dice y estar atento a lo que se dice. A nivel animal uno se comunica a través de sensaciones nerviosas, entre los seres humanos se hace por la interacción de la razón, y en el plano espiritual mediante la pureza de sentimientos. El propósito de la cultura es dar una mejor expresión a los niveles superiores de nuestra naturaleza. La calidad promedio de los individuos se refleja en la calidad de los valores de la sociedad. Los patrones sociales están basados en la precedencia y establecidos e inspirados por el liderazgo, y este último proviene de las personas. Por lo tanto, la preocupación primordial de la sociedad debería ser:

• Hacer que las personas piensen por sí mismas, fomentar la curiosidad para buscar y aprender, y para interesarse.
• Promover la iniciativa, delegando la responsabilidad individual y creando la motivación a través de un sentido de pertenencia, dando paso de este modo, a impulsos creativos.
• Generar un sentido de pertinencia de que todos los derechos son inherentes a áreas específicas de responsabilidad y al cumplimiento de las obligaciones correspondientes, que ningún grupo especial en la sociedad pueda imponer sus intereses sobre los de otro.

Es la renuncia de la responsabilidad lo que lleva a la pérdida de la libertad. Es la pérdida de la perspectiva individual y de la capacidad de comunicarse, compartir y dar una viabilidad colectiva a dicha visión, lo que conduce al desorden, al estancamiento y a la dictadura. No es tanto lo que uno dice y cree lo que importa, sino lo que uno es capaz de hacer para que la cultura sea una experiencia individual y colectiva en las instituciones de la sociedad.
Para expresarlo en forma sencilla, la relevancia de la cultura de una persona no reside tanto en su conocimiento del arte, sino en la conducta, especialmente hacia los subalternos y la de la nación, no tanto en su trasfondo artístico sino en la equidad del trato hacia sus ciudadanos en el cumplimiento de las leyes, especialmente hacia las minorías.” – Swami Shivapremananda

Leído en: https://www.facebook.com/YogaJournal.Argentina/?tn-str=k%2AF

Del mismo autor, en este blog, pueden buscar: Qué es un gurú – Meditación – Palabras sabias – Autocompasión – Anhelos del espíritu humano

Autor: AcuarelaDePalabras

Lecturas entre amigos...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s