Archive for the ‘Amor’ Category

Carta de amor de Sigmund Freud a Martha Bernays

febrero 13, 2015

Día de los enamorados.

De su epistolario…

“¡Oh mi querida Marty, qué pobres somos! Imagina que anunciásemos al mundo nuestro proyecto de compartir la existencia y que el mundo nos preguntara: cuál es vuestra dote? Nada, aparte de nuestro mutuo amor. ¿Nada más?

EpistolariofreudSe me ocurre que necesitaríamos dos o tres pequeñas habitaciones para vivir, en las que pudiésemos comer y recibir a un huésped, y una estufa donde el fuego para nuestras comidas nunca se extinguiese. ¡Y la cantidad de cosas que caben en una habitación! Mesas y sillas, camas y espejos, un reloj para recordar a la feliz pareja el trascurso del tiempo, un sillón en el que soñar felizmente despierto durante media hora, alfombras para ayudar al ama de casa a mantener limpios los suelos, ropa blanca atada con bellos lazos en el armario y vestidos a la última moda, y sombreros con flores artificiales, cuadros en la pared, vasos de diario y otros para el vino, y para las fechas señaladas, platos y fuentes, una pequeña alacena por si nos viéramos súbitamente atacados por el hambre o por una visita, y un enorme manojo de llaves con ruido tintineante. Y habrá muchas cosas de las que podremos disfrutar, como los libros, y la mesa donde tú coserás, y la hogareña lámpara.

Y todo debe ser mantenido en buen orden, pues en caso contrario el ama de casa, que ha dividido su corazón en pequeños pedazos, uno por cada mueble, comenzará a salirse de sus casillas. Y tal objeto atestiguará el serio trabajo sobre el que se basa la unidad del hogar, y tal otro dará testimonio del placer que nos depara la belleza, o evocará a los amigos queridos que a uno le gusta recordar, o a las ciudades que uno ha visitado, o a las horas que uno rememora con placer.

Y todo este pequeño mundo de felicidad, de amigos intangibles y de concreciones de los más elevados valores humanos, pertenece todavía al futuro. Ni siquiera se han puesto los cimientos de la casa y no existen hoy sino dos pobres criaturas humanas que se quieren con delirio.

¿Hemos de permitir que nuestros anhelos se centren en cosas tan pequeñas? Sí, sin duda alguna, mientras no llame a nuestra puerta silenciosa ningún acontecimiento que rebase nuestra volición.

Y por supuesto, tendremos que seguirnos diciendo el uno al otro todos los días que aún nos amamos. Cuando dos seres humanos que se quieren no encuentran ni los medios ni el tiempo preciso para decírselo respectivamente, es una tragedia…”

De: Freud/Obras Completas/Epistolario.
Leído en: Causa Freudiana/Facebook.

Los hombres no son islas. Thomas Merton

enero 29, 2015

Enero 30, su natalicio.

Fragmento sobre el amor al prójimo, a sí mismo y a Dios 

Islas-donne“El hombre está dividido contra sí y contra Dios por su egoísmo que lo divide de sus hermanos. Esta división no puede ser sanada por un amor que se coloca solitario en uno de los dos lados de la hendidura; el amor debe alcanzar ambos lados para poder juntarlos.

No podemos amarnos a nosotros mismos si no amamos a los otros; y no podemos amar a otros si no nos amamos a nosotros mismos. Mas un amor egoísta de nosotros mismos nos vuelve incapaces de amar a otros. La dificultad de este mandamiento (“Amarás a tu prójimo como a ti mismo“) radica en la paradoja de que tendríamos que amarnos inegoístamente porque aun el amor a nosotros mismos es algo que debemos a otros.

Esta verdad nunca es clara mientras presumimos que cada uno de nosotros, individualmente considerado, es el centro del universo. No existimos sólo para nosotros, y únicamente cuando estamos plenamente convencidos de esta verdad comenzamos a amarnos adecuadamente y así también amamos a otros.

¿Qué quiere decir amarnos adecuadamente? Lo primero, desear vivir, aceptar la vida como un inmenso don y un gran bien, no por lo que ella nos da, sino porque nos capacita para dar a otros.

El mundo moderno empieza a descubrir cada vez más que la calidad y la vitalidad de la existencia del hombre dependen de su voluntad secreta de vivir. Existe dentro de nosotros una fuerza oscura de destrucción, que alguien ha llamado el “instinto de la muerte“. Es algo terriblemente poderoso esta fuerza engendrada por el amor propio frustrado que lucha consigo mismo. Es la fuerza del amor de sí mismo que se ha vuelto aborrecimiento de sí mismo, y que, al adorarse, adora el monstruo en que se consuma.

Es, pues, de importancia suprema que consintamos en vivir para otros y no para nosotros mismos. Cuando hagamos esto, podremos enfrentarnos a nuestras limitaciones y aceptarlas. Mientras nos adoremos en secreto, nuestras deficiencias seguirán torturándonos con una profanación ostensible. Pero si vivimos para otros, poco a poco descubriremos
Leer el resto de esta entrada »

Diálogo de amor (Poesía escolar)

octubre 14, 2014

Día de la madre (3er. domingo de Octubre, Arg.)

Del libro Rocío, un recuerdo escolar dedicado a las madres, en su día, y a todos aquellos que -como yo– tuvieron este librito en su Segundo Grado de la Primaria…

Diálogo de amor

EvangelinaprietoEl pequeño:

Quiero que me guardes
en tu corazón.
No hay mejor refugio
ni cuna mejor
que el tibio nidito
de tu corazón.

La mamita:

Ante que nacieras
te ofreció mi amor
todos los latidos
de mi corazón
y al compás de aquéllos
te acuné hasta hoy.

Vuelve cuando quieras
que hallarás calor
en el fiel refugio
de mi corazón.

Copiado de: libro de lectura “Rocío” de Julia M. Crespo, Edit. Kapelusz.
La imagen: buscando similares encontré esta hermosa ilustración de Evangelina Prieto, en Amor de mare / Amor de madre: poema de Begoña Abad, que les encantará.

Feliz Día del Amigo!

julio 20, 2014

Julio 20 (en Argentina)

T-dia-amigo

Algunos textos  -poemas, canciones, cuentos, reflexiones-  y tarjetas con proverbios que hemos compartido a través del tiempo en: Sobre la amistad

Educación emocional. Claudio Naranjo

junio 26, 2014

Lecturas…

Claudio-naranjo“En un mundo en el que el ansia de lucro ha eclipsado los valores, la alternativa pasa por ofrecer una formación transformadora, pues de la transformación dependen todos los valores.

Si me preguntan qué habría que agregarle a la escuela para que formara en valores, un primer ingrediente es lo que algunos psicoterapeutas y pedagogos ya han empezado a definir como “educación emocional”, con especial hincapié en la más importante de las emociones: el amor.

Y esto pese a la resistencia que pueda sugerir esta palabra, que todavía es tabú en el mundo burocrático o académico.

Siguiendo la senda del Dalai Lama, que viaja por todo el mundo insistiendo en la importancia de la bondad y de la compasón, podríamos decir que necesitamos una educación del corazón o, usando un lenguaje más empresarial, una educación de las relaciones humanas, pues lo que determina que una relación sea nutricia es que haya afecto y que no sea obstruida por emociones como el odio, la envidia o la competitividad.”

De: Educación emocional para los maestros, por Claudio Naranjo, en Uno Mismo Nº 368. Sitio oficial: Claudio Naranjo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.395 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: