Archive for the ‘Plegarias’ Category

Virgen de Guadalupe, figura arquetípica y principio femenino

diciembre 12, 2016

Diciembre 12

Virgenguadalupe“La Virgen es venerada como madre dispuesta a sacrificarlo todo por sus hijos. Una figura arquetípica y pura, que no solamente convive con los ritos cristianos; sino, también, con las otras culturas, incluso, de otras religiones, tanto occidentales como orientales, cultos paganos y tradiciones aborígenes; porque todas constituyen representaciones del principio femenino que da vida a la realidad.

Dentro de las advocaciones de María bajo la tradición católica, la Virgen de Guadalupe presenta ciertas características que la han llevado a ser reconocida en el mundo, incluso, por los científicos más rigurosos, como un fenómeno sobrenatural que va más allá de toda comprensión humana…

Algunos antropólogos encuentran notables similitudes entre la católica Virgen de Guadalupe y la diosa pagana Tonantzin (“Nuestra Madre” en idioma Nahuatl), adorada por los nativos del lugar en donde la tradición ubica la milagrosa aparición guadalupana: el monte Tepeyac.

Los no creyentes buscan en este dato un dato falso respecto a la Virgen. Sin embargo, no hacen más que confirmar que la figura arquetípica de Madre Universal se ha representado, tanto en el paganismo como en el cristianismo, y es una energía viva y protectora.

Muchos dicen que los cristianos impusieron en otras tierras a la Virgen para contrarrestar el antiguo rito pagano a Isis. Sólo encuentran controversias de este tipo los “estudiosos de la superficie”, pues, en el fondo, llámese como se llame, en el culto o religión que sea, la Madre será siempre modelo virginal, amoroso y protector.

Para los cristianos, la Virgen de Guadalupe ha dado sobradas muestras (sin tener por qué hacerlo) de su origen sobrenatural, no como comprendemos este nombre vulgarmente, sino a través de los planos cósmicos de los cuales nuestra limitada inteligencia no tiene siquiera idea de su existencia…”

Oración a Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de México y Emperatriz de las Américas:

Madre Santísima de Guadalupe.
Madre de Jesús,
condúcenos hacia tu Divino Hijo
por el camino del Evangelio,
para que nuesta vida sea
el cumplimiento generoso
de la voluntad de Dios.
Condúcenos a Jesús,
que se nos manifiesta
y se nos da en la Palabra Revelada
y en el Pan de la Eucaristía.
Dános una fe firme,
una esperanza sobrenatural,
una caridad ardiente
y una fidelidad viva
a nuestra vocación de bautizados.
Ayúdanos a ser agradecidos a Dios,
exigentes con nosotros mismos
y llenos de amor para con nuestros hermanos.
Amén.”

De: Misterios de la Virgen de Guadalupe

Oración para la hora de la decisión. Mahatma Gandhi

septiembre 30, 2016

Octubre 2, 1879 (su natalicio)

“Señor ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón. Si me das éxito, no me quites la humildad.

Si me das humildad, no me quites dignidad.

Ayúdame a ver el otro lado de la medalla.

No me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a ti mismo y a no juzgarme como a los demás.

No me dejes caer en el orgullo, si triunfo.

Ni en la desesperación si fracaso.

Mas bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.

Enséñame que perdonar es lo más grande del fuerte y que la venganza es la señal primitiva del débil.

Si me quitas el éxito, déjame fuerza para triunfar del fracaso.

Si yo faltara a la gente dame valor para disculparme y si la gente faltara conmigo dame el valor para perdonar.

Señor si yo me olvido de tí, no te olvides nunca de mí.”

Relacionadas: Una sonrisa
Verdaderos pecados capitales
Metodología actual de la no-violencia
Semillas de paz

Plegaria, por Thomas Merton

agosto 17, 2016

“Dios, Señor Mío, no tengo idea de adónde voy. No veo el camino ante mí. No puedo saber con certeza dónde terminará. Tampoco me conozco realmente, y el hecho de pensar que estoy siguiendo tu voluntad no significa que lo esté haciendo. Creo que el deseo de agradarte, de hecho te agrada. Y espero tener ese deseo en todo lo que hago. Espero que nunca haré algo apartado de ese deseo. Y sé que si hago esto me llevarás por el camino correcto, aunque yo no sepa nada al respecto. Por lo tanto, confiaré en ti aunque parezca estar perdido a la sombra de la muerte. No tendré temor porque estás siempre conmigo, y nunca dejarás que enfrente solo mis peligros.”

Thomas Merton, “Pensamientos en la Soledad” © Abbey of Gethseman
Leído en:  Merton Foundation

Oración de la Serenidad. Reinhold Niebuhr

junio 22, 2016

Desde el archivo 2007, uno de los posts más leídos…

“Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,
el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar
y la sabiduría para conocer la diferencia;
viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez;
aceptando las adversidades como un camino hacia la paz;
pidiendo, como lo hizo Dios, en este mundo pecador tal y como es,
y no como me gustaría que fuera;
creyendo que Tú harás que todas las cosas estén bien
si yo me entrego a Tu voluntad;
de modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida
e increíblemente feliz Contigo en la siguiente. Amen.”

 

r-niebuhr.jpegReinhold Niebuhr: (Wrigth City, 1892-Stockbridge, 1971) Teólogo estadounidense. Ordenado ministro de la Iglesia evangélica, fue pastor en Detroit hasta 1928 y después enseñó en el seminario teológico de Nueva York (1930-1960). Demostró la unión entre el liberalismo político y la teología bíblica e insistió en el pecado original, en el juicio de Dios y en los contactos entre Dios y el ser humanoVía: Biografías y Vidas

PD: Puede interesarles leer acerca de los supuestos autores de esta Plegaria de la Serenidad en: https://es.wikipedia.org/wiki/Plegaria_de_la_Serenidad

Plegaria al abuelo fuego

diciembre 21, 2015

“Que el fuego ilumine nuestros pensamientos, que los haga verdaderos, buenos y justos.

Que nos impida resignarnos con menos.

Que el fuego ilumine nuestra mirada.

Que nos abra los ojos al placer de compartir todo lo bueno de la vida.

Rogamos al fuego que nos aleje de aquello que no nos pertenece por derecho.

Que el fuego caldee nuestros labios, para que podamos decir la verdad con palabras amables que sirvan y estimulen a otros.

Que el fuego habite en nuestros oídos, para que podamos escuchar de verdad, para que podamos oír el rumor del agua y toda la creación y el Ensueño.

Que nos proteja de las habladurías y de todo aquello que pueda hacernos daño y causar el quebranto de nuestra familia.

Que el fuego habite en nuestros brazos y manos para que podamos ser útiles y construir el amor.

Que el fuego habite en todo nuestro ser, en nuestras piernas y pies, para que podamos caminar sobre la tierra con reverencia y respeto, para que podamos avanzar por la senda del bien y la verdad, sabiéndonos a salvo de apartarnos de aquello que no es verdadero.”

Leído enhttps://www.facebook.com/pages/Diario-De-Las-Americas/

A %d blogueros les gusta esto: