El origen del Himno Nacional de España

Gracias! No conocía esta historia del himno español. Cuando escucho su música se me pone la piel de gallina -es que solía escucharla cuando, de pequeña, mi familia me llevaba a actos y fiestas de la colectividad española en Buenos Aires. Sí que es raro que no tenga letra. Pero, quién sabe, tal vez, sea el destino que se acepte una no tan marcial como la de tantos otros himnos de origen militar. Y me ha gustado mucho la letra que le puso Alejandro Abad. (No se pierdan de ir a escuchar, en YouTube, dicha versión…).

El artículo en: https://franciscojaviertostado.com/2020/10/12/el-origen-del-himno-nacional-de-espana/

La versión de Abad en: https://www.youtube.com/watch?v=1DiGLw-tcvE&feature=youtu.be

¡Canta España!
Tus sueños y alegrías
te acompañarán
a un bello amanecer.

¡Canta España!
tus pueblos y tu historia
te protegerán,
te harán siempre crecer.

Juntos unidos, un mismo latido,
un solo Corazón que te amará hasta el fin.
Juntos unidos, un mismo latido,
un solo Corazón que te amará hasta el fin.

¡Canta España!
Tu esfuerzo y tus gentes,
tu diversidad
son nuestra identidad..

¡Canta España!
Tus mares y tus tierras
te resguardarán
con generosidad.

Juntos unidos, un mismo latido,
un solo Corazón que te amará hasta el fin,
Juntos unidos, un mismo latido,
un solo Corazón que te amará hasta el fin.

Letra, Producción Musical e intérprete: ALEJANDRO ABAD http://www.alejandroabad.com

Nino Bravo

3 de agosto de 1944, su natalicio. Nos dejó canciones interpretadas inolvidablemente: Te quiero, te quiero, Voy buscando (1969), Esa será mi casa, Puerta de amor, Perdona (1970), Mi gran amor (1971), Noelia, Mi querida mamá, Cartas amarillas, Un beso y una flor, Mi tierra, Carolina y Libre (1972), entre otras. Como canción póstuma, también se hizo famosa América, América (1973)… Desde mediados de 1969 hasta abril de 1973, Nino Bravo grabó 60 canciones, que se han convertido en clásicos románticos por excelencia… (Wikipedia)

Página oficial: http://www.ninobravo.net/
Nino en la Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Nino_Bravo

Aquellas canciones de mi infancia: Doce Cascabeles – Pasodoble

Los españoles y sus descendientes en Buenos Aires -como yo- en tiempos de la inmigración y posteriores, solíamos ir a los centros de la colectividad: Centro Lucence, Centro Asturiano, Centro Galicia, y escuchábamos las orquestas que nos visitaban, y bailábamos muchos pasodobles, como éste: 

Estribillo:

Doce cascabeles
lleva mi caballo
por la carretera.
Y un par de claveles
al pelo prendíos
lleva mi romera.

Y la carreta que va delante
mil campanillas lleva sonando.
Y hasta las ruedas
hacen su cante,
porque los ejes
van repicando.
Varal cubierto con arrayanes,
toldo con cielo de Andalucía.
Qué bien bracean mis alazanes,
que no hay carreta como la mía.

Estribillo.

La carretera se hace de flores
al paso alegre de las romeras.
Hay madrigales, besos y amores
en los caminos y en las laderas.
Bajo las alas de mi sombrero,
ay, que bonita va mi romera.
Va derramando gracia y salero.
Parece suya la tierra entera.

Estribillo.

Lleva mi romera.

Visto y leído en:

Pedrito Rico. «Doce Cascabeles» Argentina

También hay una versión de Joselito.

Letra en:
http://manoloescobar.net/cancionero/D/docecascabeles.htm

Imagen: portada de disco.

Pedrito Rico: https://es.wikipedia.org/wiki/Pedrito_Rico
Joselito: https://es.wikipedia.org/wiki/Joselito_(cantante)

PD: Viva España! Olé!

Mayo, Junio, Julio, Agosto. En mi mente infantil, fue difícil entender…

En Argentina, en la escuela, los meses de Mayo, Junio, Julio y Agosto son meses de estudiar mucho acerca de las llamadas «fechas patrias» que básicamente son: la Revolución de Mayo de 1810, la creación de la bandera y la vida de su creador don Manuel Belgrano, la gesta de la Independencia de 1816, y la celebración de la vida del Padre de la Patria, don José de San Martín.

En mi mente de escolar, fue difícil entender de qué se trataba cuando, en las clases de Historia, se me decía que los españoles habían sido los malos de la película. ¿Cuál película? La de la conquista y colonización de América; y la de historia de la independencia de la Argentina y otros países hispanoamericanos. Ello, siendo que soy hija de españoles. Es más, desde tiempo después, soy también ciudadana española!

Por eso, me sentí identificada con estas palabras que leí de la ya fallecida Silvia Bleichmar*, cuando dijo:

“…más allá de mi amor a la España que nos dio a muchos de nuestros hombres más queridos, de la España de Machado y León Felipe, del Duero y Salamanca, de mi placer de haber recibido esa posibilidad de una lengua en la que me formé, en la que tuve mis primeras representaciones, en la que escuché la voz de mi madre y pude llenar de lecturas mis noches solitarias de provincia y en la que, como enuncia el poema de Juana de Ibarbourou, “dije ‘te quiero’ una noche americana millonaria de luceros”, me rehúso a ser hija de una Madre que no me deseó sino como lugar de explotación…» 

Pero la historia de mi vida es también ser descendiente de inmigrantes que llegaron a esta patria Argentina huyendo del hambre, tras la segunda guerra mundial y tras las inclemencias del franquismo. Y heredé cierta morriña que me costó años entenderla. Es que ya eran éstos otros españoles, a los que les tocó estar bajo otros poderosos.

Qué vida ésta de tener que estar siempre bajo el poder del poderoso de turno, y más allá del país en el que hayas nacido!

Norma Luz, la bloguera de aquí.

* El fragmento con palabras de Silvia Bleichmar (psicoanalista, psicóloga, socióloga, intelectual y librepensadora argentina) lo leí en su muro-homenaje – facebook.com/silviableichmar/ – y había sido publicada en la Revista Caras y Caretas, Año 45, Nº 2200, Julio 2006, Pág. 56.

Miguel Hernández: 10 poemas

30 de Octubre de 1910, su natalicio.

«Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!» (Miguel Hernández visto por Pablo Neruda – vía Instituto Cervantes)

 

10 de los imprescindibles poemas del autor, centrado en un estilo que se denominó ‘poesía de guerra‘ y del que es uno de los principales referentes: 

(vía blog El Desgranante -que con una de sus Entradas me lo hizo recordar-, DiarioInformación* y Wikipedia**)

Cancionero y romancero de ausencias

mhernandezPor las calles voy dejando
algo que voy recogiendo:
pedazos de vida mía
venidos desde muy lejos
Voy alado a la agonía
arrastrándome me veo
en el umbral, en el fundo
latente de nacimiento

Llamo a la juventud

Sangre que no se desborda,
juventud que no se atreve,
ni es sangre, ni es juventud,
ni relucen, ni florecen.
Cuerpos que nacen vencidos,
vencidos y grises mueren:
vienen con la edad de un siglo,
y son viejos cuando vienen.

Sentado sobre los muertos

Sentado sobre los muertos
que se han callado en dos meses,
beso zapatos vacíos
y empuño rabiosamente
la mano del corazón
y el alma que lo mantiene.
Que mi voz suba a los montes
y baje a la tierra y truene,
eso pide mi garganta
desde ahora y desde siempre.

Canción última

Pintada, no vacía:
pintada está mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.
Regresará del llanto
adonde fue llevada
con su desierta mesa,
con su ruinosa cama.
Florecerán los besos
sobre las almohadas.
Y en torno de los cuerpos
elevará la sábana
su intensa enredadera
nocturna, perfumada.
El odio se amortigua
detrás de la ventana.
Será la garra suave.
Dejadme la esperanza.

Tristes guerras

miguelhernandezTristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.
Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.
Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

Jornaleros

Jornaleros que habéis cobrado en plomo
sufrimientos, trabajos y dineros.
cuerpos de sometido y alto lomo:
jornaleros.
Españoles que España habéis ganado
labrándola entre lluvias y entre soles.
Rabadanes del hambre y del arado:
españoles.
Esta España que, nunca satisfecha
de malograr la flor de la cizaña,
de una cosecha pasa a otra cosecha:
esta España.

Escribí en el arenal

Escribí en el arenal
los tres nombres de la vida:
vida, muerte, amor.
Una ráfaga de mar,
tantas claras veces ida,
vino y los borró.

El rayo que no cesa

¿No cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal más fresco se marchita?
¿No cesará esta terca estalactita
de cultivar sus duras cabelleras
como espadas y rígidas hogueras
hacia mi corazón que muge y grita?

Las manos

Dos especies de manos se enfrentan en la vida,
brotan del corazón, irrumpen por los brazos,
saltan, y desembocan sobre la luz herida
a golpes, a zarpazos.
La mano es la herramienta del alma, su mensaje,
y el cuerpo tiene en ella su rama combatiente.
Alzad, moved las manos en un gran oleaje,
hombres de mi simiente.

Vientos del pueblo me llevan

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.
Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.

Miguel Hernández en Wikipedia**: http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_Hernández

 

Una minibiografía (vía DiarioInformacion*):

«Miguel Hernández Gilabert nació un 30 de octubre de 1910 en Orihuela, en el lecho de una familia humilde en la que la necesidad laboral apenas dejaba tiempo para la educación. Pero eso no impidió a Miguel desarrollar un exquisito gusto por la poesía clásica española.

Un fatídico día 28 de marzo, Miguel Hernández fallecería a la edad de 32 años en Alicante. Corría el año 1942, y España se quedaba sin uno de los mejores dramaturgos de su historia. … hacemos un repaso de la vida y obra de Miguel Hernández, con 10 de sus poemas imprescindibles.

Desde jovencito, Miguel mostró no sólo una insaciable pasión por la poesía clásica, si no también una sensibilidad especial para ser él mismo quien la compusiera. Pronto empieza a formar parte de la tertulia literaria de Orihuela, donde conoce a Ramón Sijé, de quien se haría gran amigo.

A partir de 1930, a la edad de 20 años, empieza a publicar pequeñas poesías cortas en revistas como El pueblo de Orihuela o El Día de Alicante. Pronto busca ampliar sus horizontes y viaja a Madrid, donde se zambullirá de pleno en el movimiento poético de la época. Es en aquellos años cuando escribe Perito en Lunas, donde refleja sus experiencias.

Establecido en Madrid, con continuas colaboraciones en distintas revistas, Miguel Hernández encuentra tiempo para escribir varias obras, entre las que destacan El silbo vulnerable, Imagen de tu huella y El rayo que no cesa.

Cuando estalla la Guerra Civil, Miguel decide tomar parte activa de la misma, lo que le obliga a abandonar el país cuando ésta termina. Por desgracia es descubierto en la frontera con Portugal, donde es detenido y sentenciado a pena de muerte. Y, aunque su condena fue conmutada por una pena de 30 años de prisión, jamás llegó a cumplirla, ya que la tuberculosis acabó con el poeta el 28 de marzo de 1942 en una fría prisión de Alicante…»

Leído en: http://www.diarioinformacion.com/cultura/2016/03/31/diez-poemas-imprescindibles-miguel-hernandez/1744803.html

A %d blogueros les gusta esto: