Archive for the ‘Derecho’ Category

Bioética y ética médica: “dignidad humana”

marzo 28, 2018

En una mesa de “Usados”, dí con un libro de Ruth Macklin (filósofa de la bioética) titulado “Dilemas / Qué es lo ´mejor´ para el paciente?“. Han pasado décadas, eran los inicios de esa disciplina. La autora hizo su recorrido y publicó más y, tal vez, hasta se haya desdicho a medida que recibía críticas y aportes. Son temas que -además de tener sus habituales interesados -médicos, abogados, especialistas en ética- a todos nos incumben pues nos pueden llegar a tocar muy de cerca. Conceptos como los de “dignidad humana”, “respeto a la autonomía”, distribución de recursos escasos, “lo mejor para el paciente”, criterio del juicio por otro, derecho a rechazar un tratamiento, calidad de vida, paternalismo, consentimiento, consentimiento implícito, y más.  Así que me fui a buscar por la Web

De la dignidad humana y la bioética (vía paliativosvisibles)

“Existe una palabra clave, utilizada por expertos en bioética, filósofos y juristas, esta es la palabra dignidad. El término aparece en el título de la Convención de Estrasburgo (“Convención para la tutela de los derechos del hombre y la dignidad del ser humano”) y en el Preámbulo de la misma está repetida al menos tres veces, de manera que parece lícito elevarla al papel de único, posible, y auténtico fundamento de una bioética europea. Así empieza la ponencia de Francesco D’Agostino, en el Congreso Internacional de Bioética de 1999. La dignidad es un concepto imprescindible e indispensable para pensar en bioética.

La noción de “dignidad humana” se vincula con el “respeto incondicionado que merece todo individuo en razón de su mera condición humana, es decir, independientemente de cualquier característica o aptitud particular que pudiera poseer”. Para Kant, es “algo que se ubica por encima de todo precio y, por lo tanto, no admite nada equivalente”; mientras las cosas tienen “precio”, las personas tienen “dignidad”.

No tiene nada de nuevo enfrentar estas ideas, dignidad y bioética. Gilbert Hottois (2) en su artículo “Dignidad humana y bioética. Un enfoque filosófico crítico”, nos aclara su significado y alcance filosófico. Parece ser, que el uso del concepto de dignidad en lo que se refiere a argumentos bioéticos, está lejos de ser universalmente entendido. Como ejemplo, la dignidad no tiene cabida en el principialismo, según este autor. Recuerda que en el libro de BEAUCHAMP T. L. et CHILDRESS J.F, Principles of Biomedical Ethics, solo menciona en dos ocasiones el término “dignidad” y una de ellas para subrayar su carácter ambiguo.

Para algunos expertos, la dignidad es fundamento imprescindible de la bioética; para otros es el signo de una calidad de vida. Para Francisco Javier León, la persona humana no es, por tanto, valiosa por lo que “tiene”, sino por lo que” es”. Es fundamental, por ello, desarrollar toda una antropología de la dignidad humana, que la establezca en el lugar primordial, de finalidad, respecto al conocimiento científico y técnico, por una parte, y respecto a toda legislación en materia de Bioética, por otra.

También, otros, creen que la dignidad pasa por ser un problema en y para la bioética. La investigadora Monique Pyrrho, cree que la dignidad humana se ha convertido en un problema. No sólo desde el punto de vista práctico, político y social, como un principio para definir o para alcanzar en las más diferentes situaciones en que la humanidad encuentra sus límites, sino especialmente en la definición filosófica y bioética y en su operacionalidad como concepto. Apunta a que fue presentada como un concepto “inútil”. Recuerda que el editorial de Ruth Macklin en el British Medical Journal, con el título de “Dignidad es un concepto inútil”, suscitó mucha polémica y diversas reacciones. Discurriendo sobre la posibilidad de una perfecta sustitución de la dignidad por otro concepto más útil y operacional -la autonomía-, sin pérdida significativa, esa autora cuestiona cómo el uso basado en el impacto emocional de un concepto tan vago e impreciso podría contribuir para discusiones importantes en bioética.

Afortunadamente, la inmensa mayoría de los que estudiamos los valores y principios de la bioética, acusamos de un recelo ante voceros sin causa definida. No cabe la menor duda de que la bioética necesita de la dignidad para ser lo que es.

Aconsejaría la lectura del Cuaderno: La dignidad humana. Filosofía, bioética y derechos humanos, editado por la Dirección Nacional de Atención a Grupos en Situación de Vulnerabilidad dependiente de la Subsecretaría de Protección de Derechos Humanos de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de Argentina. Especial mención al artículo del Dr. Juan Carlos Tealdi, Director del Programa de Bioética del Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires.

Como verán queda mucho por aprender. Se debe seguir apoyando la dignidad del ser humano en todos los campos, es base fundamental de la bioética.”

Bibliografía consultada: (ver artículo-fuente)

Publicado por Javier Manuel Yagüe

Leído en: http://paliativosvisibles.blogspot.com.ar/2014/07/de-la-dignidad-humana-y-la-bioetica.html

Otro texto:

La “dignidad humana” no es un concepto inútil

“Pocos conceptos son tan debatidos en la bioética como el de “dignidad humana”. Ruth Macklin escribió un breve pero demoledor artículo en 2003, afirmando que “la dignidad es un concepto inútil”. El consenso mayoritario entre los bioeticistas sostiene que está en lo cierto.

Sin embargo, en el Journal of Medical Ethics, revista norteamericana sobre ética médica, Linda Barclay, de la Universidad Monash en Melbourne, reexamina su argumento resolviendo que aunque la “dignidad humana” pueda ser discutida y confusa, no es completamente inútil. Añade que a pesar de haberse convertido en un concepto andrajoso para los bioeticistas, subsiste una “enorme preocupación práctica relacionada con la dignidad en el marco de la atención sanitaria.´´

Esto lo concibe la autora al asumir la distinción clásica entre dignidad intrínseca y extrínseca. Para la primera, coincide con Macklin en su inutilidad. Pero la segunda, dignidad extrínseca, difiere de que sea inútil; ya sea diáfana o confusa, es primordial para la asistencia médica. Barclary interpreta así “estatus” por “dignidad”:

En mi concepto de dignidad, la dignidad se manifiesta en un contexto de relaciones sociales donde respetamos normas sociales para tratar y asistir a personas al compartir un estatus idéntico. Cuando esto se da, revelamos a los demás que los consideramos socialmente nuestros iguales.

Son frecuentes las situaciones donde los pacientes son tratados socialmente con inferioridad y su intimidad, estima y respeto quedan ignorados. La autora cita un investigador el cual descubrió que “de forma rutinaria las relaciones con enfermos, pobres y vagabundos están caracterizada por ser groseras, desdeñosas, indolentes, altivas, denigrantes y con rechazo.”

Esto no sólo constituye una violación de su dignidad, sino que además genera un peligro para su bienestar físico. “Concretamente, cuando las personas son tratadas con regularidad como inferiores sociales, se vuelven particularmente vulnerables al maltrato y al abuso”. Este peligro es particularmente grave en personas con deficiencias cognitivas, convirtiéndose en víctimas de estigmas deshumanizantes.

Barclay concluye: “nos situamos ahora en una posición desde la que podemos comprobar que Macklin se equivoca al afirmar que la dignidad es un concepto inútil. El respeto a las personas y a su autonomía no alcanza a lo que implica tratarlos con dignidad.”

Por Michael Cook : U‘Human dignity’ is not ‘useless’.
https://www.bioedge.org/bioethics/human-dignity-is-not-useless/12474

Traducción: Enrique Montero

(Allí una persona comentó: “Echeverría – 3 noviembre 2017 a las 16:11

La dignidad como tal y su utilización corresponden a una construcción social, por ello debemos entender que, si la sociedad que construye se sustenta en la mentira y la manipulación, pues no podemos esperar nada potable… Mentimos y manipulamos los términos y alcances de aquello que creamos para definirnos, para separarnos y para acercarnos. La dignidad como tal carece de sustento, ya que la dignidad es aquello que nosotros queremos; una manera más simple de entenderlo es, la dignidad que reclamo es la misma que debo darle a cualquier ser humano. Pero ¿somos capaces de pensar que un vagabundo, pobre, inmigrante, merece ser tratado con dignidad? diremos que sí, pero pensemos si no nos estamos mintiendo y manipulando a quien nos lee.”)

Leído en: https://www.bioeticablog.com/la-dignidad-humana-no-es-un-concepto-inutil/

PD: Con tiempo, abajo, en los Comentarios, iré agregando textos relacionados que encuentre.

Anuncios

Texto del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo/IVE (Argentina)

marzo 9, 2018

Marzo de 2018 (vía Página12)

Artículo 1: En el ejercicio de su derecho humano a la salud, toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras catorce semanas del proceso gestacional.

Artículo 2: Toda mujer tiene derecho a acceder a la realización de la práctica del aborto en los servicios del sistema de salud, en un plazo máximo de 5 (cinco) días y en las condiciones que determina la presente ley, la ley Nº 26.529 y concordantes.

Artículo 3: Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo primero, y más allá del plazo establecido,

Toda mujer tiene derecho a interrumpir su embarazo en los siguientes casos:

1. Si el embarazo fuera producto de una violación, con el sólo requerimiento y la declaración jurada de la persona ante el profesional de salud interviniente.

2. Si estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social de la mujer, considerada en los términos de salud integral como derecho humano.

3. Si existen malformaciones fetales graves.

Artículo 4: Previamente a la realización del aborto en los casos previstos en la presente ley, se requerirá el consentimiento informado de la mujer expresado por escrito.

Artículo 5: El sector público de salud, las obras sociales enmarcadas en las leyes 23.660 y 23.661, las entidades de medicina prepaga y todos aquellos agentes que brinden servicios médico-asistenciales independientemente de la figura jurídica que posean, incorporarán como prestaciones médicas básicas obligatorias a brindar a sus afiliadas o beneficiarias, la Cobertura Integral de la interrupción legal de embarazo prevista en los arts. 1 y 3 en todas las formas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda.

Artículo 6: En todos los casos las Autoridades de cada Establecimiento Asistencial deberán garantizar la realización de la interrupción del embarazo en los términos establecidos en la presente ley y con los alcances del art. 40 de la ley 17.132, art 21 de la ley 26.529 y concordantes.

Artículo 7: Las prácticas profesionales establecidas en la presente ley se efectivizarán sin ninguna autorización judicial previa.

Artículo 8: Si la IVE debe practicarse a una persona adolescente, entre los 13 y los 16 años de edad, se presume que cuenta con aptitud y madurez suficiente para decidir la práctica y prestar el debido consentimiento.

La persona mayor de 16 años, conforme a lo establecido en el artículo 26 in fine del Código Civil y Comercial de la Nación, tiene plena capacidad para ejercer los derechos que otorga la presente ley. Si la IVE debe practicarse en una persona menor de 13 años de edad se requerirá su consentimiento con la asistencia de al menos uno de sus progenitores o representante legal. En ausencia o falta de ellos se requerirá la asistencia de las personas indicadas en el artículo 4 del decreto reglamentario del Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, el art. 7 del Decreto 415/2006 reglamentario de la ley 23.61 y el artículo 59 del Código Civil.

En todos los supuestos contemplados en los artículos que anteceden serán de aplicación la CDN, la ley 26.061 y los artículos pertinentes del Código Civil y Comercial de la Nación,en especial en lo que hace a su interés superior y el derecho a ser oído.

Artículo 9: Si se tratare de una persona con capacidad restringida y la restricción no tuviere relación con el ejercicio de los derechos que otorga la presente ley podrá prestar su consentimiento informado requiriendo si lo deseare la asistencia de su representante legal o a falta o ausencia de este, la de un allegado en los términos art. 59 del Código Civil y Comercial de la Nación.

Si se tratare de una persona declarada incapaz judicialmente deberá prestar su consentimiento con la asistencia de su representante legal o a falta o ausencia de este, la de un allegado en los términos del art. 59 del Código Civil y Comercial de la Nación.

Artículo 10: Quedan incluidos en los derechos y beneficios comprendidos en la presente ley, las personas con capacidad de gestar de acuerdo en lo normado en la ley de identidad de género nº 26.743.

Artículo 11: Derógase el art. 85 inc. 2 del Código Penal de la Nación.

Artículo 12: Deróguense los arts. 86 y 88 del Código Penal de la Nación.

Artículo 13: De forma.

Leído en: https://www.pagina12.com.ar/99905-texto-completo-del-proyecto

En medio del brutal ajuste económico, buscan quedar como progresistas, habilitando el debate sobre la despenalización del aborto

febrero 28, 2018

La apertura presidencial del debate sobre el aborto: un triunfo de la calle / Fuente: Página12
26 Feb 2018

“Sorpresivamente, el presidente Mauricio Macri habilitó el debate sobre la despenalización del aborto en el Congreso. Alfonsín fue el padre del divorcio. CFK, del matrimonio igualitario. ¿Macri quedará en la historia por la despenalización? Por Silvana Melo

“La apropiación de los cuerpos ha sido históricamente un ejercicio del poder, fundamentalmente cuando la cultura patriarcal decide hacer del cuerpo femenino un objeto de propiedad. La figura del femicidio fue un triunfo legal de los movimientos de mujeres que se masivizaron contra la violencia y la muerte de puro contenido machista. El hombre ejerce su poder propietario sobre una mujer que no tiene derecho a decir que no. Y en sentido similar, la sociedad determina que la apropiación del cuerpo femenino impide (con la excusa falaz de la defensa de la vida) la decisión personal de llevar adelante o no una gestación no deseada. Que el macrismo (en una contradicción política histórica) abra las puertas a la discusión parlamentaria del aborto legal, seguro y gratuito es una consecuencia de las luchas feministas y una victoria de las mujeres que deciden, en las calles, en sus casas y en las reparticiones del estado, anular cualquier título de propiedad ancestral.

Desde las muertes icónicas que desataron la fuerza de las marchas del #niunamenos, se profundizó un camino de muchas décadas y comenzó a expandir conciencias. En la calle, que por primera vez empieza a ser de las mujeres, se habla y se debaten a plena luz temas que, en general, eran tratados en ámbitos más cerrados, en espacios más reducidos, con el murmullo de la clandestinidad. Ahora, aparece la posibilidad del debate y la aprobación de la despenalización, durante un gobierno de derecha que elige, con astucia, un tema ardiente (que empuja su discusión desde hace años) que lo toque con la varita de la modernidad y el progresismo y que, a la vez, permita continuar con un camino de ajuste brutal. Ajuste que, casualmente, castiga con impiedad al mismo sector al que pertenecen las mujeres que han muerto y mueren por abortos clandestinos sin un mínimo de seguridad…”

Leído en: http://reflexionesdeltiburon.blogspot.com/2018/02/la-apertura-presidencial-del-debate.html

¿Se viene la despenalización del aborto en Argentina?

febrero 28, 2018

Nota-Fuente: Despenalizar el aborto es defender la vida/Página12
Opinión – Por Mariana Carbajal

Imagen: EFE
Durante más de una década nos negaron la discusión en el Congreso con la excusa de que “la sociedad no estaba preparada para debatir el tema”... ¿Está el Congreso preparado? El próximo 6 de marzo volverá a presentarse el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito Por sexta vez… El tema divide transversalmente a los bloques…

La criminalización del aborto, mata. Mata a las adolescentes y jóvenes de menores recursos y pone en riesgo la vida de cientos de miles de mujeres cada año. Es un problema de justicia social, salud pública y derechos humanos.

Argentina tiene de tres a cinco veces más abortos en relación a los países en los que está despenalizado, porque las políticas de educación sexual integral y de prevención de embarazos no planificados son deficientes. Tenemos tres veces más abortos que Estados Unidos, cinco veces más que Suecia, cómo lo documenta Mario Sebastiani, tocoginecólogo del Hospital Italiano, en su último libro #Aborto legal y seguro (Paidós).

La función pública implica pensar e impulsar políticas públicas, buscar el bien común.

Sebastiani suele recordar un gran ejemplo, que es el de Valéry Giscard d’Estaing, católico, que siendo presidente de Francia, en 1974, cuando promueve la despenalización del aborto, el Papa lo increpa y le dice “cómo me estás haciendo esto vos, como católico”. Y Giscar d´Estaing le responde: “Yo como católico te comprendo, entiendo que la Iglesia le pida a sus fieles este tipo de revisión de su conducta, pero como presidente de Francia no puedo promover una ley que le haga mal a las mujeres y que no las proteja, por lo cual, como católico estoy en contra del aborto pero como presidente de Francia estoy a favor de la despenalización del aborto.”

Despenalizar el aborto es defender la vida.

Leído en: https://reflexionesdeltiburon.blogspot.com/2018/02/despenalizar-el-aborto-es-defender-la.html

Derechos asertivos

enero 22, 2018

Siguiendo con las lecturas sobre la Asertividad

…lo que sigue lo encontré en la Wikipedia:

Derecho a ser tratado con respeto y dignidad.

Derecho a equivocarse y a hacerse responsable de sus propios errores.

Derecho a tener sus propios valores y opiniones.

Derecho a tener sus propias necesidades y que éstas sean tan importantes como las de los demás.

Derecho a ser uno el único juez de sí mismo, a experimentar y a expresar los propios sentimientos.

Derecho a cambiar de opinión, idea o línea de acción.

Derecho a protestar cuando se es tratado de una manera injusta.

Derecho a cambiar lo que no nos es satisfactorio.

Derecho a detenerse y pensar antes de actuar.

Derecho a pedir lo que se quiere.

Derecho a ser independiente.

Derecho a decidir qué hacer con el propio cuerpo y con el propio tiempo y las propias propiedades.

Derecho a hacer menos de lo que humanamente se es capaz de hacer.

Derecho a ignorar los consejos de los demás.

Derecho a rechazar peticiones sin sentirse culpable o egoísta.

Derecho a estar solo aún cuando deseen la compañía de uno.

Derecho a no justificarse ante los demás.

Derecho a decidir si uno quiere o no responsabilizarse de los problemas de otros.

Derecho a no anticiparse a las necesidades y deseos de los demás.

Derecho a no estar pendiente de la buena voluntad de los demás.

Derecho a elegir entre responder o no hacerlo.

Derecho a hacer cualquier cosa mientras no se violen los derechos de otra persona.

Derecho a sentir y expresar el dolor.

Derecho a hablar sobre un problema con la persona implicada y en los casos límites en los que los derechos de cada uno no están del todo claro, llegar a un compromiso viable.

Derecho a vulnerar, de forma ocasional, algunos de los Derechos Personales

Leídos en: Wikipedia-Asertividad a propósito del libro “Cuando digo No me siento culpable”

A %d blogueros les gusta esto: