Posts Tagged ‘Argentina’

#AbortoLegalYa: Carta Abierta de actrices argentinas a diputadas y diputados

abril 1, 2018

“Diputadas, diputados:
Nosotras, actrices argentinas, escribimos esta Carta Abierta con la esperanza de ser escuchadas.
Tal como cada dos años lo hacen ustedes, esta vez nosotras les pedimos su voto.
Les pedimos su voto para terminar con la muerte, la cárcel y el silencio.
No estamos a favor del aborto.
Estamos a favor de la despenalización del aborto.
Y por eso mismo, estamos a favor de la vida.
De todas las vidas: también la de aquellas mujeres que arriesgan sus cuerpos en manos de un negocio siniestro y clandestino.
Les pedimos que voten el proyecto de la Campaña Nacional porque estamos convencidas de que el aborto legal -acompañado de políticas públicas de educación, prevención y contención para evitarlo- nos convertirá en una sociedad más justa, más moderna y definitivamente menos hipócrita.
Se lo pedimos también para que honren el sistema representativo, que simboliza justamente el derecho a elegir.
Les pedimos su voto, finalmente, porque tenemos fe en la democracia.
Llegó la hora.
Hagan Historia y salden su deuda con las mujeres.”

Firmantes: Dolores Fonzi – Nancy Duplá – Carla Peterson – Andrea Pietra – Verónica LLinás – Inés Estevez – Verónica Lozano – Esther Goris – Pilar Gamboa – Jazmín Rodriguez – Alejandra Flechner – Mirta Busnelli – Marina Glezer – Sofía Castiglione – Valería Correa – María Duplaá – Elisa Carricajo – María Eugenia Gerghty – Laura Paredes – Julieta Rodríguez Grumberg – Paloma Contreras – Mariana Chaud – Ana Pauls

Leído  en: http://www.lavaca.org/

Anuncios

Jesús en el bar de La Estrella. Por Mempo Giardinelli

enero 10, 2018

Cuento corto acerca de cómo andamos por aquí

08 de enero de 2018

“–¿Ha visto? –pregunta Jesús, uno de los mozos del Bar La Estrella, con un diario local en la mano.

Es la hora más caliente del mediodía, justo cuando cierran los bancos, que en Resistencia y por el calor atienden al público de 7 a 11,30. Jesús está en cueros bajo la casaca blanca. Cincuentón, fue combatiente en Malvinas y es un buen hombre: decente, tres hijas en la Universidad y una Zanellita que está pagando con la que llega cada mañana desde no sé qué barrio periférico.

–¿Ha visto?

–¿Qué tenía que ver? –y lo miro fijo.

–Lo que están haciendo. Despidos a rolete, ahora en Azul, en Rosario, en Córdoba. No hay día que no despidan cien, doscientos trabajadores. Y los tarifazos, que no se pueden pagar. Yo no sé usted, pero a mí me van a cortar la luz y el agua. Y los jubilados, cómo los jodieron. Y encima sueltan asesinos, mire el coso ése de Mar del Plata. ¿Adónde vamos a ir a parar, eh?

Guardo silencio, bebo un sorbito de café, miro hacia la calle, el pavimento hierve. Algún genio municipal ha cortado unos lapachos tupidos y plantó dos palmeras ornamentales. Además de estúpido, quién sabe qué cometa recibió.

Jesús está de pie junto a mí. Hay algo de miedo en su actitud, y la ansiedad. Espera, le urge una respuesta. Entonces lo miro fijo a los ojos.

–Respóndalo usted, que los votó. ¿Qué me viene a decir a mí?

–Yo, la verdad, no sé si los voté… –lo dice en voz baja, rapidito.

–Vamos, Jesús, no se haga el gil. Si hasta me sobró, en diciembre del 15.

–Bueno, pero uno puede equivocarse. Y yo digo ahora, es ahora que están haciendo estas barbaridades. Todo para ellos, todo para los ricos. Y encima parece que están vendiendo la Patagonia y van a entregar las Malvinas, nomás.

Miro hacia la calle; el tráfico a esa hora es un infierno. Con cuarentipico de grados a la sombra todos parecen huir de un incendio. Vuelvo a Jesús: tiene los ojos húmedos, se le ve el miedo. Es un buen tipo, sólo que confundido, desolado, desierto. Capaz que en cualquier momento hace un puchero y llora. Siento pena pero voy directo a la mandíbula:

–¿Y entonces por qué mantiene la tele clavada las 24 horas en TN, y en este bar siguen comprando Clarín? ¿Todavía no se da cuenta de que envenenan todo?

–No, pare, que eso es orden del patrón. En todos los bares del país el sindicato lo tiene arreglado con las patronales.

–Entonces jódase, Jesús. Yo me siento de espaldas a esa basura pero a usted lo tengo visto mil veces mirando cómo le mienten y aprobando como los gatos chinos de vidriera.

–Yo los voté porque se robaron todo y quería un cambio. ¿Está mal, eso?

–No, pero primero debió pensar qué le robaron a usted. A usted Jesús, a ver, diga qué le robaron a usted. Que arregló su casa y le puso aire acondicionado, se compró la moto y sus tres pibas se inscribieron en una universidad gratuita. A usted nadie le robó nada, Jesús, pero se tragó el cuento envenenado. Y ojo que no niego que en el gobierno anterior hubo corrupción, y muchos la condenamos siempre, porque es una peste histórica de este país Nada la justifica, nunca. Y también por eso perdieron y allá ellos si no lo reconocen ni se autocritican. Pero a usted, Jesús, a usted qué le robaron, si como trabajador pudo tener un proyecto de vida mejor, de crecimiento, con seguridad social, y a millones como usted les iba fenómeno. ¿O me va a decir que no? Pero se tragaron el sapo y votaron esta mierda con la fantasía de ser clase media.

Me detengo y miro hacia la calle, fastidiado. Pero sé que Jesús me mira, como si con ese nombre estuviera viendo la traición de Judas. Giro y remato:

–Y ahora lo estamos pagando todos, porque estos tipos son peores porque encima son cínicos y desalmados. Ahí tiene al presidente que dice que no va a endeudar a hijos y nietos mientras nos endeuda minuto a minuto. Y deuda que no van a pagar ellos sino usted y yo y nosotros y los que vengan por cien años. Estos tipos son chorros de lo peor, y encima chorean para ricos, extranjeros y multinacionales, y todo gracias a su voto. Al de usted y muchos como usted, que se tragaron el cuento. Así que no me joda y por favor tráigame un vaso de agua helada y le pago y me voy.

Se retira en silencio, entre contrariado, furioso y triste. Vaya mezcla.

–¿Y entonces ahora qué hacemos? -dejando el agua y el ticket sobre la mesa.

–Primero aprender. Y ayudar a aprender que nunca más. Como hace 35 años, Jesús: nunca más. Y cultivar la memoria. Que ahí siempre está la verdad, que es el único camino hacia la justicia.

Más que pensativo, perplejo, mira fugazmente la tele, la calle, y vuelve a mí:

–Mi primo el Toto, que es municipal y peruca, dice que la buena gente muchas veces hace pelotudeces.

Estoy saliendo, tras saludarlo de cabeza y con una sonrisa, cuando escucho que murmura en voz bajita, a lo Mendieta:

–Qué lo parió.”

Leído en: Página12-Contratapa
https://www.pagina12.com.ar/87686-jesus-en-el-bar-de-la-estrella

Nota para no-argentinos: Inodoro Pereyra El Renegao y el Perro Mendieta son personajes del Negro Roberto Fontanarrosa humorista gráfico rosarino argentino. Clarín y TN son diario y canal de noticias del grupo de multimedios Clarín.

A mí no me importó (vía revista La Barraca, por Miguel Núñez Cortés)

octubre 20, 2017

Para esa gente que jamás, por bruta o inconsciente, lo asoció a la lucha de quienes se sacrificaron antes para lograrlo, a los que tuvieron la visión política de permitirlo, y ni siquiera recordó haberlo usufructuado… 

(fragmento)  “El famoso poema que comienza con “Primero se llevaron a los comunistas pero a mi no me importó … Dicho en primera persona se podría emular a Martin Niemöller y decir:

Tuve vacaciones anuales que crecían en su extensión cada cinco años de antigüedad en mi trabajo •Cobraba un sueldo trece, más conocido como aguinaldo

• No era raro además que como la masa de ganancias se repartía 50% y 50% entre patrones y obreros, los trabajadores recibiéramos un premio anual extra.

•Mi horario laboral era de lunes a viernes 9 horas, con una hora intermedia de descanso.

•Si trabajaba horas extras los sábados por la mañana, me las liquidaban un 50% más; si lo hacía el sábado por la tarde o el domingo me las pagaban al 100%, igual que en feriados y días no laborables.

Si enfermaba durante las vacaciones, se suspendía inmediatamente el período de descanso, retomándolo una vez logrado el alta médica.

•Recibía ropa de trabajo, a medida, y me la renovaban dos veces por año

•También contaba con todo lo concerniente a la seguridad laboral como arneses, cascos, guantes, zapatos de seguridad, anteojos, etc, tanto para hombres como para mujeres

• La leyes de seguridad industrial y según el número de operarios, obligaban a contar con una enfermera y médico en fábrica, con elementos de primeros auxilios como desfibrilador cardíaco, oxígeno, camillas especiales, sillas de ruedas y todos los medicamentos asociados al accidente laboral.

•Si el trabajo era riesgoso o insalubre tenía jornadas reducidas. En algunos casos hasta podía jubilarme antes.

•Esperaba con ansiedad la renovación anual del convenio colectivo de trabajo, tratativas a cargo de mi organización gremial confederada

•Los hoteles del sindicato eran excelentes y se sostenían con la cuota mensual

• El mar, las montañas, los lagos, ya no estaban tan lejos y pude viajar por Aerolíneas Argentinas

• Los jubilados también accedieron sin reparos ni cortapisas a estos beneficios sociales, y fueron millones los que pudieron cobrar un haber mensual, por el solo hecho de haber sido trabajadores en su larga vida

• Pareció algo de fantasía cuando se logró la actualización de los haberes jubilatorios dos veces por año.

• La Obra Social prestaba servicios de salud para toda la familia. En algunos casos a través de convenios, lograba comprar alimentos a menor precio. En algunos casos aprendí a organizarme en mutuales y cooperativas

•Los instrumentos en materia de préstamos para la primera vivienda propia, eran asequibles para obreros y empleados, los ocultos asalariados (esta denominación es poco asimilable por los de cuello y corbata)

• Los alquileres no eran leoninos y había entidades que me ofrecían créditos blandos para pagar el mes de adelanto y el fondo exigido por el propietario.

•Mis hijos – cada uno – trajo una computadora a casa que les dieron en la escuela pública y la familia toda se incorporó al mundo misterioso de la informática (no quedaron afuera ni los abuelos ni las tías viejas)

•Se les hizo realidad la posibilidad de iniciar estudios superiores en Universidades distribuidas en zonas calificadas como de medianos y bajos recursos económicos

• Eran los edificios universitarios los que se acercaban a los alumnos, ampliando la oferta educativa, a la vez que los jóvenes de las barriadas humildes dejaban de trasladarse

• Las madres sabían que la cercanía disminuía los riesgos inherentes a los horarios nocturnos.

… y todo esto nunca fue importante para mí. Jamás, por bruto o inconsciente, lo asocié a la lucha de quienes se sacrificaron antes para lograrlo, los que tuvieron la visión política de permitirlo, y ni siquiera recordé haberlo usufructuado.

… *ahora trabajo 12 horas por día *no cobro horas extras, *mis vacaciones son de 10 días corridos y la patronal dice que «si estoy de descanso no trabajo» y entonces no debo cobrar las vacaciones *toda la obra social está intervenida por un organismo manejado por CEOs devenidos de la banca privada * ya no se pagan más horas extras, pues los productos importados han reducido la jornada laboral * para sacar un crédito para la vivienda propia, me piden el buco-dental del perro *las zapatillas o alpargatas no aguantan el fierrazo -como lo hacían los zapatos de seguridad con punta de acero-, y devienen las amputaciones de hecho *dicen los médicos que trabajar cerca de las altas temperaturas -sin ropa de protección- me calcina la vida y la vista * y deja estéril la falta del guardapolvo de plomo al soldador *el consultorio médico solo se abre cuando alguien del ministerio avisa a la fábrica que envían la inspección de rutina; dicen que así se reducen costos * espero con ansiedad que cada dos años la patronal me de un aumento mínimo, para poder comer y seguir trabajando *son pocos los chicos que terminan el secundario y ya no piensan en la Universidad, a las que les han congelado o disminuido sus presupuestos anuales * Ya nadie quiere ser maestro de escuela primaria, por lo magros sueldos y las condiciones de trabajo * han vuelto a trabajar los niños y niñas, cómo y dónde se puede • una rebaja en la fórmula del índice del ajuste jubilatorio presagia males mayores * los traslados son cada vez más caros por las quitas de subsidios * los controles prenatales y el plan de vacunación obligatoria, extensivo al ancho territorio de la Patria amada, son un recuerdo *para la salud ya no vamos al médico ni a la farmacia, nos arreglamos con medicamentos caseros y ha retornado la aspirina, las gárgaras de bicarbonato, el té caliente y el transpirar bajo la manta prestada de la abuela.

… cuando me dí cuenta de todo esto, me tocó a mí, pero ya era tarde.”

Leído en: https://www.revistalabarraca.com.ar/no-me-importo/

Construyendo la Colonia (vía reflexionesdeltiburon.blogspot)

octubre 20, 2017

Así andamos por aquí

“El 20% de la deuda que se emite en el mundo es del gobierno de Macri (Argentina).

Leemos:
Uno de cada cinco dólares emitidos en el mercado internacional de deuda corresponde al Estado argentino. De acuerdo a las últimas estadísticas financieras globales, a Argentina le corresponde el 20% del market share entre las colocaciones de bonos por parte de estados soberanos, ya que acumula a septiembre 36.000 millones de dólares de los 183.000 emitidos globalmente. La participación argentina en la torta de las emisiones de deuda soberanas creció desde el 12,47% que tuvo el año pasado.”

Leído en: http://reflexionesdeltiburon.blogspot.com/2017/10/construyendo-la-colonia.html

PD: ¿Qué fue de la consigna “Patria sí, colonia no”?

Rechazar una invitación

agosto 10, 2017

La resistencia debería llevarse adelante sin convertirse en funcional al poder que confronta… 

La Noche de la Filosofía (C.A.B.A.), por Ariel Espasa, para Revista La Barraca*.

“Diego Tatián, uno de los más prestigiosos pensadores de nuestro país, respondió con una contundente negativa a la invitación efectuada por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para participar de la “La noche de la filosofía”.

“El pensamiento no puede estar de fiesta mientras la Argentina es entregada al saqueo económico, cultural y moral por el mismo gobierno que invita a la fiesta argumentó en su misiva el mediterráneo.

Es que el evento se anuncia como una “fiesta” de la filosofía.

Ante esta invitación a participar, a Tatián se le presentaban múltiples posibilidades, entre ellas, presentarse y exponer haciendo eje en su posición expresada más arriba, con la posibilidad de debatir o no en diferentes posibles mesas sobre el tema.

Otra de las opciones consistía en no concurrir y explicar por escrito públicamente el por qué de su decisión, cosa que hizo.

Podría haber optado por otras.

Subiéndonos al vagón de cola del prestigioso decano de la UNC podríamos, además de aplaudirlo, permitirnos repensar una vez más sobre las diferentes formas de participación, de divulgación de ideas y en definitiva, en que espacios se debe debatir, en particular cuando se trata de propiciar ideas asociadas a la soberanía popular.

Michel Foucault sostenía que donde hay poder hay resistencia, y que esa resistencia debía llevarse adelante sin convertirse en funcional al poder que confronta, es decir, la resistencia que el poder concentrado necesita para potenciarse. El poder necesita de la resistencia para aglutinar fuerzas y garantizar el control.

Discernir cuando sin buscarlo se puede propiciar la funcionalidad al poder de turno y cuando no, no es una tarea a priori sencilla.

La tentación a intervenir, responder y confrontar no necesariamente es prolífica en el sentido esperado.

Slavoj Zizek afirma que hay momentos para actuar y otras para resistir, y que esta época (haciendo referencia a los movimientos de izquierda) que transitamos está signada por la segunda.

Vivimos tiempos posmodernos (vocablo más que polémico) donde se proclama el fin de la historia, de los grandes relatos, la muerte de Dios, la no verdad y el fin de las utopías, donde la izquierda clásica parece derrumbarse, cuando se decreta el fin de las ideologías, donde todo es estética y el contenido o sentido pierde su valor, con tibios intentos de reformulación utópica que se multiplican en el más claro sentido soteriológico, que podría parecer en algunos aspectos, algo análogo al período helenístico que desembocó en el cristianismo.

Posmarxismo, izquierda lacaniana, posverdad son aún incipientes intentos de tránsito hacia quien sabe donde.

Fredrick Jameson, profundo interprete de la actualidad, digno representante de la izquierda norteamericana, afirma que todo este síndrome nihilista está pergeñado y fogoneado por los centros de poder, de forma tal que sin ideologías, con sociedades masmediatizadas, la “fiesta” es y será de algunos.

El resto no tenemos nada que festejar.

Sin embargo, nosotros hemos sido capaces de crear una versión local, la tan mentada “grieta” de nuestra sociedad. ¿El paroxismo de la funcionalidad?

En cada posible intervención, corremos el riesgo de caer en esa inconsciente complicidad con la oligarquía autóctona, bicentenaria ya, y sus pares multinacionales.

Tácitamente, (y esto corre por mi cuenta) tal vez Tatián, mucho más capacitado para tomar posición, nos esté diciendo que en determinados lugares y en determinados momentos, no hay que debatir, interpretando de alguna manera esta cuestión de un modo cercano al del esloveno.

Aunque también su negativa podría deberse a la gráfica que promociona el evento, donde se muestra a unos personajes barbudos, algunos fumando en pipa, de rasgos platónicos, todos bebiendo y brindando, burda degradación de tan milenaria práctica.

O tal vez porque se desarrolla durante la noche; aquel que pudiera ser productivo a las tres de la madrugada, con varios brindis encima, merecería el mayor de los reconocimientos.”

Leído en:  *La noche de la Filosofía, Revista La Barraca, Jun 6, 2017
http://revistalabarraca.com.ar/la-noche-la-filosofia/

A %d blogueros les gusta esto: