Posts Tagged ‘duelo’

Plegaria por los difuntos

octubre 30, 2013

Compartiendo antiguos posts con los nuevos lectores…

“Oh Dios! confórtanos! A ti confiamos el cuidado de las almas de nuestros seres queridos que han abandonado esta tierra. Que acepten tu juicio: El bien y el mal que hayan obrado. Que conozcan tu perdón y misericordia. Que descansen tranquilos

Y mientras los recordamos te agradecemos:  Por el ejemplo de sus vidas. Por la dulzura de su compañía. Por su venerada memoria y por la inspiración que dejaron tras suyo en nosotros.

Reanima nuestros corazones afligidos. Ayúdanos a elevarnos sobre nuestro dolor. Ayúdanos a sobrellevar nuestra pena con fe en tu eterna sabiduría. Sobrellevando nuestro sufrimiento vamos por la vida comprendiendo a todos los afligidos del mundo.

Sostiénenos aunque no comprendamos y sostiénenos frente a la injusticia humana con tu divina justicia.

Afirmamos a pesar de nuestra aflicción y a pesar de nuestra angustia que la vida es buena y que su labor ha de ser realizada.

Que tu eterna sabiduría obre en nosotros para bien de todos.”

(Basada en una oración que se dice por los difuntos en la sinagoga…)

Oración por los difuntos (allí, otros textos)

Sobre la muerte y el duelo

septiembre 29, 2012

Un tema que me ha recorrido casi toda la vida…

Encontrarán en archivo:

CintalutoEl duelo de la viudez: sin que tu mano me confirme la mía (Página 12/Psicología/Sonia Tessa)

El duelo por la muerte del padre (Jamil Abuchaen)

El duelo por un aborto (PsicólogosEnBilbao)

La muerte y el duelo (Consejos para niños que pasan por una situación de pérdida de un ser querido – kidshealth.org)

Ausencia y despedida (frase)

Oración por los difuntos (plegaria)

Oración de sacrificio. En memoria de una niña (en un libro de Lin Yutang) 

Describir el dolor

Consejos para lidiar con una pérdida (FamilyDoctor) 

Etapas del duelo descriptas por la Dra Kubler Ross 

Preguntas sobre la muerte (desde la Filosofía)

En polvo te convertirás (BBC: Ni cremación, ni entierro: disolución)

Dolor. Poesía. Emilce Muñoz

Carta al cielo a mi padre Emilce Muñoz

Carta a mi madre Mirta Gianelli

Epitafios (via Anarkasis y JuanGelman)

Reflexiones sobre la muerte (Dos parábolas budistas)

El anciano y la muerte (Esopo)

Si la muerte (canción, Serrat)

Será olvidada, será recordada (La tumba india, cuento)

Bello epitafio  (Adriana Zarri)

 

Tags:

El duelo por un aborto

enero 14, 2011

Prosiguiendo mi búsqueda de textos sobre el duelo por la pérdida de un ser querido…

05.10.2010

Lagrimademujer“Desde nuestro Gabinete de Psicología Psicólogos en Bilbao nos parece de interés dedicar un capítulo al tema del duelo por un aborto.

Se trata de un duelo muy particular, una situación que pocas personas asocian al duelo y sin embargo, el dolor que se experimenta ¡¡es tan parecido!!

Algunos de los dolientes toman conciencia de esta pérdida y duelo años después, un duelo que la mayoría de las veces no habían considerado como tal.

La sociedad, a pesar de todos los discursos sobre el aborto y su moralidad, apenas ofrece recursos, apoyo e información sobre este tipo de duelos.

Por este motivo la mayoría de las personas reprimen este proceso de duelo, así como toda la culpabilidad que suelen experimentar. Por regla general, los recuerdos del aborto suelen reavivarse a causa de otra pérdida.

Es importante recordar que esta experiencia puede ser emocionalmente dolorosa para la mujer que la vive y que un proceso de duelo, por breve que sea, casi siempre debe llevarse a cabo. Lo ideal es poder elaborar el duelo con un profesional en el que poder confiar y que no haga juicios de valor.

Durante las sesiones terapéuticas, también es posible decirle adiós al bebé, así como a todos los fantasmas relacionados con él y con lo que representaba.”

Leído en: PsicologosenBilbao

Posts relacionados: El duelo por la muerte del padre El duelo de la viudez  Etapas descriptas por la Dra Kubler Ross  Consejos para lidiar con una pérdida

El duelo de la viudez: “sin que tu mano me confirme la mía”

enero 11, 2011

Prosiguiendo mi búsqueda de textos relacionados con el duelo por la pérdida de un ser querido…

De una nota -mucho más extensa– donde la periodista Sonia Tessa entremezcla dichos de la presidenta CFK y reflexiones de Esther Moncarz autora del libro “Ser viuda: de la pérdida a la reconstrucción” y de otras viudas: Nora Mazziotti, Matilde Bruera, Ana María Amado

Se titula: EXPERIENCIAS, La vida después, 24/12/2010

Duelo01“Para cualquier persona, la muerte de su pareja es una mutilación que cambia en un instante –aun cuando sobrevenga luego de una larga enfermedad– todo proyecto de vida posible…

En estos días, además, esa persona no ocupará nunca más el lugar acostumbrado en la mesa para las cenas de Nochebuena y Fin de Año, no hará los chistes de siempre, no tomará ese champagne ni pellizcará el pan dulce. Las fiestas son un momento difícil del duelo, porque la ausencia se hace contundente. Nada será igual, y esta es la primera Navidad diferente.

Porque, más allá de los recursos personales que cada persona tenga, el duelo es intransferible.

“Una parte de mí se quedó con él en Río Gallegos”, dijo la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner apenas cinco días después de la muerte de Néstor, a quien calificó como su “compañero de vida, de ideales, de lucha”. Las palabras justas, como siempre, esta vez para darle sentido al dolor más profundo.

Poco más de un mes ha pasado. La semana pasada, el martes 14, la Presidenta volvió sobre su duelo:

… “Quiero decirles algo, con todo el dolor que llevo adentro, con toda esta inmensa tristeza que tengo por la pérdida irreparable, quiero darles la garantía de que voy a seguir inquebrantablemente frente a mi pueblo, frente a nuestra sociedad, gobernando”.

 

El indeseado duelo tiene sus tiempos y demanda esfuerzo…

… la sensación es que el mundo se transformó y está devastado. Son muchas las pérdidas que se generan con la pérdida de esa persona que fallece.

… aparecen la resiliencia –la capacidad de convertir el dolor en fuerza para avanzar– y la cuestión del legado… Honrarás a tus muertos, es un mandato atávico…

“Me pasé meses llorando, algo que Cristina no pudo hacer. Fueron seis, siete meses duros, durísimos. Me pasaron incluso cosas corporales…” (NM) …

 

El primer paso del duelo es la aceptación.

”El no querer aceptar la realidad, que es muy dura, la verdad que es devastadora esa sensación que a veces se traduce en una sensación de perder una parte del propio cuerpo…

“Es muy duro… estuvo un año y medio enfermo, pero nada te prepara para la muerte. Es cierto que yo lo fui despidiendo, que sabía que él se moría, y lo hablábamos. Nos pudimos decir mil veces cómo nos quisimos, y qué bien que la pasamos en tal lado o tal otro. Pero… esos que dicen que es mejor porque te vas preparando. No, no es así. No sabés lo que es la muerte, mientras él estaba, aun cuando estuviera internado, yo lo tocaba y él estaba tibio. Después, no está nunca más, nunca más…” (NM)

 

ningún consuelo resulta suficiente ante la muerte del compañero.

“Tengo mi laburo, tengo la literatura, que recién ahora publico, tengo cuatro hijos, tengo tres nietas, pero nada lo reemplaza. Mucha gente me dice: ‘Ah, pero tenés las nietas’. Pero a veces no tenés ni ganas de ver a las nietas…” (NM)

 

(Se demora) unos meses en recuperar ciertos ritos.

“Salvo ir a trabajar, todo el resto estaba entre paréntesis, dependía de cómo me sentía en el momento. No podía planificar porque de golpe llegaba la hora de salir y me sentía un trapo, no me podía mover. Porque además, estaba ocupada con el duelo. No es que no estás haciendo nada, estás elaborando la pérdida…

El ánimo es como una montaña rusa, un sube y baja. De golpe, te encontrás llorando a moco tendido. …” (NM) Lee el resto de esta entrada »

La costumbre de llevar luto

abril 21, 2010

De un libro-re-contra-viejo…

Luto“Señal de afecto y de dolor, el luto se lleva más o menos largo tiempo. El luto severo exige vestiduras negras y una gran cinta de paño del mismo color en el sombrero: no admite alhaja alguna ni siquiera de azabache. El medio luto es menos severo, y admite los matices grises y los botones de oro.

Las flores y las fiestas no pueden ser toleradas en una casa por donde haya pasado recientemente la muerte.  Una persona de luto severo se abstiene de toda reunión o ceremonia que revista carácter festivo. Si, por ejemplo, se ve obligada a asistir a un enlace, no va sino a la iglesia.

Durante los tres primeros meses que siguen al fallecimiento, no se hace visita alguna ni aun de pésame. Sólo después de aquel plazo y poco a poco, vuelven a reanudarse las visitas ordinarias.

No sería correcto festejar a una persona y enviarle invitaciones cuando se sabe que está de luto severo.

El papel de cartas, los sobres y las tarjetas llevan un filete negro más o menos extenso. El lacre para sellar debe ser de color negro durante todo el tiempo del luto.

“Su duración varía según el grado de parentesco: por una esposa o un hijo, se lleva dos años’, por un padre o una madre, un año; por un hermano o hermana, seis meses; por un tío o tía, tres meses.

Cada uno de estos períodos está dividido en dos partes iguales, de luto severo y de medio luto.

El luto por un suegro o suegra es el mismo que por los padres.

El luto por un amigo, por un primo lejano, llamado luto de cortesía, debería más bien llamarse luto del corazón, no es obligatorio.

El luto no debe desaparecer bruscamente, sino, por lo contrario, disminuir paulatinamente.”

Fuente: “Manual de Urbanidad”, por H.E.C., Nueva Edición Refundida, Librería de José Moly, Buenos Aires. 
Posts relacionados: Todos los de la categoría Urbanidad Oración por los difuntos 

A %d blogueros les gusta esto: