Dedicado al Hombre de la Cruz / Llora el Espejo (poema enviado por el lector Mario Anónimo)

Gracias por participar!

Llora su pena El Espejo
Vacío de pasiones y sin un reflejo
Estremece en la soledad
Su llanto mudo
De hiriente Claridad
Ya no refleja la realidad
En su piel cristalina
Des una rota cortina
Se filtra tímidamente
Un rayo de sol que ilumina
Un roto crucifijo en la pared
Mientras muere de sed
El hombre allí en la cruz
Y un pequeño rayo de luz
En su cabeza ilumina
Una gran corona de espinas
Y clavos en pies y manos
Para salvar sus hermanos
Por los pecados cometidos
Será por eso que compungido
Llora el espejo su dolor
Por el hombre crucificado
Que predicó paz, unión y amor
Entre los seres de este mundo
Comparte el Poeta y Mendigo
Su dolor profundo,
Pero no puedo comprender
Cómo puede ser
Que aún siga crucificado
Toma el crucifijo de la pared
Y entre su rústicas manos
Arranca uno por uno los clavos
De sus pies y sus manos
Maldiciendo a los Romanos
Por las heridas causadas
Lo deja en los brazos
De su Madre tan Amada
Una pequeña virgen deteriorada
Que deslumbra inmaculada
La radiante pureza de su mirada
Queda grabado su reflejo
Sobre la lágrima del Espejo
Que llora la emoción
Al sentirse acompañado
Por el hombre tan Amado
Que ya no se refleja
En su piel crucificado.

Mario Anónimo / UY/

Lluvia, Ausencia y Tu Recuerdo (poema enviado por el lector Mario Anónimo)

Gracias por participar!

Al conocerte aprendí
Tantas palabras
Que NO conocía
Que la lluvia no es fría
Porque ella me trae
En las gotas tus recuerdo
Y con ellas me abriga,
Que la palabra ausencia
NO es sólo distancia
Y un mudo silencio
Porque me traerá el viento
Tu recuerdo y mis sentimientos
Para regarlos con lluvia
Y no los mate el tiempo,
Por eso me gusta caminar
Bajo la lluvia sin cesar
Que el viento me castigue al pasar
Como una hoja sin destino
Que vaga por los caminos
Sin saber a dónde va a parar,
Por eso prefiero caminar
Bajo la lluvia torrencial
Que Morir en mi guarida
Perdiendo lentamente la vida
Albarrazado a los recuerdos
Si llevo marcado en la piel
A fuego tú nombre Adele
Prefiero fallecer abrazo a mi quimera
Soñando con la primavera
Que nunca tendré junto a vos.

Mario Anónimo / UY/

“Golondrina de Sombras” (poema enviado por el lector Mario Anónimo)

Gracias por participar!

Golondrina de la noche
Hija del silencio y las sombras
Cuando las soledades te nombran
Y te buscan en el negro cielo
Planeas tu apacible vuelo
En el silencio sombrío
Has hecho tu nido
En el árbol de los hastíos,
De hojas y flores muertas
En las plazas desiertas
Por soledades cubiertas.

Golondrina que a ciegas
Vagas por las noches sin rumbo
Sobre el negro cielo profundo
Vas buscando ese fuego
Que anida en las estrellas
Para que guie tus huellas
En el agreste mar de la noche
En el cielo como un reproche
Estalla un relámpago su luz
Alumbrando una solitaria cruz
De un cementerio abandonado.

En la lápida quedó grabado
El nombre del difunto
Descansa su sueño profundo
El dueño de la parcela
Dejó el viento una oración
Que por la noche vuela
Perlas negras del rosario
Que cuelgan como castigos
Del crucifijo Solitario.

Triste golondrina sin primavera
La que mis pensamientos desvela
Y en mi memoria la primera
Que recuerdo al llegar el día,
Sembraré en los silencios
De la noche enmudecida
Flores que reflejen la luz del día
Con sus alegres colores
Para que tus ojos no lloren
La soledad de tu destierro
Y el dolor de tu exilio.

Mario Anónimo
Poeta: Mario Anónimo | UY |

Mi Sombra y Yo – Palabras para Adéle (enviado por un lector)

Hace un tiempo Mario Anónimo envió un par de textos, aquí va otro

«Millonario de sueños, Traficante de Ilusiones, Ladrón de Atardeceres y Mendigo de Esperanzas soy el hombre aquel que junto a su sombra se aleja entre la gente persiguiendo una quimera que nunca alcanzará.

Coleccionista de hojas color Otoño y Miel, castigado por el viento del destino y la lluvia de este día, mis huellas van quedando a la Deriva al costado del sendero, que la lluvia borrara en este día gris quedaran entre las hojas mis poemas como mudos y silenciosos testigos al igual que las piedras del camino.

Pescador Bohemio e Iracundo con la brújula herida de mi corazón navego por los mares del destino, tras el cardumen de los sueños con mis redes de esperanzas, Eterno naufrago en la isla del silencio donde encallan las esperanzas y mueren los sueños sobre las arenas de la realidad.

Con el último suspiro entre mis manos mi corazón aun repite tu nombre en silencio, sobre Lecho marino como una hoja más casi sin vida en mis ojos quedara gravada tu imagen y en mis labios el Sueño eterno que nunca pude cumplir.

Contara la Historia que por las noches en el silencio del Mar, bajo un cielo estrellado con la luna como testigo , suele escucharse sobre los arrecifes las voces de las sirenas Cantando un Bello poema de Amor Encantado.

Las estrellas brillan en la inmensidad de la noche con su mágico Esplendor, La luna Triste llora con sus lagrimas de perlas marinas, repitiendo “Tu Poema Adele “ fue escrito por el Hombre Aquel… por El Hombre Aquel… Que Te Amo en Silencio.

Para La Mujer más Bella de este mundo… Adéle Exarchopoulos.»

Mario Anónimo
Comentario: – Frases, palabras y el sentir de un corazón que expresa su forma de vivir Un Amor que nunca florecerá… Tan solo en mis sueños y nada más.

“Si se callan los poetas” (Poema enviado por el lector Mario Anónimo)

Gracias por participar!

Cuando callan los poetas
Y enmudecen sus plumas
Llora sin consuelo la luna
Sus lágrimas de poesía
Por la doliente pena,
El mar escribe sobre la arena
Sus salitres poemas
Perfumados de silencios
Con fragancia a soledades.

La noche es más noche
El silencio oscuro y sombrío
Las soledades abrazadas
Tiemblan de frío,
Las rosas lloran de amor
Lágrimas de espinas
Perdiendo su mágico fulgor,
Las flores se marchitan
Como un puñado de margaritas
Que al viento se desojan,
Lloran en silencios las hojas
Pues quien hablará de ellas
Pequeñas y humildes estrellas
Que en el fango morirán
Yacen sin esperanza alguna
Consoladas por la luna
Abrazadas por su pálido candor.

Cuando callan los poetas
Enmudecen las preguntas
Y desaparecen las respuestas,
Se agrandan las dudas
Renace la ignorancia
Con su pobre fragancia
Camina sin pudor
Por las calles desiertas
Como un gran señor,
La coherencia se esconde
Para refugiarse asustada
En brazo de la tolerancia
Que la abraza desconsolada.

Cuando callan los poetas
Duerme sobre el atril
Su vieja pluma
Cálidos sueños de Abril,
De tantas madrugadas
Convertidas en poesías,
Mientras mira de reojo
Codiciando un viejo papel
Que en silencio espera por ella
Para que el poeta estampe
Sobre su rústica piel
Un nuevo poema para su Adéle.

Cuando callan los poetas
Muere en silencio
Lo romántico y la seducción
Y escondidos en un rincón
Se guarecen Cupido y el Amor
Que lo abrazan sin pudor
Junto a la pasión
La nostalgia y la resignación.

Si callan los poetas
Qué puedo hacer yo
Un plebeyo aprendiz
Con su nostálgica pluma
Sin herencia y sin linaje
Con mi rústico traje
De insignificante plumaje,
Iré hasta la orilla del mar
Arrodillado gritaré hasta morir
Cansado de tanto implorar,
Sueño con verte llegar
Desde el azul profundo
Vestida de mar,
Para salvar el mundo
Y liberar a los poetas
De sus cadenas dañinas
Y volverán a quedar sobre la arena
Tus pequeñas huellas Alfonsina.

Regresa Alfonsina
Para que la poesía NO muera
Para que vuelvan a quedar
Sobre la fría arena
Tus huellas como un sello,
Y Tus tristes ojos tan bellos
Iluminarán como un Faro
En la noche oscura a los poetas,
Para que renazca la poesía
Son tan largos los días
Sin saber de ti
Regresa para quedarte
Ya no queremos soñarte
La única forma de poder tenerte,
Ya sé que es un sueño
O quizás una de mis quimeras…
………………………………………………
Un hola volvió
y borró tus huellas
será que así lo quiso dios…
……………………………………………..
Dejaré a la orilla del mar
La lámpara encendida
Por si pudieras regresar
Para que no te sientas perdida
Yo me iré solo caminando sin rumbo
Llorando porque otra vez el mundo
Volvió a perder a Alfonsina
Para que vuelvan a renacer las poesías
Para que los poetas vuelvan a escribir
Un viento frío me mira partir
Como llegué sin nada en las manos
Temblando como una hoja sin dueño.
……………………………………………
Ojalá haya sido un sueño
Y puedas regresar algún día
Al menos hecha poesía
En la piel del Mar
Querida ALFONSINA.

Autor: Mario Anónimo, poeta, Uruguay.

A %d blogueros les gusta esto: