La gallina ufana. Poema sobre la fábula

Poemas de mis cuadernos de la primaria… 

Gallina-ufanaLa Gallina ufana
canta con ardor
toda la mañana
cocorococó..!
Del charco vecino,
grita Doña Rana:
-Dime barullera,
¿por qué tanta alarma?
-Porque he puesto un huevo,
¿no es bastante hazaña?
Tú croas y croas
sin producir nada.

De: mi cuaderno de 2do. grado – Escuela Nacional Nº 236 «Japón» /Villa Luzuriaga/ Pcia. Buenos Aires – Año 1967 – Maestra: Sra. Lucía de Yaworski (por si pasa por aquí alguien de allí, o de aquellos tiempos)

La pluma y la espada. Teodoro Guerrero

Fábulas/Antología de poetas americanos…

Pluma42escribirUna pluma de ganso mal cortada
el reposo buscaba en el tintero,
y a su lado una espada
de fina punta y de templado acero,
que gozar del descanso no sabía,
dijo a aquélla con poca cortesía:
“Quita allá, que me tiznan tus borrones!
Sé que contenta con tu suerte negra
te vendes por doblones,
y el alma se te alegra
al destrozar en un papel manchado
con un rasgo el honor de un desgraciado”.
La pluma le contesta muy ufana:
“Es verdad que me vendo por dinero;
manchada estoy; mas me parece, hermana,
que en tu bruñido acero
adivino una mancha colorada
que te debe tener avergonzada”.
“!Es sangre de un villano!”
“¿Y te pagaron mucho, hermana mía,
por cometer tamaña alevosía?”
“!Nunca mis fieros golpes doy en vano!”
“Venga, amiga, la mano;
las dos nos comprendemos,
que iguales manchas que tapar tenemos.”

Si a vivir mal te arrastra tu destino,
no te metas en casa del vecino;
obra con rectitud y con nobleza,
y levanta orgulloso la cabeza.

Teodoro Guerrero, cubano
En el libro: Fábulas/Antología de poetas americanos /Susaeta/1978

Cuento de cocina. Gabriel Real De Azúa

Fábulas – Antología de poetas americanos…

Leche-hervida“La inocente Manuela
puso un jarro con leche a la candela;
y, cosa natural, según hervía
el líquido subía.
Al ver que el jarro solo se llenaba,
alegre, saltos daba;
y dijo al fin: “Serán cosas divinas!”…
Pues que Dios me regala tanta leche,
para que se aproveche
convidar quiero a todas mis vecinas”.
Albotora el cotarro,
y llegan muy contentos los hambones;
pero al mirar sin una gota el jarro,
que derramó la leche a borbotones,
aquella gente ingrata
con burla torpe a la infeliz maltrata.

El estudio profundo
enseña a dar a todo su importancia
y siempre la ignorancia
víctima fue de ingratos en el mundo.”

Gabriel Real De Azúa, argentino
De: Libro “Fábulas – Antología de poetas americanos” – Susaeta/1978

Del mismo autor: El águila, el león y el cordero

Fábula: El coche. Rafael Pombo

Fábulas – Antologí­a de poetas americanos…

-Triqui! Traque! Juipi! Juape! Arre! Hale! Upa! Vivo! Carambola!

Triqui-traqueAsí se explicaba el cochero sentado en el pescante de un coche de viajeros que iba por el camino levantando una atroz polvadera. Más que rodar, brincaba el bamboleante coche.

Y el látigo zumbaba y retumbaba, mientras el cochero proseguía con sus letanías.

-Triqui! Traque! Juipi! Juape! Arre! Hale! Upa! Vivo! Carambola!

Y el alborotador cochero, conduciendo como un terremoto, atraía a la gente y todos se agolpaban imprudentes al borde del camino para ver qué noticia tenía que dar.

-Algo ha debido desquiciar el mundo! -decían unos.

-Puede que algún malhechor de cuidado haya caído en poder de la justicia -se les ocurría a otros.

-Quiá! Por fuerza en el coche viaja algún alto personaje llevando alforjas a explotar de oro! -dijo un tercero.

El coche paró, ya entrada la noche. Y todo el gentío, con gran reverencia, alargaba la cabeza para ver al alto personaje que viajaba en su interior.

-Pero si va de vacío! -exclamaron todos.

Tal es, en retrato,
más de un mentecato
de muchos que encuentro.
Qué afán! Qué aparato!
Y nada por dentro.

Rafael Pombo, colombiano
Del mismo autor: La gota y el torrente

Leído en el libro: “Fábulas – Antologí­a de poetas americanos” – Susaeta/1978

Fábula: La gota y el torrente. Rafael Pombo

Fábulas /Antologí­a de poetas americanos…

Torrente-JoanBarcons-Pintura-ArtisticaHijo de alto aguacero estupendo
un torrente espumante y tremendo
con gran furia y horrísono estruendo
por peñascos botándose va:

Y atropella en su rumbo a una gota,
pobre, humilde, que a nadie alborota,
y años ha de una cúspide brota,
y cayendo a compás siempre está.

“Hazte a un lado!, rugióle el torrente,
¿qué pretendes, gotita impotente?
¿Piensas tú desbordar mi corriente
o darme una limosna quizás?

Tú juguete de un leve airecito;
tú que dejas con sed a un mosquito,
en mi curso grandioso, infinito,
¿qué señales de ti dejarás?”

La gotita no dijo ni un pero,
mas siguió en su caer rutinero,
y bien pronto acabó el aguacero
y con éste el torrente en cuestión.

Y de tanta bambolla y baladro
y pomposo quimérico cuadro
dejó… fango! -¿Y la gota? -Un taladro
hondo, eterno, en marmóreo peñón.

Cuántos, cuántos proyectos titánicos,
y prefacios y arranques volcánicos
y furores que dan miedos pánicos,
!charla y viento y ridículo son!

Eso al tonto deslumbra o arredra,
quien se embarca en prodigios no medra.
Sé la gota que cava la piedra,
no el torrente que hinchara el turbión.

Rafael Pombo, colombiano
Del: Libro Fábulas /Antologí­a de poetas americanos/Susaeta/1978

Imagen: Yo buscaba torrentes… y no estaba fácil… No encontré nada que ilustrara el significado de la metáfora de Pombo.  Pero me dí por hecha cuando descubrí la página de Joan Barcons-Pintura Artística… y algunos cuadros me gustaron, como el que reproduzco aquí, titulado Torrente -aunque uno más calmo qu el del poema- y aprovecho a difundir. El original en: http://artbarcons.blogspot.com.ar/

A %d blogueros les gusta esto: