Archive for the ‘Taller de Palabras’ Category

Consejos para las cartas de amor

mayo 16, 2017

Buscando cartas… encontré unos sencillos consejos

1. Sé sincero. No copies ninguna de las cartas de amor que hay por Internet. Puedes incluir frases que te gusten: Frases de amor, frases para conquistar, frases románticas. Pero que la carta sea tuya. Expresa con sinceridad lo que sientes.

2. Utiliza palabras sencillas que te salgan del corazón. No seas rebuscado. Procura ser tu mismo/misma. Un “te quiero”, “te amo”, vale más a los ojos de la persona que se los dices que las cartas y los poemas de amor más rebuscados.

3. Piensa en la persona que amas cuando le escribas la carta. Ella te inspirará. Piensa en lo que le gusta, en su forma de ser. Siéntela cerca de ti.

4. Más vale calidad que cantidad. No hagas una carta innecesariamente larga. Guárdate lo mejor para decírselo en persona.

5. Piensa en el objetivo de la carta y trata de ser claro al respecto. Es decir, pregúntate lo que persigues; por ejemplo
Que te perdonen
Que sepa que le amas
Que le recuerdas, que le echas de menos
Otros..

6. No te auto-compadezcas de nada, a no ser que tengas una muy buena razón para ello.

7. Ternura, delicadeza, comprensión, simpatía, sentimiento son ingredientes básicos de las cartas de amor bien hechas.

8. Halaga con sinceridad, no adules y tampoco lo hagas en exceso.

9. Sé generoso. El que ama, no espera recibir. Debes tenerlo claro cuando escribas tu carta. Solo las personas que son generosas, pueden amar de verdad.

10. Cuando hayas terminado de escribir la carta, reflexiona si no es mejor decírselo con tu propia voz. En todo caso cuida tu letra. 

Leído en: EuroResidentes  (Archivo/2007 Blog Acuarela de Palabras)

Anuncios

Consejos para escribir bien: 4 reglas de Joseph Pulitzer

julio 29, 2016

Desde el archivo:

“Si escribes algo para transmitir a tus semejantes … estas son las reglas:

1.- Exprésalo brevemente, empleando solamente las palabras estrictamente necesarias … para que lo lean.

2.- Con mucha claridad y sencillez, usando términos simples, comunes, corrientes, de uso diario … para que lo entiendan.

3.- En forma pintoresca y graciosa … para que lo recuerden.

4.- Y con mucha veracidad y honestidad … para que se guíen por esa luz.”

Vía: Blog Compartiendo y Dialogando

Leyendo historia: el templo y el palacio

mayo 15, 2016

Mis notas de “Esquema de la Historia” :

wells1“…Comienzo de civilización y aparición de templo son simultáneos en la historia. El uno trae a la otra. El surgir de las ciudades es la etapa de la historia marcada por el templo… la divinidad… sacerdotes o sacerdotisas… Había entrado en la vida del hombre, con la ganadería y la agricultura, un sentimiento de diferencia entre los tiempos del año y entre los días mismos. Los hombres empezaban a trabajar y a necesitar días de descanso. El templo con sus festivales, llevaba la cuenta… era como el reloj y el calendario sobre la mesa de escribir.

Pero servía a otras funciones… llevábase el registro y la contabilidad de los acontecimientos, y en ellos tuvo principio la escritura. Allí se albergaba el saber.. el pueblo acudía… en demanda de ayuda.

Los primeros sacerdotes eran además médicos y magos…. Acumulábanse en él (el templo) complejas necesidades, surgía de muchas raíces y menesteres, y el dios que lo dominaba era creación de muchas imaginaciones, estaba formado por toda suerte de impulsos, ideas y cuasi-ideas… anhelos o temores, ansias de poderío, pesadillas o fantasías… Las divagaciones de la niñez y de la juventud son acaso el hito mejor que tenemos para comprender la base fundamental de la religión primitiva… (los dioses) no fueron, en el fondo, sino seres legendarios maravillosos, como los que hoy inventan los chiquillos… (los sacerdotes) fueron durante mucho tiempo la única clase capaz de leer y escribir, los únicos letrados y los únicos pensadores

No era posible vida intelectual ninguna… más que por el sacerdocio. Los templos no eran solamente observatorios, bibliotecas y clínicas: eran también museos y tesoros… Fuera de los templos, el mundo era todavía un mundo de seres humanos totalmente iletrados y vacíos de pensamiento, que iban viviendo al días, sólo para sí…

Hubo sin duda grandes diferencias de templo a templo y de culto a culto, en cuanto a espíritu y calidad del sacerdocio. Algunos habría tal vez crueles, algunos viciosos y codiciosos, muchos torpes y doctrinarios, estúpidos con tradición, pero se ha de tener presente… era necesario que mantuviesen su influjo sobre la mente del pueblo. No podían ir más allá de lo que el pueblo soportara, ya hacia las tinieblas, ya hacia la luz. Su autoridad descansaba, en último término, en la persuasión de que su actividad era propicia.

Claro está que los primeros gobiernos civilizados fueron esencialmente gobiernos sacerdotales… Sabemos que los primeros jefes de Sumeria fueron todos sacerdotes. El gobierno sacerdotal tenía sus puntos flacos, así como su bien arraigada fuerza peculiar. La fuerza de un sacerdocio… subyuga con misteriosos temores y esperanzas. El sacerdocio puede unir a su pueblo para la guerra, pero su tradicionalismo y todos sus métodos le hacen inadecuado para la dirección militar…

Pero en el pueblo cercano hay otro templo y otro dios… De estas dos debilidades principales de todo sacerdocio, es decir, de la incapacidad de una jefatura militar eficiente y de los inevitables celos entre los unos y los otros cultos religiosos, hubo de surgir el poderío real con carácter seglar

Este rey seglar estableció en torno suyo un grupo de dignatarios y, en lo referente a la organización miliar, empezó por tomar parte en la administración de los asuntos del pueblo, antes llevada por los sacerdotes. Así, creado por el sacerdocio y al lado del sacerdote, el rey, protagonista de la clase sacerdotal, aparece en el escenario de la historia humana; muchas experiencias subsiguientes de la humanidad han de entenderse tan sólo como elaboración, complicación o deformación de la lucha, inconsciente o deliberada, entre los dos sistemas de dominio sobre los hombres: el templo y el palacio…” (Continuará)

Leído en: Esquema de la Historia Universal,  H.G.Wells, Lectum Editores Arg. S.A., 1968, cap.XVIII “Dioses y Astros, Sacerdotes y Reyes”.-

PD: El pasado año dediqué algún tiempo a leer Historia. Me encantó! Nunca antes me había entusiasmado con estos temas. Pero, por primera vez en mi vida de décadas, dí con un autor que me explicaba los “hechos”… y me enganché. De modo que, con paciencia, espero poder tipear y dar coherencia a algunos fragmentos que he marcado.  Saludos!

Diez apuntes para escribir cuentos

abril 15, 2016

Aunque no escribamos cuentos, estas reglas nos servirán para apreciar el trabajo realizado por el cuentista… 

Apuntes sobre el arte de escribir cuentos (vía blog tierradetrampas.blogspot.com/)

Por Juan Bosch*

“1. Comenzar bien un cuento y llevarlo hacia su final sin una digresión, sin una debilidad, sin un desvío: he ahí, en pocas palabras, el núcleo de la técnica del cuento. Quien sepa hacer eso tiene el oficio de cuentista, conoce la techné del género. El oficio es la parte formal de la tarea, pero quien no domine ese lado formal no llegará a ser buen cuentista. Sólo el que lo domine podrá transformar el cuento, mejorarlo con una nueva modalidad, iluminarlo con el toque de su personalidad creadora.

2. La primera tarea que el cuentista debe imponerse es la de aprender a distinguir con precisión cuál hecho puede ser tema de un cuento. Habiendo dado con un hecho, debe saber aislarlo, limpiarlo de apariencias hasta dejarlo libre de todo cuanto no sea expresión legítima de su sustancia; estudiarlo con minuciosidad y responsabilidad, pues cuando el cuentista tiene ante sí un hecho en su ser más auténtico, se halla frente a un verdadero tema. El hecho es el tema, y en el cuento no hay lugar sino para un tema.

3. El cuento debe iniciarse con el protagonista en acción, física o psicológica, pero en acción; el principio no debe hallarse a mucha distancia del meollo mismo del cuento, a fin de evitar que el lector se canse.

4. Una sola frase, aun siendo de tres palabras, que no esté lógica y entrañablemente justificada por ese destino manchará el cuento y le quitará esplendor y fuerza. Kipling refiere que para él era más importante lo que tachaba que lo que dejaba; Quiroga afirma que un cuento es una flecha disparada hacia un blanco, y ya se sabe que la flecha que se desvía no llega al blanco.

5. Cuando el cuentista esconde el hecho a la atención del lector, lo va sustrayendo frase a frase de la visión de quien lo lee, pero lo mantiene presente en el fondo de la narración y no lo muestra sino sorpresivamente en las cinco o seis palabras finales del cuento, ha construido el cuento según la mejor tradición del género.

6. Si bien el cuentista tiene que tomar un hecho y aislarlo de sus apariencias para construir sobre él su obra, no basta para el caso un hecho cualquiera; debe ser un hecho humano o que conmueva a los hombres, y debe tener categoría universal. De esa especie de hechos está hecho el mundo; están llenos los días y las horas, y adonde quiera que el cuentista vuelva los ojos hallará hechos que son buenos temas.

7. Los personajes de una novela pueden dedicar diez minutos a hablar de un cuadro que no tiene función en la trama de la novela; en un cuento no debe mencionarse siquiera un cuadro si él no es parte importante en el curso de la acción.

8. Cada cuento es un universo en sí mismo, que demanda el don creador en quien lo realiza. El escritor de cuentos es un artista; y para el artista (sea cuentista, novelista, poeta, escultor, pintor, músico) las reglas son leyes misteriosas, escritas para él por un senado sagrado que nadie conoce; y esas leyes son ineludibles. La primera ley es la ley de la afluencia constante. La segunda ley es la de que el cuentista debe usar sólo las palabras indispensables para expresar acción.

9. El cuento es breve porque se halla limitado a relatar un hecho y nada más que uno. El cuento puede ser largo, y hasta muy largo, si se mantiene como relato de un solo hecho. No importa que un cuento esté escrito en cuarenta páginas, en sesenta, en ciento diez; siempre conservará sus características si es el relato de un solo acontecimiento, así como no las tendrá si se dedica a relatar más de uno, aunque lo haga en una sola página.

10. En la naturaleza activa del cuento reside su poder de atracción, que alcanza a todos los hombres de todas las razas en todos los tiempos.”

Leído en: Blog Tierra de Trampas/Herramientas para escritores

*Juan Bosch (La Vega, 1909 – Santo Domingo, 2001) Político y escritor dominicano… fue un apasionado de las letras desde su juventud y cultivó la disciplina literaria en forma de cuentos y relatos breves para introducirse, después, en el género de la novela. Su abundante obra, escrita dentro y fuera del país, recoge entre otros asuntos la realidad sociocultural de los campos dominicanos, sus conflictos y sus luchas.
Bosch es autor de la novela criolla La mañosa (1936), de ambientación rural, pero se destaca especialmente como autor de los relatos breves Camino real (1933), Indios (1935), Dos pesos de agua (1941), Ocho cuentos (1947), La muchacha de la Guaira (1955), Cuentos escritos en el exilio y apuntes sobre el arte de escribir cuentos (1962) y Más cuentos escritos en exilio (1966). Entre sus obras históricas y políticas destacan títulos como Trujillo: causas de una tiranía sin ejemplo (1961), Composición social dominicana (1978) y La guerra de la Restauración (1982), entre otros.”

Posts relacionados: Hacer un cuento

Mensajes navideños

diciembre 6, 2014

Porque sigue siendo una buena costumbre saludar

 “Feliz, Feliz Navidad! La que hace que nos acordemos de las ilusiones de nuestra infancia, que le recuerde al abuelo las alegrías de su juventud y le transporte al viajero a su chimenea y a su dulce hogar!” (Charles Dickens)

“Las mejores y más recordadas Fiestas Navideñas son aquellas en que tenemos a nuestro lado a los seres queridos y a personas como ustedes!

Que tu hogar se bendiga con Paz y que Cristo mismo entre para ser tu huésped de Navidad!

Que el Niño Jesús, con su infinito amor y su bondad, ilumine vuestro hogar, y lo come de dicha y bendiciones!

Que la celebración de estas Fiestas sea el comienzo de una vida mejor!

Que en estas Fiestas renazca el amor y la luz de la esperanza! Y que la esperanza se transforme en maravillosa realidad!

Que el Niño Dios bendiga sus vidas en estas Fiestas!

Tal vez, el mejor adorno de Navidad sea una gran sonrisa. Si no sabes qué regalar a tus seres queridos en Navidad, regálales tu amor!

Los amigos son como las estrellas que, aunque no puedas ver, sabes que siempre están ahí!

Jesús no tuvo sitio en la posada. Tú tienes un corazón bien grande. Seguro que lo ayudas a encontrar un rincón!”

Leídos en: Canciones y Poemas de Navidad

La imagen: del sitio de CEIPTA (Centro de Estudio e Investigación de la Tarjeta Postal y Fotografía en Argentina)

También: Textos para las tarjetas de salutación en ocasión de las fiestas de fin de año

A %d blogueros les gusta esto: