Viñeta 7: Freddie Mercury (Adolescencia, sexo, drogas y rock’n roll)

Citas inconscientes – vía deinconscientes.com

(Freud) «Todo niño que juega…

Visto y leído en: https://deinconscientes.com/

Referencia: El creador literario y el fantaseo (1932-1936)

Cita completa: Todo niño que juega se comporta como un poeta, pues se crea un mundo propio o mejor dicho, inserta las cosas en su mundo en un nuevo orden que le agrada.

«Esta frase me llevó a considerar que la propia ‘teoría psicoanalítica’, podía ser también un modo de insertar las cosas en el mundo humano en un nuevo orden que agrada. Lo que clarifica, agrada. Freud jugó como poeta. Su obra, que mereció el Premio Goethe, tomó forma de teoría, otro modo de jugar, aunque constreñido a ciertas reglas del juego. Había que ceñirse para no ser mal-decido, mal-dito. Claro está, que lo bien dicho, lo ben-dito, era potestad de una razón del poder que se hizo pasar por poder de la razón. Con-vencer con la razón terminó por excluir al conmover con co-razón».

Carlos Fernández Gaos

Debate…

Leyendo a Jim Rohn*

«Una buena idea se refina con el debate. Por eso tenemos dos partidos principales en el Congreso. Hay alguien que dice, «Tengo una gran idea para el país”. Le decimos, «¡Estupendo! Póngala sobre la mesa y vamos a debatir”. Y comenzamos el debate interrogando al tipo que tiene esa idea tan extraordinaria. A la tercera pregunta dice, «Retiro mi gran idea. Se me habían olvidado esas tres preguntas”.

Habrá tiempo de sobra más adelante para discutir con las nuevas ideas. La clave está en tomar apuntes con cuidado primero, y después debatir.

Esté siempre dispuesto a considerar las dos partes de la discusión. Entender la otra parte es la mejor manera de fortalecer la suya.

Tenemos que enseñar a nuestros hijos a debatir los asuntos importantes de la vida. El debate fortalece sus convicciones y les permite defenderse contra las ideologías que van a cruzarse en su camino.»

*Jim Rohn, estadounidense, conferencista sobre desarrollo personal, gerencia y ventas.

Convivencia : buenas reglas

Me llegó por email…

Si usted lo abrió ¡Ciérrelo!

Si usted lo encendió ¡Apáguelo!

Si usted lo desarmó ¡Ármelo!

Si usted lo ensució ¡Límpielo!

Si usted está usando algo ¡Cuídelo!

Si usted rompe algo ¡Arréglelo!

Si usted usa lo que no le pertenece ¡Pida permiso!

Si usted pidió prestado ¡Devuélvalo!

Si usted no sabe como funciona ¡No lo toque!

Si a usted no le incumbe ¡No se meta!

Si usted no sabe hacerlo mejor ¡No critique!

Si usted vino a ayudar ¡Hágalo!

Si usted prometió ¡Cumpla!

Si usted habló ¡Hágase cargo!

Si a usted se le cayó ¡Levántelo!

Si a usted se le terminó ¡Repóngalo!

PD: Elemental, Watson!

Las jóvenes y los movimientos sociales (fragmento)

(vía Página/12-Psicología)*

«En los últimos años estamos asistiendo a un fenómeno social y subjetivo singular: el modo en que la gente joven se pone en movimiento, con diversos criterios de agrupación, para expresar en el ámbito público, en calles y plazas, su disconformidad hacia determinadas condiciones de vida críticas para con la salud, el ambiente, el trabajo, la educación, reclamando a las autoridades por cambios legislativos y poniendo en acción variados recursos para expresar su malestar. Desde las protestas juveniles para la defensa del ambiente y denuncias hacia la sobreexplotación salvaje de la naturaleza y por el cambio climático –como lo hace el ecofeminismo– hasta el repudio a la utilización de armas en las escuelas y de otros modos de violencia, la gente joven sale a la calle.

El movimiento feminista no ha quedado ajeno a estos modos de manifestar su protesta y sus propuestas de transformación, y actualmente, con variadas modalidades, la gente joven ocupa las calles denunciando violencias de género diversas, poniendo en crisis los clásicos modelos patriarcales, así como también sus reclamos por la legislación relativa a la interrupción del embarazo, a la salud sexual y reproductiva, a la incorporación de la educación sexual integral en las escuelas, y muchas otras cuestiones referidas a condiciones de vida desigualitarias que merecen ser cambiadas.

Las teorías y prácticas feministas, que iniciamos en Latinoamérica hacia los años 70 del siglo pasado, se vuelven a poner en práctica en los grupos juveniles, por ejemplo, mediante los grupos de autoconciencia sobre las condiciones de vida opresivas, subalternizadas, invisibilizadas, ahora con el agregado de nuevos dispositivos, originales y creativos, que hacen que aquella revolución silenciosa iniciada por muchas de nosotras en aquellas décadas, hoy pase a ser una revolución bulliciosa, con una polifonía de voces plena de significados y posibilidades.

Antiguos lemas utilizados por entonces, tales como “hacer visible lo invisible”, y “lo personal es político”, son revitalizados actualmente por la gente joven.

Se trata de un colectivo juvenil, formado en su mayoría por adolescentes y jóvenes, que se ha configurado como un nuevo sujeto político, que reclama tener su propia voz, y ser escuchados, no sólo como sujetos de derechos, sino también como sujetos sensibles y atentos al modo en que evalúan sus experiencias, tanto desde el punto de vista subjetivo como social…»

Leído en: Las jóvenes y los movimientos sociales – 05 de marzo de 2020 – pagina12.com.ar/251026-las-jovenes-y-los-movimientos-sociales