Archive for the ‘Pinturas’ Category

Colorear, un placer terapéutico

enero 19, 2016

(vía LaMenteEsMaravillosa) 

“Colorear, el sencillo acto de iluminar superficies desnudas, tiene algo más que un propósito de creación. Es un ejercicio de liberación, de conexión con nuestro propio interior…

Es muy posible que asocies el ejercicio de colorear con la infancia. El olor de los lápices y esos dibujos listos para adquirir vida, son sin duda un pasado muy querido para todos nosotros.

Ahora bien, te interesará saber que en los últimos años este arte tan entrañable ha pasado a ser algo más que una tarea orientada de forma exclusiva al público infantil.

Colorear es un ejercicio terapéutico y de rehabilitación en diversos tipos de trastornos y enfermedades.

colorear1

Y no solo eso, más allá del ámbito clínico, la relevancia que está adquiriendo esta moda ha hecho que empiecen a publicarse fantásticos libros de colorear orientados al público adulto.

¿La finalidad? Lo llaman el arte anti-estrés, pero la verdad es que va mucho más allá.

Colorear este tipo de dibujos es guiar nuestra mente por universos satinados de fantasía, de mágica sencillez, en la cual, desconectar de los problemas diarios y disfrutar de un acto tan sencillo como es pintar una serie de complejos dibujos.

Jóvenes autores como Johanna Basford representan a día de hoy una tendencia con mucha repercusión.

Dos de sus libros: “El jardín secreto” y “El bosque encantado” son un ejemplo de un éxito editorial donde millones de adultos han quedado cautivados por este arte tan terapéutico como liberador.

Colorear, una terapia con muchos beneficios clínicos

Si bien es cierto que el éxito reciente de este tipo de libros busca casi siempre un público que desee disfrutar solo del sencillo arte del dibujo y la pintura, el ejercicio de colorear ha tenido desde hace tiempo una gran importancia en el ámbito de la rehabilitación cognitiva.

– Personas con diversos tipos de demencia o enfermedades neurológicas, pueden beneficiarse de este ejercicio que mejora la coordinación psicomotriz, o la orientación espacial.

– Es un ejercicio sencillo que induce a la persona en un estado de tranquilidad interior donde desarrollar procesos cognitivos básicos como la concentración en una tarea, la creatividad y la motivación.

– Establece una conexión interior, donde la mente deja por un instante y en un segundo plano el medio exterior, para quedar suspendida en esa dimensión personal donde armonizar sensaciones a través del color, donde aliviar la ansiedad o el estrés.

– Niños con distintos tipos de necesidades y deficiencias, pueden beneficiarse, por ejemplo, del ejercicio de colorear mandalas, una tarea ya muy asentada a nivel psicopedagógico.

Colorear es un acto silencioso donde se ejerce una poesía interna a través de múltiples emociones, y el mundo, parece armonizarse de pronto. Todos podemos beneficiarnos de este ejercicio.

Colorear, un sencillo acto de liberación cotidiana

colorear2

¿Por qué no? Quienes son fieles seguidores de este arte, señalan que es una tarea tan relajante como placentera.

El acto de abrir unas páginas desnudas de color pero donde se nos invita a sumergirnos en complejos mundos de fantasía, es ya de por sí algo emocionante.

colorear beneficios terapeuticos

Hay quien elige el rotulador, otros los lápices de colores o las ceras. Sea como sea, la opinión siempre es unánime: estamos ante una forma de arte que gestiona de un modo muy elemental el estrés, al ofrecernos todas estas dimensiones:

-En el acto de colorear ponemos en funcionamiento los dos hemisferios, se coordina la imaginación con la lógica, la precisión con la inventiva, la concentración con la liberación interior.

– No hace falta colorear para liberarnos del estrés de forma obligatoria, es decir, no solo adquieren estos libros quienes llevan una vida marcada por la presión y la ansiedad. En absoluto.

La mayoría los eligen por su belleza estética, y porque pintar, evoca a su vez ese lado artístico y creativo del que todos disponemos.

– Cada persona tiene unas inquietudes y se sumerge en estos dibujos o bien por curiosidad o porque siente pasión por el arte. Sea como sea, el acuerdo parece ser unánime en cuanto a los beneficios “relajantes”.

Colorear “sana” muchos otros aspectos. Puede desbloquear muchas emociones internas al guiarnos en un paseo a través del color. Nos obliga a elegir unas determinadas tonalidades que, de algún modo, llegan a  evidenciar nuestro estado anímico.

En ocasiones, cuando distintos tipos de terapia más guiadas suelen fallar, ejercicios como colorear permiten a la persona disfrutar de un pequeño instante de independencia a la vez que de soledad.

Esa conexión que se establece con nuestro interior puede llegar a ser un ejercicio muy catártico.

Como dato curioso te diremos que Carl Gustav Jung ahondó en el arte de colorear mandalas. Según él, las imágenes circulares ejercen un proceso curativo para el alma, y de ahí su magia.

Es por ello que la gran mayoría de libros que se venden en la actualidad, siempre incluyen fascinantes representaciones donde casi nunca falta la forma circular. Siguen siendo mandalas implícitos.

Cuando uno dibuja, o pinta se ejercita la mente. Lo que hacemos en primer lugar es buscar información, interiorizamos el propio dibujo, y luego, elegimos los colores en base a orientaciones personales.

Y mientras lo  hacemos, meditamos, organizamos ideas y liberamos tensiones… ¿Puede haber algo mejor?”

Imágenes cortesía de Johanna Basford
Por: Valeria Sabater
Fuente: http://lamenteesmaravillosa.com/colorear-placer-terapeutico/

Vivamos en paz

diciembre 24, 2015

…en nuestro interior, en nuestros hogares; en comunidad, en el mundo entero… 

p-alecostaslanaturalezaimplora

Imagen: La naturaleza implora, por Alejandro Costas (arte naif).

Paisaje. Raúl Russo

diciembre 15, 2015

Paseando por el sitio del Museo Nacional de Bellas Artes

Allí dice: “Los paisajes de Raúl Russo de la década del cincuenta presentan el color como elemento dominante sobre la representación, potenciando así el curso de su obra hacia una abstracción de los elementos figurativos, sin perder la referencialidad última de estos. Las formas en Paisaje están construidas desde el color, al punto que ni siquiera las líneas negras que debieran contenerlas lo hacen, produciendo así una ruptura entre línea y color, que Russo resolverá a favor de este. En Paisaje las perspectivas múltiples, los diversos puntos de vista, generan un espacio que solo puede ser comprendido desde la asociación de tintes…” (Roberto Amigo).

Paisaje Autor: Russo, Raúl. Nacionalidad Argentina (Argentina, Buenos Aires,1912 – Francia, París,1984). Fecha: ca. 1955-1957. Origen: Donación Frank M. Virasoro, 1958.  Género: paisaje. Escuela: Argentina S.XX. Técnica: Óleo. Objeto: Pintura. Estilo: Figuración.  Soporte: sobre tela. Medidas: 73 x 92 cm. – Marco: 100 x 119 x 5 cm.

En: http://www.mnba.gob.ar/coleccion/obra/6999

Día del tango

diciembre 10, 2015

Diciembre 11.

p-pettorutilacanciondelpueblo

La canción del pueblo, por Pettoruti.

http://www.pettoruti.com/

Mirando pinturas: Castagnino

noviembre 18, 2015

Noviembre 18, natalicio del pintor.

p-castagnino

(Mar del Plata, 1908-Buenos Aires, 1972). Arquitecto graduado en la Universidad de Buenos Aires, estudió pintura en la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto De la Cárcova… La costa bonaerense, las tierras norteñas y el caballo (uno de los temas con los que hablaba de la libertad) son los motivos más frecuentes, caracterizados por un dibujo suelto y expresivo.
Son paradigmáticas las ilustraciones que realizó para el Martín Fierro editado por EUDEBA en 1962. Pintó numerosos murales y participó de la creación del Taller de arte mural junto a Colmeiro, Spilimbergo, Urruchúa y Berni (1944), ejecutando en conjunto la cúpula de las Galerías Pacífico. (MAT-Museo de Arte de Tigre)

p3castagnino

“Castagnino centra su pintura en el hombre. Integra la figura humana en el paisaje, ennoblece la presencia de sus criaturas de carne y hueso, sin atemperarles demasiado la dureza del gesto con que las ha señalado la vida. Advertimos de pronto una serenidad “giacondesca” en algunos de sus retratos de mujeres de pueblo, cuyas manos repiten el gesto del cuadro de Leonardo. Gentes del norte, paisajes del Paraná o del Uruguay, orillas marplatenses, arrabales porteños: muchos y diversos ámbitos del país han dado a Castagnino tema para su interpretación entrañable.Su impronta nacional, sin embargo, no se alcanza por la sola virtud de su temática tan nuestra, sino, sobre todo, por una atmósfera, por un particular resplandor de los cielos, por un color que parece aprendido de la tierra.

Son de Castagnino esas barrancas rojizas junto a las aguas tendidas, con el agreste penacho de unas verdes matas. Le pertenecen esos caballos criollos de acarnerado perfil en la nerviosa cabeza, sueltas las crines, anchas las narices que husmean la libertad en el aire; la osamenta vacuna, blanqueada por el sol y el viento, bajo cuya cornamenta, en las órbitas desmesuradas, el pasto joven o el cardo amoratado recomienzan la vida; ciertas maternidades obreras, en las que la ternura lírica no debilita el impacto de la dolorosa y muda protesta; son, por fin, de este seres y cosas del pueblo, a los que él ha sabido acercarse con solidario fervor.  LEON BENAROS” (http://www.arteargentino.com/sala/castagnino/biografia.htm)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.534 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: