10 razones para negar algunas creencias (via La ciencia y sus demonios)

De blog en blog…

Varias entradas que nos ofrecen “10 razones para negar la creencia en…” siendo que “La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)” y que “La ciencia es así de poco rotunda; para obtener verdades más absolutas, es mejor abrazar la religión o la astrología.”  

Ciencia-pseudo

10 razones para no creer en el «Diluvio Universal»

“Ciertas corrientes de literalistas bíblicos creen ciegamente y pretenden que sea enseñado en las clases de ciencia de las escuelas el que un diluvio cubrió la totalidad de tierras emergidas del planeta hace unos 4.000 años, acabando con toda la vida animal que no fue transportada en un barco de madera de reducidas dimensiones.

¿Existen razones de peso para dudar de esta afirmación? Sólamente existe una regla para este juego: no se permite recurrir a ningún proceso sobrenatural para explicar un problema. Recordemos que se pretende mostrar el fenómeno como algo “explicable” científicamente.

Veamos las diez principales razones para dudarlo que han sido ofrecidas por los lectores de “La ciencia y sus demonios”:

1.- El problema de conservar una sola pareja. Indudablemente, no podría preservarse la biodiversidad del planeta mediante una única pareja de cada especie. Los problemas de consanguinidad y el cuello evolutivo que supone lo harían inviable.

2.- Alimentación de los animales. La cantidad de alimento necesario para mantener durante un año a un número tan elevado de animales superaría con creces el espacio disponible. A esto habría que sumarle los requerimientos especiales de muchos de ellos, incluyendo una gran cantidad de animales vivos para los carnívoros predadores.

3.- Desplazamientos de los animales. Es impensable como pudo llegar una pareja, y solamente una pareja, de animales desde todos los rincones del planeta hasta la ubicación del arca. Igualmente, no resulta creible como se pudo recolonizar toda la Tierra desde el punto de desembarco en el monte Ararat.

4.- Las plantas no pudieron sobrevivir al número de días que estuvieron bajo las aguas. Según la mitología del diluvio, Noé solamente llevó animales en el arca. Es completamente imposible que las plantas sobrevivieran a un año de inundación. Tras el diluvio, se hubiera perdido la producción primaria del planeta, a excepción del fitoplancton.

5.- Noé no pudo saber si el diluvio era universal o local. No pudo recorrer todo el planeta en el arca.

6.- La cantidad de agua. No hay agua disponible en el planeta para generar una inundación que cubra la totalidad de tierras emergidas. De igual forma, no hay lugar donde pueda “retirarse” tal cantidad de agua tras el diluvio.

7.- ¿Agua dulce o salada? Si el agua era dulce, mataría a los organismos marinos por descompensación osmótica. Si era salada, morirían los de agua dulce y además,  ¿dónde están los tremendos depósitos salados que debería haber?

8.- Problemas de construcción del arca. Es imposible que seis personas construyeran un arca de la magnitud descrita en la Biblia en un plazo tan corto. Los problemas de materia prima, transporte y tiempo lo hacen inviable.

9.- Recuperación de ecosistemas. Tras una catástrofe de tal magnitud, los ecosistemas se hubieran tenido que recuperar (sin productores primarios) a una velocidad inusitada como para que las parejas desembarcadas pudieran sobrevivir.
10.- Ingeniería naval. El arca, por su diseño, tiene serios problemas de flotabilidad y navegación. Difícilmente hubiera podido soportar ni siquiera la inicial “subida de las aguas”.”

Otros artículos disponibles:

10 razones para no creer en la «Homeopatía» 

10 razones para no creer en la «Energía Piramidal» 

10 razones para no creer en la «Quiromancia»

10 razones para no creer en la «Ciencia de la Creación»

10 razones para no creer en la «Astrología»

10 razones para no creer en que «los extraterrestres nos visitan»

10 razones para no creer en el «par biomagnético»

10 razones para no creer en «El Mal de Ojo»

10 razones para no creer en la «Numerología»  

Leído en: Blog La ciencia y sus demonios 

Antes, en este blog:
Razonar, inferir, concluir, deducir 
Des-acierto del horóscopo  
Intrusismo Profesional y Medicinas y Psicologías ‘Alternativas’… 
Manifiesto: ¿Por qué somos escépticos?  

PD: Sin embargo, no sólo de ciencia vivimos…

Razonar, inferir, concluir, deducir

Leyendo Lógica… Fragmento

Russell“En un sentido amplio, el problema es de carácter político: dado que es indudable que la mayoría de la humanidad comete falacias, ¿es mejor que deduzca conclusiones falsas de premisas verdaderas o conclusiones verdaderas de premisas falsas? Un problema de este tipo es insoluble. La única solución verdadera parece ser que se enseñe lógica a los hombres y mujeres comunes, de manera que sepan abstenerse de sacar conclusiones que sólo parecen poder deducirse.

Cuando se dice, por ejemplo, que los franceses son lógicos, lo que se quiere decir es que, cuando aceptan una premisa, aceptan también todo lo que una persona totalmente desprovista de sutileza lógica supondría erróneamente que se deduce de las premisas. Es ésta una cualidad sumamente indeseable, de la cual, en general, las naciones de habla inglesa se han visto en el pasado más libres que otras. Pero hay indicios que si quieren seguir libres de ella necesitarán aprender más filosofía y lógica de la que han aprendido en el pasado.

La lógica era, antiguamente, el arte de extraer inferencias; ahora se ha convertido en el arte de abstenerse de sacar inferencias, pues se ha puesto de manifiesto que las inferencias que nos sentimos naturalmente inclinados a hacer raramente son válidas.

Concluyo, por lo tanto, que la lógica debe ser enseñada en las escuelas con el objeto de enseñar a las gentes a no razonar. Pues si razonan, es casi seguro que razonarán mal.”

Bertrand Russell, “Ensayos escépticos

PD: Es bien difícil estudiar Lógica. A mí me cuesta un huev… Perdón. Fue muy mala la formación que me dieron en esta disciplina… y pensar que se razona permanentemente… y hay que escuchar tantas ‘pavadas’ totalmente ilógicas! … que una se da cuenta que están mal pensadas… pero no cuenta con los argumentos para rebatirlas… En fin, no me queda otra -como con otros temas/materias– que ser autodidacta… pero me parece que estoy precisando de un/una profe…

Este mundo, otro mundo

Leído en La Nación…

El filósofo francés opina que se niega la realidad para adorar lo que no existe

PARIS.- El filósofo francés Clément Rosset es uno de los escépticos más brillantes de su generación. En 30 años de reflexión y 15 libros publicados, este pensador fuera de serie, insólito e insolente, no ha dejado de repetir que “rechazar la realidad constituye el peor de los peligros”.

En esos casos, el hombre construye mundos imaginarios y crea fantasmas y quimeras con el fin de esquivar la tragedia universal de la existencia y de la historia.

“Rechazar la realidad da origen a espejismos de todo tipo: futuros luminosos y apocalipsis redentores”, afirmó a LA NACION en su casa de París, ubicada a pocos metros de La Closerie des Lilas, uno de los bares preferidos de Ernest Hemingway.

Como lo hicieron antes otros célebres escépticos -Montaigne, Spinoza y Schopenhauer-, Rosset recuerda que la realidad no tiene “afueras”; que nadie puede ser salvado por el más allá; que la realidad es lo que es -ni doble, ni bella, ni fea- y no es otra cosa.

Nacido en el nordeste de Francia en 1939, ex alumno de la prestigiosa Ecole Normale Supérieure de París, doctor en filosofía, profesor en la Universidad de Niza, Rosset se jubiló con enticipación para dedicarse a la escritura. Con un lenguaje claro y conciso, con humor e imaginación, cada uno de sus libros es una defensa, una ilustración de la tautología, ese enunciado que afirma únicamente que “A es A” y que muchos consideran un pensamiento sin sentido. Clément Rosset considera, por el contrario, que esa constatación repetitiva es el núcleo de la filosofía. Discípulo admirativo del griego Heráclito (572-448 a.C.), Rosset trata de seguir al pie de la letra la máxima del gran presocrático: “Hay que decir y pensar lo que es, pues lo que existe, existe. Y lo que no, no existe”.

-¿Se podría decir que usted es el filósofo de una sola idea?

-¡Sería incluso un elogio! Pero, atención: esa “idea única” no es sinónimo de “pensamiento único”. Se trata más bien de una idea que las contiene a todas, una idea hospitalaria, que describe un vicio inherente a la condición humana: para escapar al sentimiento de la muerte, los hombres miran hacia otro lado y prefieren escapar de lo que es para adorar lo que no es.

-¿Es eso lo que usted llama “doble”?

-El “doble”, como la moral, es una forma de negar la realidad o de negar lo trágico. Son dos aspectos de un mismo problema. El “doble” es la ilusión. Cada vez que la realidad es incómoda o insoportable, el hombre pone en marcha su imaginación, extraordinariamente fértil, que le permite crear un “doble”. Esa suerte de espejismo esconde lo que la realidad tiene de intolerable, de crudo. La moral fue siempre una forma de decir lo que debe ser y, sobre todo, de burlarse de lo que es. Ese “doble” adquiere todas las formas imaginables: desde la del amante engañado que se persuade de que su pareja es casta, pasando por el metafísico que demuestra que la verdad está siempre “más allá”, hasta el altermundialista para quien “otro mundo es posible”.

-En otras palabras, Platón y los altermundialistas vienen a ser lo mismo.

-La misma locura. Platón pasaba el tiempo preguntándose cómo salir de su tiempo para entrar en la eternidad. Pasó su vida dudando de que había una vida antes de la muerte. Es evidente que la metafísica platónica, dictada por la aversión al único mundo del que disponemos, ese mundo en constante movimiento, que nos expone tanto a la muerte, a la incertidumbre, a la pérdida como al deseo, coincide con el altermundialismo que, mezclando la exigencia y la radicalización, intenta cambiar “de” mundo, más que cambiar “el” mundo. Sin embargo, no es arrancando plantas de maíz transgénico que se construye otro mundo. No es invocando mañanas luminosos que se hace menos difícil lo cotidiano. El genio del pensamiento de Occidente comparte con ellos la misma negación de la realidad en beneficio de un ideal fatalmente imaginario.

-¿Por qué fatalmente?

-Cioran decía “denme otro mundo porque me ahogo”. El altermundialista también se asfixiaría en ese otro mundo que no cesa de invocar. Si ese ideal (el otro mundo) llegara a existir, los idealistas le reprocharían de inmediato haberse desnaturalizado, haberse transformado en su propia caricatura. El fracaso del comunismo no se debe tanto a una mala interpretación de los textos de Marx como a la inevitable corrupción de toda utopía a partir del momento en que pretende materializarse. Se puede tratar, pero nunca funcionará. El ideal debe, por definición, permanecer fuera de alcance, a riesgo de no ser más que realidad. Es lo que explica por qué toda doctrina que persigue la salvación incluye, como condición paradójica de su eficacia, la idea de que esa salvación debe no llegar nunca. Así lo muestra, en particular, la llegada del Mesías en la religión judía.

-En otras palabras, el ideal no existe ni aquí ni en el más allá.

-Si el ideal no existe en esta vida, no tiene por qué existir en el más allá. Si las apariencias nos engañan, no quiere decir que disimulan la verdad. El problema es que no todos somos capaces de admitir que el mundo es sólo lo que es.

-¿Usted quiere decir que el deseo de ese “otro mundo” no proviene del deseo de otra cosa, sino del rechazo de la realidad?


Leer más “Este mundo, otro mundo”

Des-acierto del Horóscopo…

Fragmento…

“‘Dinámica: astrología en el aula’, de especial interés para profesores de Educación Secundaria.

Este artículo propone experimentar en la escuela con una carta astral mediante un ingenioso truco que hace que los alumnos comprendan de golpe por qué parece acertar el horóscopo ( un método quizá tan contundente o más que el enfoque crítico desde la física y la astronomía )…”

Del sitio de:
Centro Argentino para la Investigación y la Refutación de la Pseudociencia (CAIRP) – El Ojo Escéptico, revista oficial del CAIRP.
http://www.cairp.org/

P/D: No me puse a buscar dicho artículo… pero al leer esto recordé que alguien una vez me hizo notar que ni bien uno lee ‘el horóscopo’ busca en su ‘interior’ dicho contenido… y claro… lo encuentra… o se queda ‘pegado’ a alguna frase… y acaba por producirlo! Finalmente, el horóscopo acierta…

Intrusismo Profesional y Medicinas y Psicologías ‘Alternativas’…

“… Los casos de intrusismo profesional son cada vez más frecuentes en el ámbito de la PSICOLOGIA, la PSIQUIATRIA y la MEDICINA. Son muchos los embaucadores y las PSEUDOCIENCIAS (por no emplear un calificativo más duro y realista) que emplean terminología propia del estudio científico de la mente y de la salud para enriquecerse y revestir de un rigor que no tienen a las prácticas fraudulentas o dudosas que ejercen.

Este tipo de nuevas técnicas suele recibir el calificativo nada afortunado de ALTERNATIVAS. Así, por ejemplo, en el caso de la medicina tenemos a la homeopatía y a la acupuntura. Las investigaciones responsables sobre estas medicinas han demostrado que, por ejemplo, la HOMEOPATIA simplemente no tiene ningún efecto. Se basa en postulados que no se sostienen desde un PUNTO DE VISTA BIOQUIMICO y sus posibles efectos son de índole psicosomática y tienen que ver con el efecto placebo y la sugestión. En el caso de la ACUPUNTURA se habla de unos meridianos por los que supuestamente circula el chi o energía interna. Ni los meridianos ni esa energía se corresponden con ninguna estructura física real, como pudiera ser el sistema nervioso. Lo único que se ha observado es algún efecto de tipo analgésico. Pero el tema de las MEDICINAS ALTERNATIVAS no es el que nos ocupa y conllevaría otro artículo. (Versión completa en la revista impresa)

Leido en:
http://www.el-esceptico.org
El Escéptico, número 13
Psicologías ‘alternativas’
Carlos J. Alvarez González

P/D: Y bueno… yo no sé qué pensar… En la Web -y en tantísimas revistas- hay info sobre estas disciplinas que las presentan como algo que vale la pena probar… sin embargo, como no las ofrecen en los servicios de los hospitales, sanatorios y clínicas … una lo piensa bastante antes de invertir de su peculio… Claro que cuando vas a los médicos ‘tradicionales’… tampoco te garantizan nada y te dicen que la Medicina no es una ciencia exacta… Además… y si el “punto de vista bioquímico” actual está ‘corto de vista’…?