Archive for the ‘Medio ambiente’ Category

Post Invitado: Os lo dije. David Nezan

enero 10, 2017

 “David, autor del blog “De todo un poco”, nos envía el siguiente texto y nos invita a una reflexión:

postinvitado“Todos somos vida, tenemos un 75% de agua al nacer y un 65% en la edad adulta. También estamos formados por Carbono, Nitrógeno, Calcio, Fósforo y otro minerales. El agua la guardamos en las células y también circula por la sangre (ver en detalle).

A medida que nos hacemos mayores, nuestro cuerpo va pasando por los diferentes estados del crecimiento de un ser vivo (nace, crece, se reproduce y muere). Pero nuestra mente se va volviendo compleja, va perfeccionando ese personaje que quiso ser en esta vida.

Como toda creación: crear un cuadro, una figura, un texto, un personaje de videojuego, un dibujo, un hijo, etc. Como cualquier cosa que creemos en esta vida, le cogeremos cariño. Y despegarnos de nuestras creaciones es doloroso.

Nuestra mayor creación en esta vida: “nuestro personaje” es el que desaparece cuando morimos, el resto de nosotros se mezcla con el resto de vida del planeta. Nuestro miedo a la muerte, es, en realidad, miedo a perder lo que hemos creado.

Por eso la gente quiere que se le recuerde: la gente mayor se refugia en sus familiares, los jóvenes en sus amigos y los adolescentes en sus seguidores de Twitter y todos quieren ser como su Youtuber preferido.

¿Porqué no nos conformamos con ser un 65% de agua? En eso, sólo en eso, el resto de los animales nos ganan. Ellos no tienen miedo a la muerte. En cambio, a nosotros la muerte nos produce miedo a vivir. Miedo a arriesgarnos, miedo a hacer y pensar de forma diferente, miedo al qué dirán.

Para vivir como lo que somos, agua y otros minerales, debemos perder todos los miedos.

En eso consiste la vida, en superar todos los miedos, porqué habremos puesto nuestro granito de arena, no en el vecino del quinto, ni en el jefe del trabajo, ni en la cajera del súper. Sino en la vida del planeta Tierra, ese ser vivo, que nos nutre, nos protege, nos acoge y nos da vida, día a día, vida a vida.

Y entre todos los seres vivos, entre todas las vidas vividas y que quedan por venir, seguiremos evolucionando en seres vivos más ricos, más complejos y más sabios.

Nuestro aprendizaje de ahora es el de crecimiento más rápido de la historia, estamos en el mejor momento de nuestra vida en la Tierra, no tenemos depredadores, no tenemos límites (bueno, ahora con Trump, puede que surjan). Hemos evolucionado más en los últimos 50 años que en los 2000 años anteriores. Y no se sabe qué pasará, pero el ser vivo que nos gobierna, la Tierra, está sufriendo cambios por nuestra culpa.

El estrés al que estamos sometiendo a la Tierra, nos ha hecho aprender mucho en poco tiempo.

La pregunta es: ¿Nosotros gobernamos a la Tierra o es la Tierra la que nos gobierna a nosotros? De momento, parece que todo está bajo control, el ser humano es bueno aparentando tranquilidad y seguridad, hay que bailar mientras suene la música. ¿O no es cierto que nadie hizo caso a las predicciones de la burbuja inmobiliaria del 2006? Y hasta que la vivimos no nos dimos cuenta. El ser humano no sabe predecir, si está aprendiendo a predecir el tiempo que hará en cinco días. Eso sí, sí que sabe decir os lo dije.

Mi opinión es que la Tierra hablará como ser vivo que es y yo sí podré decir “os lo dije”. ¿Qué opinas tú?”

Escrito y enviado por: David, es autor del blog “De todo un poco“: http://davidnez.wordpress.com

Anuncios

Ecología espiritual. Miguel Grinberg

diciembre 12, 2016

(vía revista Uno Mismo) 

“… Aquí y ahora, fantasmas y espectros emanan de los titulares de los diarios y de los telenoticieros donde proliferan reseñas incesantes sobre todas las variantes imaginables de la descomposición personal y social, como si fuesen la única opción colectiva. Como si todo consistiera en esquivar las múltiples facetas de una rutina donde el único desenlace parece la devastación.

No cabe duda: una parte del mundo -envenenada por la mentira– agoniza sin remedio. Pero no es lo único que se agita en el alma universal.

También hay nuevos corazones latiendo al ritmo de la revelación. Hay soles interiores renovando el sentido de la vida, que late insobornable, hasta en las autopistas atestadas.”

Leído en: Revista UnoMismo Nro. 371, columna Ecología Espiritual por Miguel Grinberg.
Blog del autor: http://miguelgrinberg.blogspot.com/
Más del mismo autor:

Economías con corazón versus El relato de prosperidad del Imperio

Enfoques del tema de la guerra

Sobre Buenos Aires Ciudad: factores de descerebramiento

Pestes

noviembre 1, 2016

Reflexionamos con Eduardo Galeano:

Cuidado con los bichos.

loshijosdelosdiasEn 1986, la peste de las vacas locas golpeó a los británicos, y más de dos millones de vacas, sospechosas de contagiosa demencia, fueron castigadas con la pena capital.

En 1997, la gripe del pollo, difundida desde Hong Kong, sembró el pánico y condenó a un millón y medio de aves a la muerte precoz.

En el año 2009, estalló en México y en los Estados Unidos la gripe porcina, y el planeta entero tuvo que enmascararse contra la peste.

Millones de cerdos, no se sabe cuántos, fueron sacrificados por toser o estornudar.

¿Quién tiene la culpa de las pestes humanas? Los animales.

Así de simple.

En cambio, están libres de toda sospecha los gigantes del agronegocio mundial, esos aprendices de brujos que convierten los alimentos en bombas químicas de alta peligrosidad.”

Leído en: Los Hijos de los Días/Noviembre 1, Eduardo Galeano, Siglo XXI, pág. 347.

Día sin autos

septiembre 20, 2016

Septiembre 22

“Los ecologistas y otros irresponsables proponen que por un día, en el día de hoy, los automóviles desaparezcan del mundo.
loshijosdelosdias¿Un día sin autos? ¿Y si el ejemplo se contagia y ese día pasa a ser todos los días?
Dios no lo quiera, y el Diablo tampoco.
Los hospitales y los cementerios perderían su más numerosa clientela.
Las calles se llenarían de ridículos ciclistas y patéticos peatones.
Los pulmones ya no podrían respirar el más sabroso de los venenos.
Las piernas, que se han olvidado de caminar, tropezarían con cualquier piedrita.
El silencio aturdiría los oídos.
Las autopistas serían deprimentes desiertos.
Las radios, las televisiones, las revistas y los periódicos perderían a sus más generosos anunciantes.
Los países petroleros quedarían condenados a la miseria.
El maíz y la caña de azúcar, ahora convertidos en comida de autos, regresarían al humilde plato humano.”

😉
Leído en: Los Hijos de los Días, Eduardo Galeano, Siglo XXI, pág.302.

Una buena: El agujero en la capa de ozono se achicó

junio 30, 2016

Día Mundial de Medio Ambiente. Se celebra el 5 de junio de cada año desde 1973.

“EL AGUJERO EN LA CAPA DE OZONO SE ACHICO Y PODRIA CERRARSE A MEDIADOS DE SIGLO. 

El planeta, “en camino de la recuperación”.

Expertos del MIT registraron que, desde el tratado internacional que acordó acciones contra el CFC, el daño comenzó a revertirse. Proponen acciones contra el aumento de la temperatura global.

Científicos estadounidenses observaron señales de que el agujero de la capa de ozono comienza a reducirse y estimaron que podría cerrarse por completo a mediados de este siglo, según un estudio publicado en la revista Science. El equipo de especialistas descubrió que la reducción supera los cuatro millones de kilómetros cuadrados desde el 2000, cuando alcanzó un pico. Los científicos consideran que el Protocolo de Montreal, de 1987, fue clave para revertir la situación.

El equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) descubrió que el agujero de la capa de ozono se redujo en los últimos 16 años. Más de la mitad de esa reducción, aseguraron, se debió a la disminución del cloro atmosférico generado por clorofluorocarbonos (CFC), una familia de gases usados en la industria de la refrigeración, los aerosoles y la limpieza en seco. A partir del Protocolo de Montreal, impulsado por Naciones Unidas en 1987, los países responsables de la emisión se comprometieron a dejar de utilizar estos gases para detener la destrucción de la capa de ozono.

Los científicos observaron que, desde el 2000, la recuperación se ralentizó en algunos intervalos de tiempo debido a los efectos de las erupciones volcánicas, aunque en general la capa de ozono parece estar en recuperación. Susan Solomon, la autora principal del estudio y profesora de Química Atmosférica y Ciencia Climática en el MIT, afirmó: “podemos estar seguros de que los pasos que hemos dado han puesto al planeta en el camino de la recuperación”. La científica aseguró que, mientras los niveles de cloro continúen disipándose, el agujero de la capa de ozono continuará achicándose, y podría quedar cerrado de manera permanente.

“¿No es acaso excelente para nosotros? ¿Acaso no somos increíbles humanos que decidieron colectivamente revertir una situación deshaciéndonos de estas moléculas? Lo hicimos y ahora estamos viendo la respuesta del planeta”, agregó. Para evaluar el impacto del acuerdo y el progreso del agujero en la capa de ozono, los científicos analizaron los registros en cada mes de septiembre entre 2000 y 2015.

“Los modelos matemáticos desarrollados por diversos grupos de científicos predicen en su mayoría que la capa de ozono puede llegar a sus valores previos al comienzo de su deterioro en la década del 1980, hacia mediados del presente siglo”, expresó Rubén Piacentini, director del área de física atmosférica del Conicet, quien participó de los equipos científicos implicados en el Tratado.

Acerca del protocolo de Montreal Piacentini apuntó: “A partir de la primera firma se comenzaron a notar los efectos. En 2006, junto con especialistas de distintos países y en el Informe Mundial de la Organización Meteorológica Mundial informamos que el Tratado de Montreal estaba funcionando bien y que la destrucción de la capa de ozono se había detenido en gran parte del planeta”.

Los gases CFC duran entre 50 y 100 años en las atmósfera y con el tiempo alcanzan la estratósfera, lo que inicia el proceso de destrucción del ozono, que protege la vida en la tierra al absorber los rayos ultravioletas del sol (UV). En 2009, la NASA demostró mediante un simulador que, si se hubiesen seguido usando los gases CFC, el agujero de ozono habría cubierto la totalidad del planeta. “Esa situación extrema fue evitada gracias al esfuerzo conjunto de la sociedad, esto realmente tiene que ver con el compromiso de las personas y los empresarios, y la acción de aquellos que generan políticas”, dijo Solomon.

Piacentini señaló que el éxito del Tratado debería tomarse “como ejemplo” para apuntar a reducir el aumento de la temperatura ambiente del planeta, que “está causando serios problemas al presente y se agravarán en el futuro, si no se toman medidas al respecto”.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-303219-2016-07-02.html

A %d blogueros les gusta esto: