Archive for the ‘Post-Invitado/Reblog’ Category

Sentir al Buda en nuestro interior (vía FluyeSinMas)

enero 29, 2020

Hermosas y simples palabras para meditar, reflexionarlas, sentirlas

Vía: Ryushin 22 enero, 2020 Citas de Maestros/Thay*

“No pienses que sólo podrás ser feliz cuando las condiciones que te rodean sean perfectas. La felicidad yace en tu propio corazón.

Buda dijo: “Cuando una persona sabia sufre se pregunta a si misma: ¿Qué puedo hacer para liberarme de este sufrimiento? ¿Quién puede ayudarme? ¿Qué he hecho para liberarme de él?; en cambio cuando una persona necia sufre se pregunta a si misma: ¿Quién me ha perjudicado? ¿Cómo puedo demostrarle a los demás que he sido víctima de una injusticia? ¿Cómo puedo castigar a los que me han hecho sufrir?”.

Como es natural, tienes todo el derecho a sufrir, pero como practicante no tienes derecho a no practicar. Todos necesitamos comprensión y amor, pero la práctica no consiste únicamente en esperar que nos comprendan o nos amen, sino en practicar la comprensión y el amor. Por favor, no te quejes cuando nadie parezca amarte ni comprenderte. Haz el esfuerzo de comprender y amar mejor a los demás. Todos somos corresponsables, y si te aferras a la actitud de culpar a los demás, la situación sólo empeorará.

Empezamos la práctica buscando el sentido de nuestra vida. Sabemos que no deseamos perseguir fama, dinero ni placer sensorial, de modo que aprendemos el arte de vivir conscientemente. Con el paso del tiempo logramos cierto grado de comprensión y compasión, y descubrimos que podemos utilizar estas energías para aliviar nuestro sufrimiento y el de los demás. Este hecho da ya algún significado a nuestra vida.

Seguimos practicando, observando profundamente los Cinco Agregados de los cuales se compone el yo, y sentimos la realidad del no-nacimiento y de la no-muerte que hay en nosotros y en todas las cosas. Esta experiencia nos aporta el mayor alivio, desvanece todos nuestros temores, nos ofrece la verdadera libertad y da verdadero significado a nuestra vida.

Necesitamos lugares donde poder meditar, respirar en silencio y observar y escuchar profundamente. Cuando en casa tenemos problemas, necesitamos una habitación en la que poder refugiarnos. Necesitamos también parques y otros lugares tranquilos para poder practicar la meditación andando solos y con otras personas.

Las escuelas no son únicamente un lugar para transmitir conocimientos técnicos, sino que deben ser también un lugar donde los niños puedan aprender a ser felices, afectuosos y comprensivos, y donde los maestros alimenten a sus alumnos con su propia visión y su felicidad.

Necesitamos que en los hospitales haya lugares en los que los familiares, el personal médico, los pacientes y otras personas puedan meditar, respirar y serenarse a sí mismas. Necesitamos que el congreso sea un lugar donde se traten realmente nuestros problemas. Si eres educador, padre, maestro, arquitecto, empleado, político, médico o escritor, por favor, ayúdanos a crear la institución que necesitamos para nuestro despertar colectivo. Si elegimos funcionarios infelices o incapaces de dar felicidad a sus familias, ¿cómo podemos esperar que hagan feliz a nuestra ciudad o a nuestra nación?. Necesitamos ser capaces de tomar juntos las mejores decisiones. Necesitamos tener paz tanto dentro como fuera de nosotros.

El corazón de Buda se halla en el interior de cada uno. Necesitamos entrar en nuestro corazón, lo cual significa sentir al Buda en nuestro interior. Y sentir al Buda en nuestro interior significa estar presentes para nosotros mismos, para nuestros sufrimientos y alegrías, y para muchas otras personas. Cuando somos conscientes podemos exhibir una sonrisa que demuestra nuestra transformación.

Al permanecer maravillosamente unidos, hemos podido sentir el corazón de Buda. Por favor, practica como un individuo, una familia, una ciudad, una nación y una comunidad del mundo entero. Cuida mucho la felicidad de todos los que te rodean. Disfruta de tu respiración, de tu sonrisa, de iluminar con la luz de la conciencia todo cuanto hagas.

Las enseñanzas de Buda sobre la transformación y la curación no son teóricas, sino muy profundas. Pueden practicarse cada día. Por favor, practícalas y compréndelas. Estoy convencido de que puedes hacerlo.”

Thay

Leído en: * https://fluyesinmas.es/sentir-al-buda-en-nuestro-interior/

¿Fiesta? — Estación de micros

diciembre 28, 2019

bue-ní-si-mo, además me hizo reír…

Harta de rechazar invitaciones navideñas ese año probó una nueva estrategia. Accedió sin objeciones a todos los planes que le proponían. Simultáneamente, en el anochecer del 24, cada casa recibió envases térmicos con la siguiente indicación: Me ahorré la excusa pero no la comida. Prepara la vianda sin chistar. El niño Jesús te ama y […]

via ¿Fiesta? — Estación de micros

Como me gusta el sol y la fruta

diciembre 27, 2019

Qué decir de Angel Ros y de sus fotos y de esos versos que le salen del corazón..?

Palabras y fotos

IMG_1860oo
He ido a comprar flores, pero en el cielo estaba lleno de nubes, que triste puede ser ese país sin sol le he preguntado a la dependienta saldrá el sol, hoy no pero mañana un poquito, pero el sol al ver las flores se ha puesto contento y hemos jugado los dos ha hacer fotos de las flores.

Ver la entrada original

Mis Dos pequeñas Golondrinas – Palabras para Adéle (enviado por un lector)

octubre 27, 2019

Hace algún tiempo, un lector apodado Mario Anónimo, envió un par de poemas

El invierno se va con su viento
Triste lastimoso y cruel
Y se marchan con el
El eco de su gélido lamento
Que silban las copas de los árboles
Azotadas y castigadas por el frío invernal
Por el látigo helado del dios ancestral
hiriente gemido que no tiene edad
que llega desde lo profundo del tiempo.
Despacio y floreciente llegará la primavera
Con sus verdes y relucientes colores
Se renovaran viejos amores
Que anidaran en las antiguas ramas
Heredadas por sus antepasados,
Eternos amores en el tiempo jurados.
En mí aletargado balcón somnoliento
De mi pequeña ventana
Cansada de soñar con mejores tiempos
Una pequeña Golondrina construye su nido
basta una sola golondrina
para mi pequeño pedacito de cielo
y en mi corazón el aletear de su vuelo
pinto en mi alma un tibio verano
que abrigó mis frías manos.

Me despertabas alegremente cada mañana
Con el gorjeo de tu cantar en mi ventana
Que tiempo tan feliz….
La primavera duro lo necesario
Para que llegara el verano
Y cuando este concluía
Moría mi única alegría
mi esfuerzo por retenerte
en vano sería.
Aquella mañana antes de tu partida
Planeaste tan dulce y suavemente para mí
Antes de que te marcharas
Te dije adiós con mi corazón en la mano
te mire hasta perderte en el horizonte
Y en mi alma se apago mi pequeño verano.
El tiempo pasó y el otoño llego
Con sus hojas y su romántica lluvia
Melodía interminable de un paisaje otoñal.
Oscuras y negras nubes de grises matices
Asechan en el poniente y un viento helado
Nos anuncia que el invierno ha llegado
Todo es gris melancólico y triste
Y en mi memoria solo una pregunta existe
Mi pequeña golondrina a donde te fuiste.

El invierno obligado debe marcharse
Se prende con sus frías garras
Para quedarse… pero
Debe dar paso a la nueva primavera
Que reluciente ya se nota
en valles y las laderas,
Yo estoy esperando tu regreso
mi pequeña Golondrina
días tras días miro mi balcón
que al igual que yo, en silencio te espera
se termina la primavera
y tu no regresas hasta mi ventana
siento una profunda desazón
una aguda espina de angustia atraviesa mi corazón.
Ya en pleno verano con un sol abrazador
Mis esperanzas se marchitan a mí alrededor.
Mi pequeña golondrina
A donde te fuiste…
Al Igual Que “Alfonsina”
Que poemas nuevos de primaveras te fuiste a buscar
Al inmenso mar azul de este cielo en calma
Un profundo dolor me parte el alma
Tu pequeño y humilde gorjeo ya no se oye más.
Te fuiste con Alfonsina a visitar
Los valles y las praderas
En lo profundo del mar
Mis dos pequeñas Golondrinas jamás volverán.

Desde entonces no me gusta el verano
Como un bicho raro me guarezco
Entra las sombras y el silencio
Siempre esperando tu llegada
Días tras días, en las madrugadas
Antes de que el sol se presente
Camino solitario cabizbajo e indiferente
En donde el mar besa la blanca arena
Soñando con encontrarte a vos
Mi Gris azulada Golondrina
O la pequeña huella de “Alfonsina”
En la orilla del mar.
Al mirar el nuevo amanecer
Siento la sensación de que debo creer
Que allá te voy a encontrar
Donde muere el sol como una roja gota de sangre
que de diluye en el poniente y se desangra
Donde se juntan el cielo la tierra y el mar
allí estarás construyendo tu nido
Mi pequeña gris Golondrina
en un Libro de poesía
de la Inmortal “Alfonsina”

Mario Anónimo

Dedicado: A mi humilde y pequeña Gris Golondrina, dueña de mis veranos, que un día anidó en el balcón de mi memoria…Y con mi mayor respeto y admiración, para vos mi querida “Alfonsina Storni”, Mi triste y pequeña Golondrina, qué profunda pena te desgarró el alma, qué dolor tan inmenso te arrancó las alas y te arrastró hasta lo profundo del mar. Te fuiste para no volver jamás a sembrar tus poemas en los arrecifes marinos junto a las caracolas y las estrellas del mar. Yo aun las sigo esperando, “bajaré mi lámpara un poco más” para seguir soñando con el regreso de mi Pequeña Gris Golondrina, junto a este poema dedicado para vos y para la inolvidable “Alfonsina”.
Mario Anónimo

Ocuparse de los sentimientos dolorosos – vía FluyeSinMás

octubre 2, 2019

Tomado del blog FluyeSinMás – Reiki Meditación Budismo Zen

“Cuando sabes cómo cuidar bien tu cuerpo a través del mindfulness, puedes empezar a entrar en el dominio de los sentimientos. Meditar sobre los sentimientos significa ser consciente de cada sentimiento que surge, sea este agradable, desagradable, neutro o mixto. Antes de ocuparnos de los sentimientos dolorosos, debemos aprender primero a ocuparnos de los no dolorosos.

Buda nos aconseja crear el sentimiento de alegría y felicidad para nutrirnos de él antes de afrontar cualquier sentimiento doloroso. Igual que un cirujano puede considerar que un paciente está demasiado débil para someterse a una operación y le recomienda que primero descanse y se alimente bien a fin de prepararse para la intervención, así nosotros necesitamos fortalecer la base de la alegría y la felicidad antes de centrarnos en el sufrimiento. Podemos empezar con la alegría. La alegría y la felicidad están siempre ahí, en forma de semillas, en la conciencia.

Al inspirar, soy consciente del sentimiento de alegría que hay en mí.
Al espirar, sonrío al sentimiento de alegría que hay en mí.
Al inspirar, soy consciente del sentimiento de felicidad que hay en mí.
Al espirar, sonrío al sentimiento de felicidad que hay en mí.

Thay

Leído en: https://fluyesinmas.es/ocuparse-de-los-sentimientos-dolorosos/

A %d blogueros les gusta esto: