Posts Tagged ‘patria’

Patria de mi padre. Juana de Ibarbourou (versos a Galicia)

julio 21, 2014

Julio, 25. Día da Patria Galega.

Bandgalega

Patria de mi padre,
luminosa y grande,
que profundamente te quiero también.
Mi crié soñando con tu maravilla,
no quiero morirme sin verte una vez.

Cuando a ti yo llegue, has de conocerme
por el gozo trémulo, por la palidez,
por la emoción honda de risa y de llanto,
por el canto puro que te llevaré.

Con el niño mío, que también te ama,
oh!, Galicia mía, hemos de traer,
a la tierra india que amparó a mi padre,
algo de tu hechizo y tu placidez.

Juana de Ibarbourou (Juana Fernández Morales).

Leído en: Rincón Poético de la Revista Galicia/689 del Centro Gallego de Buenos Aires.

Tags:
Anuncios

Poemas a la escuela

noviembre 30, 2013

El año lectivo va llegando a su fin…

No entristezcas escuelita

Comienzan las vacaciones
nos iremos a pasear
!no entristezcas escuelita!
otro año nos verás.

Hemos aprendido mucho
y hemos hecho renegar
a la señorita buena
que nos sabrá perdonar.

Estamos tristes y callados,
qué deseos de llorar…
por dejar esta gran casa…
!que es nuestro segundo hogar!

Al mismo tiempo contentos
pues nos vamos a pasear
!no entristezcas escuelita!
otro año nos verás.

De: Un cuaderno escolar

Esc1rep1guatem

Bendita seas, escuelita

Porque pusite en mi ignorancia
la luz de la sabiduría,
y me enseñaste a ser mejor
y amar el bien y la justicia;
porque con mano generosa
sembraste en mi alma la semilla
del patriotismo y del trabajo,
de la amistad y la alegría;
porque la senda del deber
me señalaste un día;
porque a tu amparo bienhechos
se iluminó toda mi vida,
!bendita seas, escuelita! 

Letra: Dora Maimó de Luchía Puig
Música: Felipe Boero. (Músico argentino, nació en Buenos Aires (1884-1958). Ha tenido una larga actuación en la docencia. Es autor de las óperas Tucumán, Ariadna y Dionisio Raquela, Las bacantes, El matrero, Siripo y Zincalí; de las obras sinfónicas La madrugada en la pampa, Danzas argentinas, Campo argentino, Motivos del llano, etc.; de música sagrada y de numerosas composiciones escolares y populares argentinas.)

Foto: Escuela Nº 25 /Distrito Escolar 7º, “República de Guatemala”, Ciudad de Buenos Aires (barrio Caballito).

La escuela 25 en Facebook:
https://www.facebook.com/escuela25de7

Relacionados: En estas vacaciones  Campanita/Canción escolar  Canción del adios

Abajo, en los Comentarios, más poemas a la escuela o al colegio.

Poemas a la patria II

mayo 15, 2013

Poemas de mis cuadernos de la primaria…

El patio de la escuelita
se vistió todo de fiesta…
Sol en todos los rincones
y flores en las macetas.

En cada boca una estrofa
con sabor a patria nueva
y en cada pecho argentino
prendida una escarapela.

De: mi cuaderno de 2do. grado – Escuela Nacional Nº 236 “Japón” /Villa Luzuriaga/ Pcia. Buenos Aires – Año 1967 – Maestra: Sra. Lucía de Yaworski (por si pasa por aquí alguien de allí, o de aquellos tiempos)

Antes: Poemas a la patria  (y de allí, más links a poesías escolares)

Poemas a la patria

mayo 3, 2012

De libros* escolares de hace un tiempo atrás… copié: 

Patria. Leopoldo Díaz

Patria-argentina-dibujoPatria es la tierra donde se ha sufrido,
Patria es la tierra donde se ha soñado,
Patria es la tierra donde se ha luchado,
Patria es la tierra donde se ha vencido.

Patria es la selva, es el oscuro nido,
La cruz del cementerio abandonado,
La voz de los clarines, que ha rasgado
Con su flecha de bronce nuestro oído.

Patria es la errante barca del marino,
Que en el enorme piélago sonoro
Deja una blanca estela en su camino.

Y patria es el airón de la bandera,
Que ciñe con relámpagos de oro
El sol, como una virgen cabellera.

Leopoldo Díaz, *Manual Estrada, Tercer Grado, Ed. 1958, Argentina

————————————————

A mi patria. Román Oliver

Oh cuna de mi infancia, patria mía!
Lumbrera del gran pueblo americano:
Deja que admire con placer el alma
La espléndida belleza de tus llanos.

Quién no anhela vivir bajo tu cielo?
Quién no desea contemplar tus astros,
Suelo de amor, de libertad, de gloria,
Cuna de San Martín y de Belgrano?

Por eso el alma mía con orgullo
Te expresa, oh madre!, su entusiasmo patrio,
Enviándole un saludo cariñoso
En las humildes alas de su canto.

Román Oliver, *Manual Estrada, Tercer Grado, Ed. 1958, Argentina

————————————————

Los días de Mayo. Rafael Ruiz López

Ya sé por qué son tan lindos
Los claros días de Mayo;
Por qué la bandera alegra
La vista, al aire flotando;
Por qué se viste de gala
La escuelita y el palacio;
Por qué aplaudimos contentos,
Por qué dichosos cantamos.

Mayo tiene, entre sus días,
Una fecha que los labios
Con amor siempre pronuncian,
Temblorosos de entusiasmo…

Ya sé por qué es glorioso
Ese día afortunado
En que nació vigorosa
La libertad que gozamos.

Por eso, lleno de júbilo,
Encendido de amor patrio,
Soy el primero en gritar
El Veinticinco de Mayo:

Viva la noble Argentina!
Vivan los varones santos,
Que altivos y generosos
Su libertad conquistaron!

Rafael Ruiz López, *Manual Estrada, Tercer Grado, Ed. 1958, Argentina

————————————

25 de Mayo de 1810. Germán Berdiales (Fragmentos)

Amaneció turbio el día,
destemplado y ceniciento,
nublado, ventoso, frío,
ventoso día de invierno.

Y amanecieron las almas
borrascosas como el tiempo.

Volaban las bajas nubes,
tocando los bajos techos,
mientras el viento jugaba
al arco con los sombreros.

Y caía una garúa
que calaba hasta los huesos.

De arriba abajo medíanse,
con altivez y recelo,
militares y paisanos,
adolescentes y viejos,
humildes y poderosos
y hasta mulatos y negros,
buscando los dos colores
en solapas y sombreros.

De pronto, una batahola
fue del uno al otro extremo
de la plaza y enseguida
sobrevino un gran silencio.

A la media hora
estalló un júbilo inmenso;
y aunque el sol ya se ponía
debió alumbrar un momento.

Germán Berdiales, argentino. Poesía copiada del libro de 4to. grado/ 9 años “A jugar con las palabras“. Colección “Jugando con el mundo”. Autora: Hayde‚ Larese Roja de Gay. Editorial Magisterio del Río de la Plata

También te puede interesar: Fiestas patrias argentinas. Efemérides escolares. Poemas y canciones

PD: Suerte con la tarea!

La ética de los Padres de la Patria

junio 2, 2010

Fragmento de “Los Padres de la Patria y la corrupción”  
Juan Carlos Cardinali* 

“…Padres de la Patria y corrupción, son expresiones que se rechazan. Agreden nuestros sentimientos.

Nadie cree en la corrupción de nuestros padres. Tampoco en los de la Patria. De ellos aceptamos sus errores, que se hayan posesionado de ideologías adversas a nuestras posturas, o inconvenientes para una plena emancipación. Pero aun así, aceptamos la lealtad y patriotismo que fuera fórmula de juramento rectora de la conducta esperada de nuestros gobernantes. Vamos a ver que la mayoría de ellos recogió al final de su vida más sinsabores, humillaciones y pobreza que gratificaciones.

SaavedraEl 16 de abril de 1830, Juan Ramón Balcarce, Gobernador de Buenos Aires, recibió una carta de doña Saturnina Otarola de Saavedra. La viuda del Presidente de la Primera Junta implora en ella una consideración paternal y peticiona un subsidio “para sobrellevar con menos amarguras la triste existencia que le ha quedado en su viudez”. Saavedra había fallecido el 29 de marzo de 1829, dejando en la miseria a su mujer y a sus hijos. Explica más adelante doña Saturnina que su esposo fue privado de los sueldos, muriendo con el desconsuelo de saber que su esposa no contaría con una subsistencia asegurada…

Quinientos pesos para Belgrano

BelgranoMiércoles 14 de junio de 1820. Luego de unas noticias provenientes de Londres y sin encabezamiento, la Gaceta de Buenos Aires publica una resolución tomada en los primeros días de mayo. En ella se manifiesta: “Tan convencida esta Honorable Corporación (se refiere a la Junta de Representantes), de los interesantes y nada interrumpidos servicios del benemérito Sr. General D. Manuel Belgrano, … ha dispuesto y ordena, que en religiosa consonancia con tan urgentes como poderosos influxos, trate V.E. de proporcionarle a este digno Gefe lo más pronto posible y aun a costa de algún sacrificio, cuanto tenga relación con su mejor y más abundante asistencia, facilitándole por lo demás que debidamente reclama, con progresión o alternativa, algún desahogo a su muy afligida y cuasi concursada garantía en beneficio del país”. Ante esto el Sr. Gobernador de Buenos Aires, Dr. Ildefonso Ramos Mexía, el 30 de mayo de 1820, dispone que los Ministros principales de Hacienda entreguen al Gral. Belgrano quinientos pesos “cantidad única de que puede disponer”, procurando hacer todo lo posible para aliviar los males que padece y a que recupere su salud en que tanto se interesa el Gobierno. Belgrano fallece veintiún días después, retribuyendo a su médico con un reloj que tenía en el respaldo de su cama, por falta de otros bienes.

Castelli y su “fatiga de incomodar”

CastelliEn carta manuscrita y firmada por Juan José Castelli, con fecha 4 de diciembre de 1811, y que envía a su viejo amigo Feliciano Antonio Chiclana, encontrándose detenido por los sucesos en el Alto Perú le expresa que debe guardar arresto y lo ha hecho sin orden formal para ello. Pero lo considera justo, y conforme a la igualdad que esté bajo guardia. Pero como ha sido llevado a una casa particular y goza de algunos beneficios manifiesta: “Si hai casas del Gobierno, como la fortaleza, cuarteles y cárceles ¿Por qué he de tomar la fatiga de incomodar a nadie en su casa?”.

…dieron todo. Aun con errores se prodigaron. Los nueve miembros de la Primera Junta y el infortunado Liniers, que es el precedente inmediato, nos indicaron el camino. Las prematuras muertes de Moreno y luego del presbítero Alberti, el suicidio de Larrea por la imposibilidad de cumplir compromisos económicos, son todas señales del espíritu de sacrificio y entrega de nuestros Padres.

La esposa de Moreno, María Guadalupe Cuenca, debió pedir un subsidio para educar a su hijo. Angela Baudrix, la mujer de Dorrego, reclamó durante años una pensión que luego Rosas le concediera, mientras ella con sus hijas cosían por encargo para mantenerse.

Conservemos el recuerdo de aquellos generales que terminaron en la indigencia, de esas viudas itinerantes en la búsqueda de sustento y del letrado que rechazó privilegios y aceptó su destino. … Sus vidas y sus muertes resumen, ya sea dramática o trágicamente, lo que pretendieron legarnos.”

Leído en: Revista El Arca 33 / *Política y ética en la historia

A %d blogueros les gusta esto: