Archive for the ‘Mujeres y varones’ Category

Tipos de violencia hacia las mujeres

noviembre 24, 2015

25 de noviembre
A propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer:

La campaña «16 días de activismo contra la violencia de género» comienza el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y termina el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos. …” 

Más info en: http://www.un.org/es/events/endviolenceday/

El afiche: Mujeres en Movimiento

En el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos leemos:

“La fecha fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999 a partir de una iniciativa de República Dominicana, en conmemoración del asesinato de las tres hermanas Mirabal por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, el 25 de noviembre de 1960.

En 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en la que se definió el concepto de “violencia contra la mujer” como “Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”.

Aquella Asamblea reconoció necesaria “una declaración de los derechos que se deben aplicar para asegurar la eliminación de toda violencia contra la mujer en todas sus formas, y un compromiso de los Estados y de la comunicad internacional en general para eliminar la violencia contra la mujer”.

El 17 de diciembre de 1999, la ONU designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La ONU invitó a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a organizar actividades dirigidas a sensibilizar al público respecto del problema en este día como una celebración internacional.

En Argentina existe un conjunto de leyes en torno a la protección de la mujer entre las que se pueden mencionar

-la Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (2009);

-la Ley 25.673 (2003) que crea el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, que garantiza los derechos reproductivos como derechos humanos y otorga la posibilidad de decidir sobre la planificación familiar accediendo a métodos anticonceptivos y consultorías;

-la Ley 26.130 de intervenciones de anticoncepción quirúrgica, que garantiza la posibilidad de realizar la ligadura de trompas para todas las mujeres y sin la intervención de la pareja;

-la Ley 25.929 de Parto Humanizado(2004), que garantiza los derechos de las mujeres embarazadas y elimina prácticas de maltrato en las salas de parto;

-la Ley 26.150 (2006) Programa Nacional de Educación Sexual Integral, que garantiza el derechos de niñas, niños y adolescentes de acceder a información veraz y científica sobre su sexualidad,

-y la Ley Nº 26.364 para la Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas (2008).

Desde el Estado nacional se trabaja día a día para equiparar las disparidades que existen en torno al género, para lograr una sociedad más justa e igualitaria.

“… Pero yo quiero honrarlas dando de mí lo mejor que tenga porque yo creo que no hay mejor homenaje que desempeñarse con honor, con convicción, con patriotismo y con entrega absoluta en el lugar que cada uno de nosotros o nosotras tenemos. Esto implica, también, tener templanza cuando nos atacan; esto implica también tener firmeza en nuestras convicciones para poder llevar adelante ese proyecto nacional, popular y democrático, que tantas veces fue truncado, interrumpido en nuestro país” Cristina Fernández  de Kirchner

Leído en: Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
http://www.jus.gob.ar/derechoshumanos/efemerides/2014/11/25/25-de-noviembre-dia-internacional-de-la-no-violencia-contra-la-mujer.aspx

 

Día nacional de los derechos políticos de la mujer

septiembre 23, 2015

23 de septiembre

votofemeninoEl 23 de septiembre de 1947, durante el primer gobierno del General Juan Domingo Perón, se promulgó la Ley N° 13.010, que instituyó el voto femenino, promovido fundamentalmente por Evita como unas de las principales banderas por la defensa de la igualdad y ampliación de derechos para las mujeres.

Superando grandes cuestionamientos conservadores y opositores, esta legislación se aprobó por unanimidad el 9 de septiembre de 1947 en una histórica sesión especial de la Cámara de Diputados.

La Ley del Voto Femenino se puso en práctica en las elecciones del 11 de noviembre de 1951 cuando Perón fue reelecto para un segundo mandato con el 63.9% de los votos. De aquel sufragio participaron 3.816.654 mujeres, haciendo valer por primera vez su derecho de elegir y ser elegidas. Resultaron electas 109 mujeres (entre diputadas nacionales, senadoras y legisladoras provinciales), todas ellas integrantes del Partido Justicialista, el únic espacio de representaciòn popular que llevó mujeres en sus listas.

Evita, que había sido propuesta como candidata a la vicepresidencia, debió renunciar a esa postulación debido a la presión de los sectores conservadores y a su grave estado de salud. Doce días después de aquel primer sufragio, dijo a una multitud: “Mujeres de mi Patria: recibo en este instante de manos del gobierno de la Nación la ley que consagra nuestros derechos cívicos. Y la recibo entre vosotras con la certeza de que lo hago en nombre y representación de todas las mujeres argentinas, sintiendo jubilosamente que me tiemblan las manos al contacto del laurel que proclama la victoria. Aquí está, hermanas mías, resumida en la letra apretada de pocos artículos, una historia larga de luchas, tropiezos y esperanzas…”.

Las palabras pronunciadas por Evita aquel día reivindicaron la lucha iniciada varios años antes por otras argentinas, entre ellas las médicas Cecilia Grierson y Elvira Rawson, la poeta Alfonsina Storni, la dirigente socialista Alicia Moreau de Justo y la feminista Julieta Lanteri, entre muchas otras. Para ese momento ya habían existido a lo largo de la historia varios proyectos de voto femenino, uno de ellos presentado en 1911 por el socialista Alfredo Palacios, y otros 22 similares que nunca prosperaron.

Gracias al nuevo escenario político dado por el triunfo de Juan Domingo Perón en 1946, Evita y las mujeres que se incorporaron a la lucha hicieron suyos aquellos reclamos hasta lograr la sanción de la ley para luego, desde el Partido Peronista Femenino, difundirla y explicarla para darla a conocer en todos los rincones del país.

La representación femenina parlamentaria del 15% lograda aquel día cayó tras el golpe de 1955, que derrocó el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón, y volvió a recuperarse recién en 1991, cuando las mujeres lograron imponer la ley de cupo.

Hoy, pasados más de veinte años de ese logro, Argentina, que junto con Brasil está en los muy pocos países conducidos por una mujer, cuenta con una representación femenina parlamentaria cercana al 40%, lo que la ubica entre las cinco más altas del mundo.

El gran protagonismo político de las mujeres argentinas, estrechamente vinculado en los últimos años a la sanción de leyes de reconocimiento y ampliación de derechos -como, entre otras, las de  educación sexual, matrimonio igualitario, muerte digna e identidad de género- está marcado a fuego por aquellas jornadas de seis décadas atrás, cuando con la pasión y la tenacidad de Eva Perón, las mujeres hicieron realidad por vez primera su derecho al voto y a la posibilidad de ser electas.”

Fuente: Secretaría de Derechos Humanos/Ministerio de  Justicia y derechos Humanos

http://www.jus.gob.ar/derechoshumanos/efemerides/2014/09/23/dia-nacional-de-los-derechos-politicos-de-la-mujer.aspx

Decálogo de juegos y juguetes no sexistas

agosto 10, 2015

Día del niño, 3er. domingo de Agosto, en Argentina.

Podemos salir a comprar juegos y juguetes con este texto en mente dejando atrás prejuicios y estereotipos, y promoviendo la convivencia, la cooperación, la igualdad y la diversidad

“…Para evitar la violencia latente y simbólica que generan los estereotipos machistas existe un decálogo de juegos y juguetes no sexistas que conviene recordar:

1. Los niños y las niñas aprenden jugando. El juego es libre y espontáneo. No hay juguetes de niños o de niñas. Evita los que transmitan esta idea.

2. No hay colores de niños o de niñas. Sólo etiquetas sociales que limitan la creatividad.

3. Intenta elegir juguetes que reflejen la diversidad de cada persona.

4. Escoge juguetes que sean seguros, acordes con la edad y libres de prejuicios sexistas.

5. Elige juguetes que reúnan a niñas y niños cooperando y compartiendo espacios, tanto públicos como domésticos. Les enseñarás a construir un mundo más libre e igualitario.

fb-mujericolas

6. Busca juegos y juguetes que potencien la igualdad en la participación y el desarrollo de sentimientos y afectos, sin diferenciación, en niñas y niños.

7. Evita juguetes, juegos y videojuegos violentos.

8. Educa para resolver problemas de forma positiva, constructiva y creativa.

9. A veces la publicidad muestra imágenes y valores distintos de los que queremos enseñarles.

10. Busca libros, juegos, videojuegos y juguetes en los que se nombren y estén presentes niñas y niños.

Fuente: Instituto Andaluz de la Mujer
Leído en: Mujerícolas: http://mujericolas.blogspot.com.es/2014/12/violencia-simbolica-contra-las-mujeres.html

Virginidades. Estado actual de un antiguo tabú (vía Psicología/Página12)

julio 30, 2015

Lecturas… 

“Las autoras se preguntan “de qué manera se sitúa hoy el tabú de la virginidad”: si ya no opera o si toma otros modos. “Encontramos que en muchos casos hay una precipitación a zambullirse en la sexualidad, sin que se localice el ritual amoroso de la entrega”.

Por Patricia Karpel y Jacqueline Lejbowicz **

virginidadesProponemos hacer una lectura de “El tabú de la virginidad”, artículo que escribió Freud en 1917, para pensar algunas cuestiones de la adolescencia de hoy; comparando las conductas de cortejo y el lugar de lo amoroso en esta época con lo que Freud situó en su contemporaneidad. Freud, en su texto de 1917, decía que el tabú se funda en un peligro esencial: el temor a la mujer. Que se teme a la mujer por ser incomprensible, enigmática, singular y, sobre todo: enemiga. El hombre, afirma Freud, teme ser debilitado por la mujer, ser contagiado de su femineidad y volverse incapaz de realizar sus hazañas viriles. Podríamos decir entonces que la condición de lo femenino está ligada a lo que no puede comprenderse en significantes, lo que causa enigma, lo que es inédito, particular, imposible de hacer entrar en un conjunto. Lo que escapa a una clasificación posible. Allí, el carácter de notoda que señala Lacan, para nombrar una condición que la función y el campo de la palabra y del lenguaje no llegan a agotar.

En antiguas civilizaciones, las mujeres mayores preparaban mediante rituales a las mujeres por venir. Las danzas y las artes de la seducción y el bordado ponían en juego modos de hacer para introducir la dimensión del enigma, del respeto y de la entrega. Mientras bordaban punto a punto, las mujeres de antaño, hilvanaban un tejido que ya desde Penélope enlazaba la espera al amor, mientras con relatos de ensoñaciones amorosas acariciaban sus oídos. Punto a punto, lazo a lazo, construían un pasaje. El cuerpo cambiaba de vestimentas y se preparaba con palabras y nombres para el escarceo amoroso, como modo de acceder a la femineidad. El tabú de la virginidad y los ritos que lo acompañaban organizaban la vida erótica de las mujeres .La mujer quedaba ligada a aquel que traspasara ese velo, traspaso situado y orientado en el rito de iniciación. Había un pasaje por donde pasar y dar paso. Un rito que, podríamos decir, anudaba real, simbólico e imaginario. El tabú operaba como localizador simbólico de un goce difícil de domesticar en todos los tiempos. El velo del himen y los rituales que acompañaban el himeneo, localizaban y bordeaban ese agujero, tejiendo, bordando y bordeando ese enigma abierto. Se concentraba allí el encanto y el horror; aún también el honor de lo femenino.

En la mitología griega, Himeneo (hijo de Dionisio y de Afrodita), también llamado Himen, era un dios de las ceremonias de matrimonio, inspirador de las fiestas y las canciones. Himeneo es también un género de poesía lírica griega cantada durante la procesión de la novia a la casa del novio en la que se apelaba al dios. Es interesante hacer notar que el himno e himen comparten, desde el punto de vista etimológico, el mismo origen. El himno es una de las primeras formas de poesía, composición poética en alabanza u honor de seres o sucesos extraordinarios. Hay entonces en torno al himen, aquel tesoro otrora preciado, y el himno, un decir poético, que alaba lo femenino y evoca lo fecundo, la apropiación de la tierra, el territorio a conquistar.

La condición de enemiga, de extraña, que Freud señaló, junto a su peligro potencial de feminización para el hombre, puede ser también –si se logra ir más allá del rechazo de lo femenino– el terreno fértil en que el amor puede devenir poesía, decir poético. Pero Freud atribuye a esta dimensión de enemiga, presente en lo femenino, la costumbre de los pueblos primitivos de proceder a la perforación artificial del himen para evitar los designios riesgosos que podrían caer sobre el hombre que la desvirgara. Incluso en lo que, en ese momento, denomina “la conducta de la mujer civilizada contemporánea”, Freud encuentra a la potencial enemiga que tendrá una conducta paradojal de servidumbre y afán de venganza con su marido. Y la causa de esa hostilidad, de ese afán de venganza, Freud la articulará con lo que en el coito reaviva la herida de la castración.

Nos preguntamos de qué manera se sitúa hoy el tabú de la virginidad. ¿Podemos decir que ya no opera? ¿O más bien que toma otros modos? Encontramos que en muchos casos, hay una precipitación a zambullirse en la sexualidad, sin que se localice el ritual amoroso de la entrega. Se prescinde de lo amoroso. En ocasiones, el velo del himen, más que un bien preciado, un tesoro, pasa a ser algo que hay que desgarrar lo antes posible. Si pasa indemne, luego de tiempos cada vez más breves, comienza a ser devaluado. Más aún, devalúa y desprestigia a la joven que aún lo posee. Parecería, incluso, que la moda actual de aplicarse aros y tatuajes en distintas partes del cuerpo cumple una función ligada a agujerear o marcar el cuerpo, sobre todo cuando la pérdida de la virginidad se demora.

La condición de enemiga que Freud señaló, y sobre todo el afán de venganza parece ponerse particularmente en juego en nuestra época: Enemiga, sobre todo, para sí misma.

En la época actual, ¿qué se dice de lo femenino? ¿Qué erótica y qué poética se utilizan para nombrar lo indecible? ¿Y qué dicen ellas? Hay un cambio en los semblantes femeninos, y lo innombrable, se sustituye por una sucesión de imágenes, taponando el ojo, al darle de comer imágenes de las niñas en insinuantes poses para obviar el encuentro con lo imposible de nombrar. A menudo son ellas quienes avanzan. Disuaden lo poético. No esperan el cortejo que provenga del otro. No se tientan tentando. Más bien los avanzan a ellos, en un empuje a igualarse. Desvalorización del amor, época del antiamor –como dice Jacques-Alain Miller–. Se dirigen a los hombres, pero para dejarlos a ellos en el lugar de objeto; pasivos y asustados.

Tomemos algunos tweets, para leer qué dicen y como hablan las adolescentes de esta época: “Nací para ser hombre, soy repajera, me chamuyo a todo el mundo y me gusta ir de frente y jugármela”; “Yo ya me comí a 35, y el pibe que me comí ayer sólo a 10”; “Ahora te cojo enterito. Quiero ser tu amiga con derecho a roce”. “Sos lindo, así que algún día voy a ir a tu casa a violarte. Te como bombón hermoso”.

Y el decir de un adolescente varón: “Mi concepto de chamuyo es mirar a una chica que esté buena y esperar que ella venga y me hable”.

Cuando lo que emerge es la grosería y la mostración del lado de ellas, se puede pensar que lo que está en juego es evitar y conjurar el piropo que pudiera provenir del lado de él. Las palabras crudas con que ellas se dirigen a ellos, sin operación metafórica, ponen en juego la injuria. Mujercitas no ubicándose como causa, sino invirtiendo su lugar, en pos de igualarse haciendo del varón un objeto y rechazando el lugar de ser ellas objeto causa. Avanzan eludiendo el cortejo y el juego de seducción, y entran en competencia con el varón en la contabilidad de conquistas.

Terreno fértil para el lazo de amor, las palabras de amor dan envolturas, arman contornos que recién a la hora del goce se nombrarán más crudamente. Palabras de amor que armen la ilusión de lo compartido, más allá de lo solitario del goce de cada uno. Una mujer, tomando al hombre como relevo para ser Otra para sí misma, podrá amar orientada hacia aquel que le responde por su ser. Para eso, es condición haber asumido la castración, consentir a ser objeto causa de deseo para él y para si.

La vía del amor implica poder hacer con lo extraño y enemigo que “lo hétero” presentifica. Tejer lazos, amigarse con la falta, y en ese agujero tejer el lazo de amor. Asumir la castración permite situar lo Otro, el terreno extraño que lo femenino, lo diferente, lo radicalmente Otro, es para ambos. Lo hétero es también el propio órgano para el hombre, elemento extraño al que intenta domesticar, a menudo poniéndole nombres como “el amigazo”. Entonces, el piropo, el verso, el “chamuyo”, se constituyen como poética masculina, para localizar en pedazos deseados lo indecible del enigma femenino. Aquello que hace decir/maldecir (dit femme, advierte Lacan), causado por una mujer.

** Docentes en la Facultad de Psicología de la UBA. Texto extractado del trabajo “Entre la palabra de amor y la injuria”, presentado en el V Congreso Internacional de Investigación y Práctica Profesional en Psicología.

Leído en: *Página 12 /Psicología / Jue. 30/07/2015

Nunca volveré. Meena Keshwar Kamal

mayo 25, 2015

Un poema activista-feminista…

Soy la mujer que ha despertado
Me he levantado y convertido en tempestad entre las cenizas de mis criaturas abrasadas.
Me he alzado desde los arroyos de la sangre de mis hermanas
Me ha dado fuerzas la cólera de mi nación
Mis ruinosas y quemadas aldeas me llenan de rabia hacia el enemigo,
Soy la mujer que ha despertado,
He hallado mi camino y nunca volveré.
He abierto las puertas cerradas de la ignorancia
Me he despedido de todos los brazaletes de oro
Oh compatriota, ya no soy lo que fui
Soy la mujer que ha despertado
He hallado mi camino y nunca volveré.
He visto criaturas sin hogar vagando descalzas
He visto novias con jena vistiendo luto
He visto gigantes muros de prisiones devorando libertad en su feroz estómago
He vuelto a nacer en medio del coraje y la resistencia épica
He aprendido el canto de libertad en el último aliento, en las olas de sangre y en la victoria
Oh compatriota, oh hermano, no me veas más como débil e incapaz
Con todas mis fuerzas estoy contigo en la senda libertadora de nuestro país.
Mi voz se entremezcla con miles de mujeres en pie
Mis puños se enlazan con los puños de miles de compatriotas
Junto a ti he subido los escalones hacia el camino de mi nación,
Para acabar con todos esos sufrimientos y romper los grilletes de la escavitud,
Oh compatriota, Oh hermano, ya no soy lo que fui
Soy la mujer que ha despertado
He hallado mi camino y nunca volveré.

Meena Keshwar Kamal (1956-1987)
Leído en: Mujerícolas: http://mujericolas.blogspot.com.es/2014/05/nunca-volveremeena-keshwar-kamal.html

Fuente: http://www.rawa.org/ill_sp.htm (Revolutionary Association of the Women of Afghanistan /RAWA … una organización socio-política de mujeres afganesas luchando para la paz, la libertad, la democracia y los derechos de la mujer en un Afganistán dañada por el fundamentalismo).

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.531 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: