30 de septiembre de 2020: Falleció el papá de Mafalda

Joaquín Salvador Lavado, universalmente conocido como Quino, falleció a los 88 años. Entre 1964 y 1973 creó una de las tiras cómicas más famosas del mundo: Mafalda.  “Su vigencia es algo que no puedo entender”, confesó en 2014, tras recibir el Premio Príncipe de Asturias en Comunicación y Humanidades.

15 frases de Malfalda, más vigentes que nunca.

1- ¡Paren el mundo, que me quiero bajar!

2- ¡Sonamos, muchachos! ¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno.

3- ¿No sería hermoso el mundo si las bibliotecas fuesen más importantes que los bancos?

4- Lo malo de la gran familia humana es que todos quieren ser el padre.

5- No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta.

6- El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta.

7- ¿Qué habrán hecho algunos pobres sures para merecer ciertos nortes?

8- El problema es que hay más gente interesada que gente interesante.

9- En todas partes cuecen habas, pero nadie se anima a estrangular al maitre.

10- Lo ideal sería tener el corazón en la cabeza y el cerebro en el pecho. Así pensaríamos con amor y amaríamos con sabiduría

11- ¿Y no será que en este mundo hay cada vez más gente y menos personas?

12- Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen.

13- Lo malo de los medios masivos de comunicación es que no nos dejan tiempo para comunicarnos con nosotros.

14- Como siempre: lo urgente no deja tiempo para lo importante.

15- ¿No sería mas progresista preguntar dónde vamos a seguir, en vez de dónde vamos a parar?

Leído en: https://www.pagina12.com.ar/295807-las-15-frases-de-mafalda-que-estan-mas-vigentes-que-nunca

PD: Identificada con Mafalda, yo también me quedo huérfana… sumado a que hoy mismo es el aniversario del fallecimiento de mi mamá, María. Encenderé una velita por los dos… 

Argentina: Día de la memoria, por la verdad y la justicia (enlaces relacionados – materiales para estudiantes)

Algunos materiales para docentes / tareas escolares / temas a buscar:

Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia. Lista de canciones alusivas.

Histórica ronda de las Madres de Plaza de Mayo

Amnitía Internacional en la Dictadura Argentina

Sitios de la Memoria: más señalizaciones

Baldosas por la memoria

Dictaduras: algunas características | Acuarela de palabras

Monstruos

La noche de las corbatas

Carta abierta de un escritor a la Junta Militar

Mirando pinturas: Carlos Alonso / Serie Milicos  (arte)

Mirando pinturas: Carlos Gorriarena / El retorno de los Dinosaurios  (arte)

Mirando pinturas: Carlos Gorriarena / Arte político (arte)

Nunca Más / León Ferrari (arte)

 

Malos recuerdos: canciones prohibidas

Libros prohibidos / libros que muerden

Más:

Derechos Humanos: Patrick Rice

Día Nacional del Derecho a la Identidad

Declaración Universal de Derechos Humanos

PD: Suerte con la tarea! 🙂

Malos recuerdos: canciones prohibidas por la Dictadura

Vía agencia Telam, nota «Canciones prohibidas, regreso con gloria», por Gillespi*, sobre un evento realizado en el año 2015

«El 24 de marzo (de 2015), en el marco del Encuentro Nacional de la Palabra, se presentó la lista de las canciones prohibidas por la dictadura, en las versiones de otros artistas. La propuesta fue doblemente atractiva por la elección de las canciones y quienes aceptaron interpretarlas.

…bajo la superficialidad funcional, una maquinaria oscura se ponía en marcha. En su afán por controlar todo lo que pasaba en el país, los militares tomaron todos los medios de comunicación, canales, radios y diarios, que ahora funcionarían bajo su estricta supervisión. Designaron interventores en todos lados y comenzaron a circular las famosas “listas negras“ de artistas que pasaban a estar prohibidos.

La relación entre la dictadura y el rock fue áspera. Aunque en otros géneros la cosa fue aun más brava. Folcloristas como Mercedes Sosa, Cesar Isella, Horacio Guarany, Ariel Ramírez fueron prohibidos. En el caso del rock, el flaco Spinetta, Charly García, León Gieco, Litto Nebbia, Miguel Cantilo y Piero encabezaron las listas. El criterio de censura abarcaba un amplio abanico donde se combinaban política, espiritualidad, sexo, amor libre y hasta la prohibición por contener en la letra una palabra inconveniente.

Las listas de temas prohibidos incluyen clásicos como “Me gusta ese tajo“ de Spinetta, interpretado por Pescado Rabioso, por tener connotaciones sexuales; o “Ayer nomás¨” de Moris y Pipo Lernoud, por su melancólica crítica a la sociedad represora de los sesenta. Algunas prohibiciones son llamativas, como la del tema “La canción de los tontos“ del grupo bailable Katunga, solo por incluir la palabra “tontos“ o “Cara de tramposo, ojos de atorrante“ de Cacho Castaña, por la palabra “atorrante“ que remitía a personajes callejeros que deambulaban por la ciudad en busca de diversión y no de trabajo o estudio.

Alguna vez se escuchó a Massera teorizando acerca de las perturbaciones que trae a la juventud el ejercicio de la libertad. En su preciso Rock y Dictadura, Sergio Pujol rescata un encendido discurso del almirante Cero: «El estremecimiento de la fe terrorista, derivación previsible de una escalada sensorial de nítido itinerario (…) continúa con el amor promiscuo, se prolonga en las drogas alucinógenas y en la ruptura de los últimos lazos con la realidad objetiva, común y desemboca al fin en la muerte, la ajena o en la propia, poco importa ya que la destrucción estará justificada por la redención social».

El estado de sitio imperante en el país cambio por completo la forma de vivir de las personas. La sola idea de agrupaciones de gente era un delito. Los músicos dejaron de tocar en vivo en los pueblos y ciudades chicas (no se podían realizar recitales a excepción de teatros céntricos) y los temas de los principales artistas dejaron de sonar en las radios. Como si fuera poco, a muchos de estos artistas los empezaron a perseguir y a hostigar para que dejen por completo la actividad y se dediquen a otra cosa.

En muchos casos esa persecución derivó en el exilio, en otros casos como el de Charly García o Spinetta, la presión externa se tradujo en un repertorio donde los autores mediante sofisticados giros poéticos trataban de decir las cosas sin que los censores lo comprendieran.

El disco “El fantasma de Canterville“ de León Gieco, editado justamente en 1976, fue censurado y el autor tuvo que cambiarle la letra a seis canciones y borrar del disco otras tres. Poco tiempo después Gieco se radicó en Los Ángeles, destino que atrajo a otros amigos como Gustavo Santaolalla, Aníbal Kerpel, Edelmiro Molinari y la cantante Gabriela, por mencionar algunos.

Litto Nebbia, por su parte, dejó el país rumbo a México, con su compañera, la cantante y poeta Mirta Defilpo, donde compuso el clásico “Solo se trata de vivir”.

La guerra de Malvinas en 1982, resultó un aventón inesperado para el alicaído rock argentino. La prohibición impuesta a los medios de reproducir música cantada en inglés derivó en el renacer del rock argentino. De un día para otro, todos los perseguidos empezaron a sonar en las radios. Se organizaron grandes festivales patrióticos solidarios y la mayoría de los artistas retornaron al país.

El cantautor Cesar Isella, cuyo cancionero estuvo prohibido, regresó en 1983. Con él también viajó su pequeño hijo Fernando, que poco tiempo después se destacaría como músico y productor discográfico de talentos como Soledad Pastoruti, entre otros.

El 24 de marzo, en el marco del Encuentro Nacional de la Palabra, se presentó la lista de las canciones prohibidas por la dictadura, en las versiones de otros artistas. La propuesta fue doblemente atractiva por la elección de las canciones y quienes aceptaron interpretarlas.

“Cara de tramposo, ojos de atorrante” de Cacho Castaña, interpretada por Leo García; “Ayer Nomás“ de Moris y Pipo Lernoud, interpretada por Pablo Dacal y Pipo Lernoud; “Bésame amor” de John Lennon y Yoko Ono, por el grupo femenino Las Taradas; “La mujer que yo quiero”, de Serrat, por Lucio Mantel; “Te recuerdo Amanda”, de Victor Jara, por Gabo Ferro; “Adagio a mi país” de Alfredo Zitarrosa en la versión de Tonolec. Estas y otras tantas emocionantes versiones fueron parte de un concierto notable en Tecnopolis.»

*Leído en: http://www.telam.com.ar/notas/201503/99165-las-canciones-prohibidas-por-la-dictadura-tecnopolis-encuentro-de-la-palabra.php

Relacionados:
Libros prohibidos, libros que muerden

Día de la Memoria-Canciones alusivas

Estuve leyendo: El rock nacional en la cultura argentina, por Pablo Alabarces

Últimamente se me dio por leer acerca de la generación beat, el movimiento hippie y el rock

«Desde su experiencia como casi anónimo rockero, Alabarces revisa el proceso mediante el cual la cultura nacional asimiló la irrupción de la nueva música norteamericana a partir de los 60 y la convirtió en un fenómeno propio y original: el rock nacional. Contiene un apéndice con letras y testimonios.»

Reseña leída en: https://www.colihue.com.ar/fichaLibro?bookId=347

La Pantalla. Raúl Soldi

Mirando pinturas

La Pantalla,1947. Raúl Soldi (1905 – 1994). Óleo sobre tela- 80 x 70 cm. Premio Adquisición en el XXVI Salón de Rosario.

«… La Pantalla manifiesta el interés del autor por las mujeres adolescentes. Un dibujo de formas lánguidas, curvas y macizas confieren un carácter melancólico al personaje. Este retrato se despoja de toda objetividad haciendo emanar una fuerte impronta emocional. La mirada, la inclinación de la cabeza y el reposar del cuerpo dan cuenta de la amplia sensibilidad del artista al captar sus motivos. Al mismo tiempo, las pinceladas, la utilización del color y la iluminación evidencian las habilidades pictóricas del artista…»

Visto y leído en: Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino (Rosario – Santa Fe – Argentina).

A %d blogueros les gusta esto: