Muertas por no tener Coronavirus (vía boletín Agencia Paco Urondo)

Por historias como estas, también siento miedo… miedo de enfermar de algo que no sea coronavirus y de que sólo estén pendientes de detectar coronavirus y no atiendan otras enfermedades… ¿Cómo se contabilizarán las muertes por rechazo a ser atendidos/as?

Sociedad //// 25.04.2020
Córdoba/Argentina: muertas por no tener Coronavirus

Pamela Nieto y Liliana Giménez murieron abandonadas por el sistema sanitario de Córdoba que se negó a atenderlas por no tener COVID-19. Sus familias denuncian la negligencia mientras analizan iniciar acciones legales.

Pamela Nieto tenía 24 años y vivía en la localidad cordobesa de La Falda, donde trabajaba como profesora de historia. Era una persona inmunodeprimida. Tres años atrás había pasado por el quirófano para transplantarse un riñón donado por su padre. A pesar de esta historia clínica que la convertía en una paciente de riesgo, no fue internada en el Hospital de La Falda donde acudió el 4 de abril con vómitos y 38 grados de fiebre. Según relata su padre Diego Nieto “le recetaron paracetamol y reliverán y le dijeron que no volviera si no tenía Coronavirus”.

Esa misma noche sufrió una bajada de tensión, acudió a la guardia donde le aplicaron suero y la mandaron a su casa en una silla de ruedas porque ya no era capaz de caminar. En los días siguientes, Pamela perdió la visión y el oído. Fue derivada de urgencia al Hospital Córdoba, donde la derivaron nuevamente al Tránsito Cáceres de Allende. Ingresó a terapia intensiva la madrugada del 9 de abril, operada de urgencia el 10 y entubada. Murió la madrugada del 20. Su padre declaró: “yo llevé a mi hija para que le hagan unos análisis y me la devolvieron en un cajón”.

Liliana Giménez tenía 44 años, era oriunda de Buenos Aires y estaba radicada en Villa Giardino, donde criaba a sus dos hijos. Trabajaba como profesora de literatura en una escuela rural del interior de Córdoba y dirigía la publicación “Rotas Cadenas”, hecha por mujeres en situación de encierro desde 2009. Desde el 31 de marzo fue relatando a través de su cuenta de Twitter, que tras una semana con 39 grados de fiebre, la Administración Provincial de Servicios de Salud (Apross) accedió a enviarle un médico a su domicilio. Sin embargo, le prohibieron acudir al centro de salud porque no calificaba para Dengue ni para Covid-19 y le recetaron paracetamol y reposo.

“Después de nueve días de agonía por el sistema de salud, finalmente me llevan a internar. Besos a todos” tuiteó la noche del 7 de abril. Esa madrugada, Liliana acudió con su pareja a la Clínica de La Falda, donde le diagnosticaron una neumonía. Le realizaron un hisopado que nuevamente dio negativo para Coronavirus y la entubaron. Su hermano Hernán declaró que por entonces “sólo usaba un cuarto de pulmón”. Murió el 8 de abril de un paro cardiorrespiratorio.

Leído en: Colectivo de Comunicación Paco Urondo –
http://www.agenciapacourondo.com.ar/sociedad/cordoba-muertas-por-no-tener-coronavirus

Leído por ahí: Me gusta leer los diarios en su versión on-line porque la gente deja comentarios

… y estos son dos comentarios realizados debajo de la nota* basada en una entrevista al Dr. Eduardo López, infectólogo, director del posgrado de infectología pediátrica en la UBA**, actualmente asesor del gobierno argentino. Lo traigo al blog porque me encantaron, tanto la pregunta como, y especialmente, la respuesta. Y las transcribo como un homenaje a los científicos argentinos, tantos doctores y “ólogos”, de los que tiene que pasar algo de la envergadura de una pandemia para que se hable de ellos con verdadera admiración: 

“MVC58: No logro imaginar la dedicación de estas personas. Médicos, biólogos, infectólogos, gerontólogos… y otros “ólogos” que pueden dar opiniones fundadas acerca de lo que mejor nos puede proteger…
Tengo claro que el Estado (nosotros todos, desde el peón rural en la patagonia o en el ingenio que sea, hasta el gerente del laboratorio internacional… desde el peón de albañil hasta el futbolista con prensa… pasando por los políticos y especialistas que dieron forma a nuestro sistema educativo…) los ayudó a formarse…
Pero ellos agregaron a su formación algo que es imposible para mí definir…
Garra, coraje, el toque divino… Las habituales expresiones utilizadas para el Diego (Maradona) y para el Leo (Messi) no llegan a explicar lo que trato de razonar…
¿Qué hace que estos profesionales puedan hoy luchar contra el virus? Gracias a ellos estamos sobreviviendo…

Ana 1953: Son niños curiosos que van transitando la vida superando los diferentes niveles de formación simplemente como si nada. Estudiantes eternos. No miden horas ni días, atrapados por su investigación. Pueden olvidar lo simple, como comprar comida para la gata, pero jamás una fórmula. No viven en una burbuja; tienen conciencia social, colaboran con organizaciones o pasan años dando clases sin cobrar. Tienen claro quiénes no los representan (Barañao/Pitta) y por lo que sí hay que jugarse. Mi niño extraño, que hablaba de constelaciones o preguntaba sobre volcanes, al que los hermanos tomaban de punto. Él que se fue por sus méritos y volvió porque sabe, cómo tú dices, que es quién es porque toda una nación le dio la oportunidad de ser un doctor en ciencias, con sus impuestos. Nunca les pagarán como a un futbolista pero, sabes? Creo ni les importa. Ahora soy la que escucha sus consejos porque ya soy grande. Me siento orgullosa de ser la madre de un científico argentino y me da miedo saber que manipula un virus tan traicionero en el laboratorio. Me parece que escribí mucho, pero tu aporte me motivó a contarte cómo son y cómo fueron. Abrazos.

MVC58: Gracias por tu explicación. Abrazos!”

* La nota en: https://www.pagina12.com.ar/261683-coronavirus-no-tendremos-un-pico-como-en-estados-unidos-o-it#  –  La imagen: de allí mismo.

África arde más que el Amazonas, pero lo ignoramos – vía Cooperación con Alegría, el blog de Iñaki Alegría*

Al menos en los medios -colonizados- de mi país… nadie habla de África, ni por este tema ni por otros… es totalmente ignorada

agosto 28, 2019

“Los incendios en el Amazonas han hecho saltar las alarmas en el mundo, pero sorprendentemente Brasil no es el país con más incendios forestales en este momento, ni el segundo, es el tercero según datos satelitales MODIS
analizados por Weather Source.

Weather Source ha registrado 6,902 incendios en Angola en las últimas 48 horas, en comparación con 3,395 en la República Democrática del Congo y 2,127 en Brasil.

A pesar de que parte de los fuegos en estos países del África Central sean para preparar la tierra para el cultivo se debe tener en consideración, especialmente por las turberas.

3,3 millones de kilómetros cuadrados de selva tropical se encuentran en: Camerún, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Gabón y Guinea Ecuatorial.

No es un fenómeno poco común para África Central, y sin embargo lo ignorábamos hasta que por la alarma del Amazonas la NASA nos ha mostrado esta fotografía.”

Leído en: https://cooperacioambalegria.co/2019/08/28/africa-arde-mas-que-el-amazonas-pero-lo-ignoramos/

Relacionados:
Angola y Congo se incendian más que el Amazonas – More fires burning in Angola and Congo than in the Amazon – Dejemos de imaginar África para conocer África

*Publicado por Iñaki Alegria – Médico Pediatra. Fundador de la ONG Alegría Sin Fronteras que desarrolla proyectos de desarrollo integral en Senegal y Etiopía. Misión y Valores Promover el empoderamiento, liderazgo comunitario, equidad de género en los países más desfavorecidos con el objetivo de permitir la mejora de la calidad de vida de la población. Empatía, compromiso, constancia, Amor, solidaridad, empoderamiento, equidad, humildad, transparencia y Alegría.

Estuve leyendo: Los que hacen la noticia y Periodismo, noticia y noticiabilidad

Son dos textos que leen en la carrera de Ciencias de la Comunicación, y que me han ilustrado acerca de esta profesión tan controvertida

Los que hacen la noticia. Periodismo, información y poder – Stella Martini y Lila Luchessi 

“Qué opinan los periodistas de su profesión?¿Cuáles son sus rutinas laborales? ¿Cómo sufren las presiones que los intereses de los medios para los cuales trabajan ejercen sobre la información que difunden? A partir de las propias palabras de los periodistas, las autoras intentan una interpretación práctica del periodismo y realizan un aporte fundamental a la metodología y categorización de la indagación del trabajo de hacer las noticias.”

https://www.editorialbiblos.com.ar/libro/los-que-hacen-la-noticia_74264/

Periodismo, noticia y noticiabilidad – Stella Martini  

“Brevedad en la noticia, reformulación de los criterios que hacen a un hecho noticiable, nuevas formas clasificatorias, sensacionalismo, auge de las transmisiones televisivas en directo, articulación con las lógicas del mercado son las marcas más visibles que adopta la información periodística en la actualidad. Este libro indaga la relación entre la práctica periodística, noticia y sociedad, desde el reconocimiento de que el periodismo produce la información que construye una parte de la realidad social, y es lugar privilegiado de constitución de la opinión pública. La interpretación de la relación básica entre los criterios que hacen a un hecho noticiable, las formas de construcción de la noticia y el contrato entre el medio y su público se constituye en punto de partida para una indagación teórica que hace eje en la tarea periodística y en la noticia construida.”

http://quelibroleo.com/periodismo-noticia-y-noticiabilidad

Relacionado: Día Nacional del Periodista y el Comunicador Social (Argentina)

Día Nacional del Periodista y el Comunicador Social (Argentina)

La Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata (Buenos Aires) ha saludado desde su web con el siguiente texto que encuentro bueno para reflexionar:

“Desde la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata saludamos a las y los periodistas de nuestra patria que cotidiana e incansablemente garantizan el ejercicio del derecho a la comunicación, la democratización de la palabra y la libertad de prensa.

Al conmemorar esta jornada debemos reafirmar el compromiso y los valores libertarios de los primeros colegas que le otorgaron un sello, un sentido a nuestro oficio. Reflexionar sobre el rol de los comunicadores y las comunicadoras en una sociedad que permanentemente interpela nuestra tarea, en tiempos de precariedad laboral y veloces transformaciones tecnológicas, es también un deber ineludible.

Un día como hoy, el 7 de junio de 1810, Mariano Moreno fundó la “Gazeta de Buenos Ayres”, el primer periódico revolucionario argentino. En su honor fue establecido el Día del Periodista en 1938 por el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba. También vale recordar que en marzo de 1944 se decretó el Estatuto del Periodista, promovido por Juan Domingo Perón desde la Secretaría de Trabajo y Previsión Social. Dos años más tarde, ese documento se convertiría en la Ley 12.908 que reconoce los derechos laborales de los trabajadores de prensa.

Este Día del Periodista nos encuentra con un Estado nacional que restringe la libertad de expresión y el derecho a la información y la comunicación de toda la sociedad, favoreciendo los intereses empresariales y la concentración mediática en detrimento de los derechos laborales de miles de comunicadores y comunicadoras. A nivel regional, la persecución y el asesinato de periodistas en muchos países de nuestra América Latina, promovida o tolerada por gobiernos neoliberales, enlutece una jornada que debiera ser de homenaje y celebración.

Sin embargo, por la memoria de los más de cien trabajadores de prensa desaparecidos por la dictadura cívico militar de 1976, esta Facultad trabaja cada día por el derecho a la comunicación del pueblo, asumiendo que no hay educación de calidad que no sea inclusiva; siguiendo el ejemplo de Conti, Galeano, Masetti y tantos otros, inventa constantemente nuevos sueños y derechos para la comunicación; y apretando en su pecho el recuerdo de Walsh, les desea un día feliz, un día de lucha y festejo, a los y las colegas hacen con su trabajo un mundo más justo y digno.”

Leído en: https://perio.unlp.edu.ar/node/6916