Posts Tagged ‘navidad’

Mensajes navideños (Textos de salutación en ocasión de la Navidad)

diciembre 11, 2015

Desde el archivo, para los que puedan precisarlos en estos días de saludos que van y vienen…

Acuarela de palabras

Tomados de las tarjetas de hoy y de siempre… 

  •  “Feliz, Feliz Navidad! La que hace que nos acordemos de las ilusiones de nuestra infancia, que le recuerde al abuelo las alegrías de su juventud y le transporte al viajero a su chimenea y a su dulce hogar!” (Charles Dickens)

  •  “Las mejores y más recordadas Fiestas Navideñas son aquellas en que tenemos a nuestro lado a los seres queridos y a personas como ustedes!

  • Que tu hogar se bendiga con Paz y que Cristo mismo entre para ser tu huésped de Navidad!

  • Que el Niño Jesús, con su infinito amor y su bondad, ilumine vuestro hogar, y lo colme de dicha y bendiciones!

  • Que la celebración de estas Fiestas sea el comienzo de una vida mejor!

  • Que en estas Fiestas renazca el amor y la luz de la esperanza! Y que la esperanza se transforme en maravillosa realidad!

  • Que el…

Ver la entrada original 114 palabras más

Carta breve a Papá Noel

diciembre 19, 2014

Diciembre 8. Preparando el arbolito de Navidad con sentido del humor…

Pedidoasanta

De: Burbujolandia

Jesús, el dulce, viene – Juan Ramón Jiménez

diciembre 19, 2014

“Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!”… Gracias a En Clave de Niños por compartir estos preciosos versos del enorme poeta…

En Clave de Niños

Jesús, el dulce, viene…
Las noches huelen a romero…images (3)
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!
Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría…
Mas la celeste melodía
suena fuera…
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma…
¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!

Ver la entrada original

Cuento de Navidad. Versión Especial Extendida (con comentarios del Director)

diciembre 19, 2014

Paseando por el Reader de WordPress… leí este cuento que -corriéndome un poco de su argumento, y porque las palabras generan otras- me hizo notar lo sola que me he sentido estando festejando fiestas junto con unas cuantas personas… y lo acompañada que me he sentido otras veces pasándolas con apenas una persona…

El cuaderno de Clara

-Feliz Navidad Vivaldo. Dijo Angelote Multicolor Bautista. Vivaldo por su parte, henchido de razón y dando buena cuenta de los langostinos con salsa rosa, emitió tres ladridos que en jerga perruna venía a significar, “Feliz Navidad querido Angelote”.

Este es el Cuento de Navidad de Angelote Multicolor Bautista y Vivaldo, de un hombre y su perro, de cómo plantamos cara a ese enemigo silencioso y a veces letal que es la soledad.

La historia tiene lugar allá por el Norte, donde un día llueve y otro también. Angelote contaba ya con 64 primaveras en su haber, era un hombre menudo, con cierta tendencia a las redondeces abdominales, agradable hasta decir basta, culto y soltero, de hecho no se le conocía ni se le había conocido mujer… Vivía en un pequeño piso muy cercano al centro (aunque dado el tamaño de la ciudad ello no resultaba complicado, lo de vivir cerca…

Ver la entrada original 926 palabras más

El cultivo de los árboles de Navidad. T. S. Eliot

diciembre 8, 2014

Diciembre 8

Arbolnavidad

De las muchas actitudes ante la Navidad,
hay algunas que debemos rechazar:
la social, la torpe, la comercial,
la desordenada (la de los bares abiertos hasta medianoche)
y la infantil que no es la del niño
para el que la vela es una estrella
y el ángel dorado que despliega sus alas
en la cima del árbol, no decoración, sino ángel.
El niño ante el árbol se asombra.
Dejémosle que siga en su espíritu
con la Fiesta que es tal y no pretexto.
De ahí que el rapto brillante, la maravilla
del primer árbol de Navidad que se recuerda,
de ahí que las sorpresas, las delicias
de las nuevas posesiones (cada una
con su peculiar olor y emocionante),
la espera del ganso o del pavo
y el alborozo de su llegada.
De ahí que la alegría y la reverencia
no deban olvidarse en la experiencia posterior,
en la cotidianeidad o el tedio o la fatiga,
en la certeza de la muerte o la conciencia del fracaso
o en la piedad del converso
que puede corromperse por la vanidad
que no gusta a Dios y desagrada a los niños
(y aquí recuerdo con gratitud a Santa Lucía,
su villancico y su corona de fuego):
De ahí que antes del fin, la navidad número ochenta
(y “ochenta” significa la que sea la última)
los recuerdos acumulados de la emoción anual
deben concentrarse en inmenso gozo
que será también inmenso temor
como en la ocasión en que descienda
el terror a cada alma:
porque el principio debe recordarnos el fin
y la primera venida, la segunda.

T. S. Eliot*

En inglés:

The Cultivation of Christmas Trees

There are several attitudes towards Christmas,
Some of which we may disregard:
The social, the torpid, the patently commercial,
The rowdy (the pubs being open till midnight),
And the childish – which is not that of the child
For whom the candle is a star, and the gilded angel
Spreading its wings at the summit of the tree
Is not only a decoration, but an angel.
The child wonders at the Christmas Tree:
Let him continue in the spirit of wonder
At the Feast as an event not accepted as a pretext;
So that the glittering rapture, the amazement
Of the first-remembered Christmas Tree,
So that the surprises, delight in new possessions
(Each one with its peculiar and exciting smell),
The expectation of the goose or turkey
And the expected awe on its appearance,
So that the reverence and the gaiety
May not be forgotten in later experience,
In the bored habituation, the fatigue, the tedium,
The awareness of death, the consciousness of failure,
Or in the piety of the convert
Which may be tainted with a self-conceit
Displeasing to God and disrespectful to children
(And here I remember also with gratitude
St.Lucy, her carol, and her crown of fire):
So that before the end, the eightieth Christmas
(By “eightieth” meaning whichever is last)
The accumulated memories of annual emotion
May be concentrated into a great joy
Which shall be also a great fear, as on the occasion
When fear came upon every soul:
Because the beginning shall remind us of the end
And the first coming of the second coming.

*Traducción: José Luis Justes Amador

Leído en: blogdelamasijo 
La imagen: http://www.imagenesyfotosde.com 

Antes: Significados Feng-Shui del árbol de navidad

A %d blogueros les gusta esto: