Trampas lingüísticas: No nos habla a nosotros, su “estamos mejor” recae en otros

Así andamos por aquí… probablemente esto también ocurre en otros países

“Cuando esta semana (el presidente) Macri dijo que “estamos mejor que en 2015” lo dijo en serioNo nos habla a nosotros. … Su “estamos mejor” recae en otro lado: estamos (él, ellos)… “Estamos mejor” o “estamos en camino” no significa que bajará la inflación ni que habrá más trabajo. Por el contrario, esos son los resultados que él tiene para exhibir a los acreedores externos para que le suban el puntaje: cuanta más miseria genere, mayor corrupción produzca y cuanto peores sean las condiciones de vida de la población en general, seguirá diciendo que “estamos mejor que en 2015”… cuando alguno de ellos hable de “nosotros” uno no debe entenderse adentro de la frase sino todo lo contrario: cuanto mejor le vaya a Macri y cuanto más encaminada esté su estafa electoral, “los argentinos” seremos una carga o un obstáculo del que habrá de deshacerse o aplastar para seguir el proyecto buitre: Macri tiene en mente un país chatarra

No es muy original todo esto. Pero la lengua es ambigua y el Pro (el partido de Macri) suele tender trampas lingüísticas como siempre lo hace la derecha. Muchos empleados, taxistas, obreros, docentes, amas de casa y jubilados, entre otros, se sintieron convocados en 2015 a un “cambio” abonado con el odio al kirchnerismo (movimiento político surgido durante el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner)…

El de Macri es un gobierno de elite, de una elite nueva y mucho más acotada que el conjunto de “ricos”. Una elite inculta, formada solo para ganar dinero, formateada como las mafias, entre primos, ex compañeros de colegio, esposas, hijos, tíos, hermanos de funcionarios políticos y judiciales, más un puñado de periodistas que participan de generosas tajadas de torta económica para fingir que lo que pasa no pasa… la nueva elite, que es un híbrido entre algunos exponentes de apellidos mata-indios, gorilas, genocidas, servicios de inteligencia autocomandados en base a extorsiones, y el equipete amoral del Pro, cuya relación con la mentira es excelente y su base de sustentación en la opinión pública siempre fueron las operaciones de acción psicológica…

Mientras tanto… la oposición sigue en su nube… como si lo que tuviéramos por delante fueran elecciones normales. No van a ser normales… Hay debates que deben quedar ya en suspenso para hacernos cargo de esta hora dramática del país. Hace falta estar ubicados en tiempo y espacio, tomar real conciencia de la gravedad límite a la que nos han arrastrado, y convertirnos en una gigantesca máquina de empatía para avanzar juntos y defendernos juntos, porque de ésta se sale colectivamente o no se sale.

Nota de contratapa: Cuando Macri dice “nosotros” – 16 de febrero de 2019 – Por Sandra Russo. 

Leído en: https://www.pagina12.com.ar/175293-cuando-macri-dice-nosotros (nota: algunos paréntesis son míos, para los ciberamigos hispanoparlantes no argentinos, así como los puntos suspensivos).

PD: Sé muy bien que yo no estoy en ese “nosotros”

Ideas. Deconstruyamos

Julio 15, natalicio de Jacques Derrida.

Derrida-frase

“La filosofía anterior ha venido siendo logofonofalocéntrica” (Derrida)

. logo -> logos -> lógica -> ley -> lenguaje -> discurso. fono -> voz -> autoridad

. falo -> masculina -> vertical -> jerárquica

Deconstruir para:

abrir sentidos (no transmitir un sentido)

leer de otra forma

transgredir (liberarse de la interpretación tradicional de los conceptos)

Ojo, no utilizar como excusa.”

Leído en:  Cosas Nimias   Derrida en Wikipedia   Imagen: fuente 

María Elena Walsh; La eñe también es gente

En el Día Internacional de la Lengua Materna (Febrero 21) para promover la diversidad lingüística y cultural y el plurilingüismo, un texto desde el Archivo:

“La culpa es de los gnomos que nunca quisieron ser ñomos. Culpa tienen la nieve, la niebla, los nietos, los atenienses, el unicornio. Todos evasores de la eñe. ¡Señoras, señores, compañeros, amados niños! ¡No nos dejemos arrebatar la eñe! Ya nos han birlado los signos de apertura de interrogación y admiración. Ya nos redujeron hasta la apócope. Ya nos han traducido el pochoclo. Y como éramos pocos, la abuelita informática ha parido un monstruoso en lugar de la eñe con su gracioso peluquín, el ~.

¿Quieren decirme qué haremos con nuestros sueños? ¿Entre la fauna en peligro de extinción figuran los ñandúes y los ñacurutuces? ¿En los pagos de Añatuya cómo cantarán Añoranzas? ¿A qué pobre barrigón fajaremos al ñudo? ¿Qué será del Año Nuevo, el tiempo de ñaupa, aquel tapado de armiño y la ñata contra el vidrio? ¿Y cómo graficaremos la más dulce consonante de la lengua guaraní?

“La ortografía también es gente”, escribió Fernando Pessoa. Y, como la gente, sufre variadas discriminaciones. Hay signos y signos, unos blancos, altos y de ojos azules, como la W o la K. Otros, pobres morochos de Hispanoamérica, como la letrita segunda, la eñe, jamás considerada por los monóculos británicos, que está en peligro de pasar al bando de los desocupados después de rendir tantos servicios y no ser precisamente una letra ñoqui.

A barrerla, a borrarla, a sustituirla, dicen los perezosos manipuladores de las maquinitas, sólo porque la ñ da un poco de trabajo. Pereza ideológica, hubiéramos dicho en la década del setenta. Una letra española es un defecto más de los hispanos, esa raza impura formateada y escaneada también por pereza y comodidad. Nada de hondureños, salvadoreños, caribeños, panameños. ¡Impronunciables nativos! Sigamos siendo dueños de algo que nos pertenece, esa letra con caperuza, algo muy pequeño, pero menos ñoño de lo que parece. Algo importante, algo gente, algo alma y lengua, algo no descartable, algo propio y compartido porque así nos canta.

No faltará quien ofrezca soluciones absurdas: escribir con nuestro inolvidable César Bruto, compinche del maestro Oski. Ninios, suenios, otonio. Fantasía inexplicable que ya fue y preferimos no reanudar, salvo que la Madre Patria retroceda y vuelva a llamarse Hispania. La supervivencia de esta letra nos atañe, sin distinción de sexos, credos ni programas de software.

Luchemos para no añadir más leña a la hoguera dónde se debate nuestro discriminado signo.

Letra es sinónimo de carácter. ¡Avisémoslo al mundo entero por Internet! La eñe también es gente.” 

María Elena Walsh, poetisa, escritora, música, cantautora, dramaturga y compositora argentina.

Fuente: Ministerio de Educación, Argentina.
Leído en: villacrespomibarrio.com.ar 13/03/2010 

Hasta maniana!!! 😉

Sobre el lenguaje-light o lenguaje-lavandina. Eduardo Galeano

El autor* repasa una serie de expresiones que suele usar la gran prensa para eludir decir las cosas como son…

“En la época victoriana, no se podían mencionar los pantalones en presencia de una señorita. Hoy por hoy, no queda bien decir ciertas cosas en presencia de la opinión pública:

el capitalismo luce el nombre artístico de economía de mercado;

el imperialismo se llama globalización;

las víctimas del imperialismo se llaman países en vías de desarrollo, que es como llamar niños a los enanos;

el oportunismo se llama pragmatismo;

la traición se llama realismo;

los pobres se llaman carentes, o carenciados, o personas de escasos recursos;

la expulsión de los niños pobres por el sistema educativo se conoce bajo el nombre de deserción escolar;

el derecho del patrón a despedir al obrero sin indemnización ni explicación se llama flexibilización del mercado laboral;

el lenguaje oficial reconoce los derechos de las mujeres, entre los derechos de las minorías, como si la mitad masculina de la humanidad fuera la mayoría;

en lugar de dictadura militar, se dice proceso;

las torturas se llaman apremios ilegales, o también presiones físicas y psicológicas;

cuando los ladrones son de buena familia, no son ladrones, sino cleptómanos;

el saqueo de los fondos públicos por los políticos corruptos responde al nombre de enriquecimiento ilícito;

se llaman accidentes los crímenes que cometen los automóviles;

para decir ciegos, se dice no videntes;

un negro es un hombre de color;

donde dice larga y penosa enfermedad, debe leerse cáncer o sida;

repentina dolencia significa infarto;

nunca se dice muerto, sino desaparición física;

tampoco son muertos los seres humanos aniquilados en las operaciones militares: los muertos en batalla son bajas, y los civiles que se la ligan sin comerla ni beberla, son daños colaterales; …”

(*) Eduardo Galeano. Del libro “Patas arriba. La escuela del mundo al revés”. Publicado en Pelota de trapo 20/7/12

Leído en: RevistaElArcaDigital 

Ideas: Sobre el signo lingüístico humano. Saussure

Noviembre 26, 1857. Natalicio del lingüista Ferdinand de Saussure

Dió un famoso Curso sobre Lingüística. “En tal curso se destacan las consideraciones … “referentes al signo lingüístico humano, al cual analiza en un concepto o significado  y su “imagen acústica” o significante… 

Ferdinand_de_Saussure…por otra parte los significados y significantes constituyendo signos configuran al lenguaje el cual tiene dos ejes: el paradigmático  o metafórico y el sintagmático o metonímico, uno es el eje del habla o sincrónico y otro se corresponde a la lengua o diacrónico…

…por esto para el primer estructuralista que fue Saussure la sincronía (el fenómeno del lenguaje en un momento dado, junto a otros paralelos) y la diacronía (el fenómeno del lenguaje a través del tiempo) son capitales.

Para Saussure, los seres humanos, para expresar el pensamiento, necesitan un sistema estrechamente relacionado con la lengua hablada.

Si se compara la lengua con una hoja de papel, el pensamiento sería una de las caras y la lengua la otra.

Y lo mismo que es imposible recortar una cara de la hoja sin recortar también la otra, con la lengua es imposible aislar el pensamiento o viceversa.”

Leído en: Wikipedia-Ferdinand de Saussure