XXXV. Si te pierdo – Luz Mourelle

Poemas de mis Libretas

Photo by Eternal Happiness on Pexels.com

Poema de mis libretas…

XXXV. Si te pierdo – Luz Mourelle – Dedicado a G.A.)

Si te pierdo
por decirte que te amo,
Yo me muero.

Prefiero
Este dolor de verte,
Amor mío,
Sin que sepas esto
Que, por tí, yo siento.

Y tener la alegría,
De mirarte a los ojos,
De recibir tu sonrisa,
De oír tu voz,

Que, si por decirte que te amo,
Yo los pierdo,
Entonces, yo me muero.

En: “Poemas de mi Segunda Libreta”, por Luz Mourelle /Década del 2000 /Buenos Aires /Argentina.

Ver la entrada original

Diluirse ante la muerte del otro – Norma Luz Mourelle

Cosas que hablaba con mi psicoanalista…

Poemas de mis Libretas

Fragmentos de mis sesiones de análisis con JJI… Atravesada por la tristeza, tras la muerte de JGF, había escrito esto, y lo llevé, como material, a una sesión…

Photo by Tim Mossholder on Pexels.com

Querido Jor:
Estoy aquí. Adónde me dejaste.

Pudiera parecer que hay un techo que me cubre, así como las paredes también. Y adentro, unas cuantas cosas más que me pudieran ser de utilidad en el diario vivir. Pero mi vivir era con vos. Las paredes cubren del frío y del sol pero no acompañan. Ellas no me conocen, no tienen manera de saber lo que yo siento. Ría o llore, ellas no cambian de color, no se estremecen. Y no digo que estén muertas, supongo que su vida anímica de pared es tan tan rudimentaria que no tienen cómo percibirme: para ellas, y todos los demás, yo no existo.

Yo existía porque vos me sentías. Yo…

Ver la entrada original 361 palabras más

Dedicado al Hombre de la Cruz / Llora el Espejo (poema enviado por el lector Mario Anónimo)

Gracias por participar!

Llora su pena El Espejo
Vacío de pasiones y sin un reflejo
Estremece en la soledad
Su llanto mudo
De hiriente Claridad
Ya no refleja la realidad
En su piel cristalina
Des una rota cortina
Se filtra tímidamente
Un rayo de sol que ilumina
Un roto crucifijo en la pared
Mientras muere de sed
El hombre allí en la cruz
Y un pequeño rayo de luz
En su cabeza ilumina
Una gran corona de espinas
Y clavos en pies y manos
Para salvar sus hermanos
Por los pecados cometidos
Será por eso que compungido
Llora el espejo su dolor
Por el hombre crucificado
Que predicó paz, unión y amor
Entre los seres de este mundo
Comparte el Poeta y Mendigo
Su dolor profundo,
Pero no puedo comprender
Cómo puede ser
Que aún siga crucificado
Toma el crucifijo de la pared
Y entre su rústicas manos
Arranca uno por uno los clavos
De sus pies y sus manos
Maldiciendo a los Romanos
Por las heridas causadas
Lo deja en los brazos
De su Madre tan Amada
Una pequeña virgen deteriorada
Que deslumbra inmaculada
La radiante pureza de su mirada
Queda grabado su reflejo
Sobre la lágrima del Espejo
Que llora la emoción
Al sentirse acompañado
Por el hombre tan Amado
Que ya no se refleja
En su piel crucificado.

Mario Anónimo / UY/

21 de Marzo – Día Mundial de la Poesía (UNESCO)

Autopsicografía – Fernando Pessoa

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
que hasta finge que es dolor
el dolor que de veras siente.

Y quienes leen lo que escribe,
sienten, en el dolor leído,
no los dos que el poeta vive
sino aquél que no han tenido.

Y así va por su camino,
distrayendo a la razón,
ese tren sin real destino
que se llama corazón.

Fernando Pessoa portugués, 1888-1935 – es.wikipedia.org/wiki/Fernando_Pessoa

Para tí, mujer trabajadora. Pavanetti Gutiérrez

Marzo 8. Día Internacional de la Mujer Trabajadora (Archivo/2014).

Mujer5trabajo

Para ti, mujer abnegada, mujer trabajadora

Para ti mujer, va hoy esta flor y mi canción

Para ti, dulce, tenaz y sacrificada luchadora

Para ti, todo mi respeto y toda mi admiración

Mujer2trabajo

Los diarios nos mencionan a mujeres famosas

Nombres grabados a fuego y oro en la historia

Cantan loas a sus logros, a sus grandes cosas

Nos hablan de sus virtudes y de sus memorias

Mujer1trabajo

Pero yo quiero cantarte a ti, silenciosa luchadora

Que te levantas la primera, al atisbar los rayos del sol

Mujer de mil nombres, de mil caras, de mil horas

Compañera en la lucha y con tiempo aun para el amor

Mujer3trabajo

A ti, que día tras día vas al hospital, a la oficina

Al campo, a la fábrica, a la calle, al mundo a remar 

A ti, que aunque llegas a casa extenuada, rendida

Todavía guardas una sonrisa y reservas para amar 

Mujer4trabajo

Me viene este canto de lo más profundo de la vida

Acumulado estaba el homenaje a tan maravilloso ser

Muchos versos había escrito, pero a ti te lo debía

Madre, hermana, esposa, hija, compañera… mujer.”  

Mujer6trabajo

Letra y música: Julio César Pavanetti Gutiérrez.
De: Efemérides Culturales Argentinas.

Sobre el autor: Ver “Poetas del Mundo”.
Las imágenes: Google Images.