Archive for the ‘Comunicacion’ Category

Lecturas acerca del cine

abril 5, 2015

Hace más de 20 años que el libro estaba en la biblio de casa, y recién este verano lo leí completo: “El film: evolución y esencia de un arte nuevo”. Veré de ir copiando algunos fragmentos para compartir…

tapaelfilmbalazs

Les cuento que el autor –Béla Balázs– repasa algunas impresiones que se llevaban los espectadores de las primeras películas, que aún no entendían la secuencia del montaje, los “recortes” de cuerpos, el ir y venir entre planos generales y primeros planos. Está hablando de que el cine precisa de personas que lo sepan mirar y que esa mirada, esa manera de mirar, no era “natural” y que fue preciso ir educando al público, cosa que ocurrió a medida que las gentes iban al cine. Y dice:

“Podemos imaginar que un artista en la soledad de sus cuatro paredes escriba un libro, componga una canción, pinte un cuadro adelantándose a la cultura de su tiempo. Sus contemporáneos podrán no comprenderle, pero las generaciones cultas de los siglos posteriores lo aceptarán. El artista podrá naufragar, pero su obra permanecerá.

En el caso del film no es el artista sino el arte el que es sofocado en su origen por la incultura e incomprensión, que lo imposibilitan de antemano. El film como producto industrial, es una creación demasiado cara y compleja para poder ser creado como obra maestra de un genio solitario, que se obstina desafiando el gusto de la época. Esto no sólo ocurre en la producción capitalista, dirigida por la ganancia inmediata. Tampoco la producción cinematográfica socializada se rige por el público de un siglo futuro. La condición material indispensable para la creación de un film es un mínimo de éxito o comprensión. …”

Leído en: Béla Balázs, El film: evolución y esencia de un arte nuevo (Barcelona, Edit. G. Gili) Colección Comunicación visual.

Modales urbanos

marzo 5, 2015

Compartiendo entradas del Archivo (2010): …

“La urbanidad de los modales tiene por objeto el conocimiento y la práctica de las reglas de la cortesía y de las leyes de la etiqueta.

La urbanidad (ars vívendi) consiste esencialmente en las formas exteriores; es el ceremonial de la gente bien educada. Si no infunde en todos los casos bondad, equidad, complacencia y gratitud, virtudes que supone la urbanidad del corazón, por lo menos reviste a los hombres con las apariencias de aquéllas y hace que parezcan exteriormente lo que son dentro de sí mismos, — o mejor dicho, lo que debieran ser.

Obligado a vivir en el mundo, no puede uno ignorar sus usos, sus costumbres, su lenguaje, todo cuanto nos exige en las diversas circunstancias de la vida, so pena de pasar por un hombre falto de educación. Los modales, que descuidamos como cosa de poca monta, son precisamente lo que hace que los hombres opinen bien o mal de nosotros (LA BRUYERE).

Para su deluda aplicación, requieren las reglas de cortesía muchísimo tino. So pretexto de urbanidad, no debe uno carecer de naturalidad, mostrarse obsequioso en demasía ni encogido; ha de hermanarse cierta dignidad con mucha soltura y despejo.

Sin la urbanidad del corazón, la de los modales no puede ser duradera. Esta se agotaría como esos arroyos efímeros originados por una tormenta, y que el primer viento o el primer rayo de sol hacen desaparecer.

Flor-2vinieta

La urbanidad del corazón se relaciona con las cosas íntimas ; nos enseña a amar al prójimo y a sacrificar nuestra felicidad en aras de la ajena. No es sino la amable caridad que San Pablo caracteriza tan bien cuando dice: Es paciente, bienhechora, no es envidiosa. No piensa en lo malo, no busca sus propios intereses, nada hace contra el decoro. Todo lo cree, todo lo soporta, todo lo sufre.

Causa a veces admiración encontrar en los campesinos un tino exquisito, y una idea exacta de los buenos modales. Aunque poco ilustrados, no dejan de ser amables, porque practican la caridad, que los hace modestos, indulgentes y benévolos. Entre los montañeses, dice San Francisco de Sales, he hallado no pocas veces esa buena y maravillosa sencillez que constituye la perfecta urbanidad, y que el mundo, por cortés y fino que sea, no siempre conoce.

Quien posee tan sólo la urbanidad del corazón bien podrá equivocarse acerca de la forma de un sombrero, del color de una corbata, del modo de entrar en un salón…; pero, siendo bondadoso y compasivo, dejará el mejor lugar a un enfermo, no permanecerá sentado en presencia de un anciano en pié, etc.

A todos es útil la cortesía y urbanidad, pero lo es de un modo especial a los jóvenes, que han de crearse una situación o abrazar una carrera. ¡ Cuántas situaciones se han malogrado, no tanto por falta de saber, cuanto por falta de urbanidad!

Un joven secretario de embajada preguntaba cierto día a un encanecido diplomático lo que convenía hacer para salir airoso en su carrera: Sed urbano, contestó éste, y vuestro acierto queda asegurado. ¡ Cuántas negociaciones, a veces importantísimas, se han frustrado por causa de una descortesía !

El hombre cortés y urbano a todos agrada; gusta su conversación, búscase su trato y con placer se traban con él relaciones ya de negocios o ya de amistad. Lo mismo que la piedad, la urbanidad, que es una de las formas de la caridad, es útil para todos.

El mundo suele tener en poco la ciencia de los individuos. Clasifica entre la gente mal educada, a personas muy ilustradas que manifiestan cierto menosprecio hacia las convenciones sociales y las reglas de la buena educación.

Invitado a almorzar en casa de su amigo Desporles, llegó el poeta Malherbe cuando se hallaban los convidados a la mesa. Desporles se levantó para recibirle diciéndole: Voy a traerle la nueva edición de mis poesías. — No corre prisa, le contestó Malherbe, prefiero su sopa. Profundamente ofendido, se mostró Desporles muy reservado y frío durante la comida y, desde entonces, cortó toda relación con su antiguo amigo.”

Fuente: “Manual de Urbanidad”, por H.E.C., Nueva Edición Refundida, Librería de José Moly, Buenos Aires. Un libro-re-contra-viejo

Día Mundial de la Radio

febrero 9, 2015

dm radio 2015 Febrero 13

“Es un día para celebrar la radio como medio de comunicación, para mejorar la cooperación internacional entre los organismos de radiodifusión, e incitar a las principales redes y radios comunitarias a que promuevan el acceso a la información y la libertad de expresión a través de las ondas…” (UNESCO)

Info: ¿Por qué el Día Mundial de la Radio?

Tema 2015: “Radio y Juventud”

PD: Cuando nos cortan la electricidad y casi nada funciona en la casa… la radio a pilas nos salva!

Enfoques del tema de la guerra

septiembre 6, 2014

Luego de repasar cifras acerca del flagelo de la guerra (distribución del gasto militar mundial, mayores y nuevos proveedores ) basados en el SIPRI*, el autor** concluye:

Tanqueguerra… Este tipo de cifras no suele ser tema editorial central en los grandes medios de comunicación, cuyos titulares permanentemente -como ha sucedido durante los últimos 70 años– consignan dónde truena la artillería y cuál ha sido el número de bajas… a menudo civiles.

Mucho menos se encuentra en las páginas financieras de los diarios data sobre la cotización de las acciones de las grandes fábricas de instrumentos bélicos.”

Leído en: Rev. UnoMismo Nro. 371, columna “Ecología Espiritual” por **Miguel Grinberg.

*SIPRI: Instituto Internacional para la Investigación de la Paz de Estocolmo.

PD: Abunda la hipocrecía…

Entre el civismo y las reglas de etiqueta

agosto 23, 2014

Semanas atrás, estaba leyendo sobre las expresiones de cortesía*, y tuve que esclarecerme algunos términos relacionados pero no sinónimos. Lo dejo aquí, por si a alguien más le sirve:

Según la Wikipedia, “La cortesía es un comportamiento humano de buena costumbre; en la mejor expresión es el uso práctico de las buenas costumbres o las normas de etiqueta. Es un fenómeno cultural definido y lo que se considera cortés en una cultura puede a menudo ser absolutamente grosero o simplemente extraño en otra…”

Etiqueta es “un aspecto del decoro, es un código que gobierna las expectativas del comportamiento social, de acuerdo a las normas convencionales dentro de una sociedad, clase social o grupo social.”

Si en la misma Wikipedia, buscamos urbanidad nos redirige a Civismo y nos dice que “El civismo (del latín civis, ciudadano y civitas, civitatis, ciudad) se refiere a las pautas mínimas de comportamiento social que nos permiten convivir en colectividad…

Se basa en el respeto hacia el prójimo, el entorno natural y los objetos públicos; buena educación, urbanidad y cortesía.

El uso del término civismo tuvo su origen en la Revolución francesa e inicialmente, aparece unido a la secularización de la vida que ésta supuso.

Se puede entender como la capacidad de saber vivir en sociedad respetando y teniendo consideración al resto de individuos que componen la misma, siguiendo unas normas de conducta y de educación, que varían según la cultura del colectivo en cuestión.”.

De modo que el civismo es un concepto más amplio que incluye a los de respeto, urbanidad, cortesía.

Al momento, no hay, en la Wiki, una definición de “normas de convivencia”. La búsqueda sugiere “normas sociales” que son las “reglas que deben seguir las personas para una mejor convivencia, a las que se deben ajustar las conductas, tareas y actividades del ser humano. El sistema de normas, reglas o deberes que regula las acciones de los individuos entre sí es lo que llamamos moral.”.

Otros sitios sí definen las normas de convivencia. Uno de ellos, EcuRed, las define como “normas de cumplimiento obligatorio” -un marco legal– para los integrantes de una determinada comunidad, una escuela, por ejemplo. Y señala que “hay normas complejas y con sanciones (tránsito), y otras más simples”.

En un portal educativo de México (CONEVyT) las definen como “reglas de conducta que establecen obligaciones o deberes, así como prohibiciones; buscan propiciar comportamientos que favorezcan la vida en sociedad. Con el establecimiento de normas se pretende alcanzar valores de gran importancia en la vida social, como son la seguridad, justicia, igualdad, libertad y el bien común. Como las normas no siempre se respetan, es necesario aplicar sanciones a quienes dejan de cumplirlas”.

Otros utilizan la expresión “normas de comportamiento” (ver en Biblioteca Nacional de Chile: http://www.bcn.cl/ecivica/noconv).

El portal del Ministerio de Educación de Argentina propone una serie de actividades para el tema de la convivencia en el aula, en el barrio, en la diversidad.

Finalmente, hay reglas de protocolo y etiqueta por doquier.

Entradas relacionadas: * Expresiones de cortesía   Negociación y cortesía   Código de cortesía escolar   La cortesía: musa del término medio 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.205 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: