Archive for the ‘Medio ambiente’ Category

Eugene O’Neil: Testamento de un perro

junio 2, 2019

dalmata12 de junio – Día Nacional del Perro

“Yo, Siherden Emblem O’Neil (a quien mi familia y amigos llaman Blemie), a consecuencia de mi edad y de las enfermedades que me agobian, transmito a la mente de mi amo lo que deberá ser mi última voluntad y testamento.

En el aspecto material, tengo poco que dar, los perros somos más sabios que los hombres, y no conferimos gran valor a los objetos, los perros no desperdiciamos la vida acumulando propiedades, ni sufrimos de insomnio preocupándonos por cómo conservar lo que tenemos, y adquirir lo que deseamos. No tengo nada valioso que dar, excepto mi amor y mi fe, y eso lo lego a quienes me amaron. 

Pido a mis amos, que me recuerden siempre, pero que no lamenten mi partida, durante demasiado tiempo, durante toda mi vida procuré ser un consuelo en los tiempos difíciles, y un motivo adicional de alegria, me resulta amargo pensar que mi muerte pueda causarles dolor.

Ahora que estoy ciego, cojo, sordo y hasta mi olfato me falla, siento que la vida me castiga por quedarme aquí más tiempo del conveniente, debo despedirme antes que me convierta en una carga para mí mismo, y para todos los que me aman, será una pena dejarlos, pero los perros no tenemos miedo a la muerte, la aceptamos como parte de la vida ¿Quién puede saber que hay después de la vida?

Junto con todos mis compañeros dálmatas que son mahometanos devotos, me gustaría saber que hay un Paraíso en el que siempre es uno joven, donde todo el día juega uno con hermosas perras llenas de manchas; donde cada hora feliz es hora de comer, un lugar donde todas las noches hay un millón de chimeneas encendidas, y ante las cuales puede uno enroscarse, parpadear, soñar y recordar los viejos tiempos pasados en la Tierra, y el amor de nuestros amos.

Pero temo que es demasiado pedir, hasta para un perro como yo. Pero al menos estoy seguro de la paz. Quiero hacer una última petición. He escuchado decir a mi ama: “cuando muera Blemie no volveremos a tener otro perro”. Por lo que me ha querido yo le pido que tenga otro, no volver a tenerlo, sería un tributo muy pobre a mi memoria.

Me gustaría sentir que habiéndome tenido ya no podrá vivir sin un perro. A él le dejo mi collar, mi correa, mi suéter y mi gabardina, y una última palabra de despedida, siempre que pasen por mi tumba piensen con felicidad: Aquí yace aquel que nos amó.”

Colaboración: Elsa Castañeda. Este artículo es Copyright ©ProyectoMascota.com. Todos los derechos reservados.

Leído en: ProyectoMascota

2 de junio – Día Nacional del Perro – Argentina
“Chonino fue un perro argentino de raza Ovejero Alemán de pelo largo que perteneció a la Policía Federal Argentina, recordado por ser el único que murió en acción en toda la historia de la Fuerza, y que por su valentía y sacrificio se conmemora el “Día Nacional del Perro” … (Wikipedia)

También hay un Día del Perro Callejero. “Desde el 27 de julio de 2008, por iniciativa de un estudiante chileno, se conmemora el Día Internacional del Perro Callejero. El objetivo de esta fecha, que se celebra en varios países de Latinoamérica y en España, es crear conciencia colectiva y ayudar a todos los animales en situación de calle… que presentan un potencial peligro para la salud de las personas.”

Anuncios

Post Invitado: Os lo dije. David Nezan

enero 10, 2017

 “David, autor del blog “De todo un poco”, nos envía el siguiente texto y nos invita a una reflexión:

postinvitado“Todos somos vida, tenemos un 75% de agua al nacer y un 65% en la edad adulta. También estamos formados por Carbono, Nitrógeno, Calcio, Fósforo y otro minerales. El agua la guardamos en las células y también circula por la sangre (ver en detalle).

A medida que nos hacemos mayores, nuestro cuerpo va pasando por los diferentes estados del crecimiento de un ser vivo (nace, crece, se reproduce y muere). Pero nuestra mente se va volviendo compleja, va perfeccionando ese personaje que quiso ser en esta vida.

Como toda creación: crear un cuadro, una figura, un texto, un personaje de videojuego, un dibujo, un hijo, etc. Como cualquier cosa que creemos en esta vida, le cogeremos cariño. Y despegarnos de nuestras creaciones es doloroso.

Nuestra mayor creación en esta vida: “nuestro personaje” es el que desaparece cuando morimos, el resto de nosotros se mezcla con el resto de vida del planeta. Nuestro miedo a la muerte, es, en realidad, miedo a perder lo que hemos creado.

Por eso la gente quiere que se le recuerde: la gente mayor se refugia en sus familiares, los jóvenes en sus amigos y los adolescentes en sus seguidores de Twitter y todos quieren ser como su Youtuber preferido.

¿Porqué no nos conformamos con ser un 65% de agua? En eso, sólo en eso, el resto de los animales nos ganan. Ellos no tienen miedo a la muerte. En cambio, a nosotros la muerte nos produce miedo a vivir. Miedo a arriesgarnos, miedo a hacer y pensar de forma diferente, miedo al qué dirán.

Para vivir como lo que somos, agua y otros minerales, debemos perder todos los miedos.

En eso consiste la vida, en superar todos los miedos, porqué habremos puesto nuestro granito de arena, no en el vecino del quinto, ni en el jefe del trabajo, ni en la cajera del súper. Sino en la vida del planeta Tierra, ese ser vivo, que nos nutre, nos protege, nos acoge y nos da vida, día a día, vida a vida.

Y entre todos los seres vivos, entre todas las vidas vividas y que quedan por venir, seguiremos evolucionando en seres vivos más ricos, más complejos y más sabios.

Nuestro aprendizaje de ahora es el de crecimiento más rápido de la historia, estamos en el mejor momento de nuestra vida en la Tierra, no tenemos depredadores, no tenemos límites (bueno, ahora con Trump, puede que surjan). Hemos evolucionado más en los últimos 50 años que en los 2000 años anteriores. Y no se sabe qué pasará, pero el ser vivo que nos gobierna, la Tierra, está sufriendo cambios por nuestra culpa.

El estrés al que estamos sometiendo a la Tierra, nos ha hecho aprender mucho en poco tiempo.

La pregunta es: ¿Nosotros gobernamos a la Tierra o es la Tierra la que nos gobierna a nosotros? De momento, parece que todo está bajo control, el ser humano es bueno aparentando tranquilidad y seguridad, hay que bailar mientras suene la música. ¿O no es cierto que nadie hizo caso a las predicciones de la burbuja inmobiliaria del 2006? Y hasta que la vivimos no nos dimos cuenta. El ser humano no sabe predecir, si está aprendiendo a predecir el tiempo que hará en cinco días. Eso sí, sí que sabe decir os lo dije.

Mi opinión es que la Tierra hablará como ser vivo que es y yo sí podré decir “os lo dije”. ¿Qué opinas tú?”

Escrito y enviado por: David, es autor del blog “De todo un poco“: http://davidnez.wordpress.com

Ecología espiritual. Miguel Grinberg

diciembre 12, 2016

(vía revista Uno Mismo) 

“… Aquí y ahora, fantasmas y espectros emanan de los titulares de los diarios y de los telenoticieros donde proliferan reseñas incesantes sobre todas las variantes imaginables de la descomposición personal y social, como si fuesen la única opción colectiva. Como si todo consistiera en esquivar las múltiples facetas de una rutina donde el único desenlace parece la devastación.

No cabe duda: una parte del mundo -envenenada por la mentira– agoniza sin remedio. Pero no es lo único que se agita en el alma universal.

También hay nuevos corazones latiendo al ritmo de la revelación. Hay soles interiores renovando el sentido de la vida, que late insobornable, hasta en las autopistas atestadas.”

Leído en: Revista UnoMismo Nro. 371, columna Ecología Espiritual por Miguel Grinberg.
Blog del autor: http://miguelgrinberg.blogspot.com/
Más del mismo autor:

Economías con corazón versus El relato de prosperidad del Imperio

Enfoques del tema de la guerra

Sobre Buenos Aires Ciudad: factores de descerebramiento

Pestes

noviembre 1, 2016

Reflexionamos con Eduardo Galeano:

Cuidado con los bichos.

loshijosdelosdiasEn 1986, la peste de las vacas locas golpeó a los británicos, y más de dos millones de vacas, sospechosas de contagiosa demencia, fueron castigadas con la pena capital.

En 1997, la gripe del pollo, difundida desde Hong Kong, sembró el pánico y condenó a un millón y medio de aves a la muerte precoz.

En el año 2009, estalló en México y en los Estados Unidos la gripe porcina, y el planeta entero tuvo que enmascararse contra la peste.

Millones de cerdos, no se sabe cuántos, fueron sacrificados por toser o estornudar.

¿Quién tiene la culpa de las pestes humanas? Los animales.

Así de simple.

En cambio, están libres de toda sospecha los gigantes del agronegocio mundial, esos aprendices de brujos que convierten los alimentos en bombas químicas de alta peligrosidad.”

Leído en: Los Hijos de los Días/Noviembre 1, Eduardo Galeano, Siglo XXI, pág. 347.

Día sin autos

septiembre 20, 2016

Septiembre 22

“Los ecologistas y otros irresponsables proponen que por un día, en el día de hoy, los automóviles desaparezcan del mundo.
loshijosdelosdias¿Un día sin autos? ¿Y si el ejemplo se contagia y ese día pasa a ser todos los días?
Dios no lo quiera, y el Diablo tampoco.
Los hospitales y los cementerios perderían su más numerosa clientela.
Las calles se llenarían de ridículos ciclistas y patéticos peatones.
Los pulmones ya no podrían respirar el más sabroso de los venenos.
Las piernas, que se han olvidado de caminar, tropezarían con cualquier piedrita.
El silencio aturdiría los oídos.
Las autopistas serían deprimentes desiertos.
Las radios, las televisiones, las revistas y los periódicos perderían a sus más generosos anunciantes.
Los países petroleros quedarían condenados a la miseria.
El maíz y la caña de azúcar, ahora convertidos en comida de autos, regresarían al humilde plato humano.”

😉
Leído en: Los Hijos de los Días, Eduardo Galeano, Siglo XXI, pág.302.

A %d blogueros les gusta esto: