Tonoterapia

Cuando me cruzo con terapias alternativas, me pregunto cómo averiguar, por mí misma, cuánto hay de verdaden un canal en YouTube leo: 

Música de alta vibración y energía positiva – A 432 HZ

Mediante las frecuencias sonoras contenidas en la música podemos modificar el funcionamiento de un ser vivo, dicho de otra forma, sanar y mejorar el cuerpo humano. Los antiguos pueblos y civilizaciones conocían el poder de la música y el sonido, sin embargo, alguien se ha ocupado de enterrar y ocultar este poderoso conocimiento cambiando la frecuencia de la música desde los 432 hz originales a los actuales 440 hz, descubramos cuándo y por qué y recuperemos la música para la salud y la conciencia humana.

Como elemento integrante de nuestro Universo, el cuerpo humano está compuesto por células, las cuales a su vez se componen de átomos, estos átomos interactuan y operan en base a la energía recibida, lo cual incluye la energía producida por las ondas sonoras. Los 432 hertzios sonoros oscilan y vibran sobre los principios de la propagación de ondas armónicas naturales y se unifican con las propiedades de la luz, el espacio, la materia, la gravedad y el electromagnetismo. El Sol, Saturno, la Luna y la Tierra exhiben proporciones matemáticas del número 432. Un concierto en frecuencia 432 hz puede tener profundos efectos positivos sobre nuestra conciencia y sobre nuestro cuerpo celular. Resintonizando los instrumentos musicales a 432 hz en lugar de los actuales 440 podemos sentir la diferencia de conectar la conciencia a la resonancia natural.

La ciencia ha comenzado a re-descubrir los secretos de la resonancia y su impacto en nuestra salud. Como seres de conciencia, dependemos de la resonancia natural de atraer lo que deseamos para alcanzar el amor, la felicidad, el desarrollo personal, salud y abundancia. Dado que no estamos separados de las vibraciones que son interdependientes en la resonancia positiva para mantener y regular nuestro estado de ánimo y la salud para lograr estos objetivos. Lo mantuvieron en secreto mucho tiempo, pero ya se les escapó.

BENEFICIOS:

La música en 432 hz transmuta y sana el alma, mente y cuerpo.
El corazón humano (ritmo cardíaco).
La doble hélice de ADN (frecuencia de replicación).
La función cerebral máxima – sincronización bihemisférica (dos hemisferios del cerebro).
El pulso cardíaco fundamental del planeta (resonancia fundamental de la cavidad Schumann).
La geometría musical de la creación.

Leído en el canal: https://www.youtube.com/channel/UCRfzHc9AJsEnbO65u5mvd-A

Acerca de nuestra voz

Hacía mucho que no lo tenía presente

“…Nuestra voz es el instrumento musical más accesible, el más natural y el más asequible. No hay que ir a ningún lugar para adquirirla. Todos la llevamos incorporada en nuestro cuerpo, va a todas partes con nosotros.
Nuestra voz revela nuestro ser, nuestro estado emocional y nuestra personalidad. Es la expresión más directa de la esencia de una persona.
A veces un disfraz nos puede engañar, pero podemos fácilmente reconocer a la persona sólo escuchando su voz, aunque su físico sea otro.
Cuando nos hacemos daño una forma de aliviarnos es emitiendo un sonido, un grito, un gemido, un quejido, la vibración del sonido sale al exterior llevándose fuera parte del dolor.
Si lo que tenemos es sufrimiento psicológico funciona de la misma manera, es sólo cuestión de emitir sonidos con nuestra voz, al cabo de sólo unos minutos, milagrosamente tomaremos conciencia que todo ya todo está bien. No ha cambiado nada en el exterior, pero mi interior se ha transformado. He alcanzado paz y serenidad, y ahora veo la vida con otros ojos.
Si se adueña de nosotros una emoción como la ira, la rabia, la agresividad, la depresión también podemos conseguir con nuestra voz que esas energías negativas, salgan fuera de nuestro cuerpo físico, es la única forma de que no nos hagan daño.
Vete a un lugar donde nadie te pueda escuchar y emite sonido, el que sea, canta, entona, chilla, grita.
Ya lo dice la sabiduría popular: “quien canta sus males espanta” ya sean males físicos, psíquicos o emocionales.
No hace falta que cantes ninguna canción conocida, ni que te sepas la letra, sólo entona, sólo emite sonido, sólo vocaliza eso será suficiente.
No te preocupes si no te gusta el sonido que sale, no lo catalogues, no lo etiquetes, no lo juzgues, no es cuestión que sea feo o bonito, sea como sea será terapéutico, será el sonido que tenga que ser.
Justamente nuestra voz es clave para calmar y silenciar a nuestra mente.
El médium Edgar Cayce predijo que el sonido sería la medicina del futuro y esto ya está ocurriendo. Los grandes expertos en terapia de sonido ya han descubierto científicamente que mediante nuestra voz y el sonido de instrumentos musicales acústicos se puede conseguir la auto-destrucción de las células cancerosas y la curación de infinidad de enfermedades.
Por medio de nuestra voz, es posible cambiar el ritmo de nuestras ondas cerebrales, los latidos de nuestro corazón, nuestra respiración y el flujo del líquido céfalo-raquídeo. Así como disolver bloqueos energéticos y emocionales…”

Derechos asertivos

Siguiendo con las lecturas sobre la Asertividad

…lo que sigue lo encontré en la Wikipedia:

Derecho a ser tratado con respeto y dignidad.

Derecho a equivocarse y a hacerse responsable de sus propios errores.

Derecho a tener sus propios valores y opiniones.

Derecho a tener sus propias necesidades y que éstas sean tan importantes como las de los demás.

Derecho a ser uno el único juez de sí mismo, a experimentar y a expresar los propios sentimientos.

Derecho a cambiar de opinión, idea o línea de acción.

Derecho a protestar cuando se es tratado de una manera injusta.

Derecho a cambiar lo que no nos es satisfactorio.

Derecho a detenerse y pensar antes de actuar.

Derecho a pedir lo que se quiere.

Derecho a ser independiente.

Derecho a decidir qué hacer con el propio cuerpo y con el propio tiempo y las propias propiedades.

Derecho a hacer menos de lo que humanamente se es capaz de hacer.

Derecho a ignorar los consejos de los demás.

Derecho a rechazar peticiones sin sentirse culpable o egoísta.

Derecho a estar solo aún cuando deseen la compañía de uno.

Derecho a no justificarse ante los demás.

Derecho a decidir si uno quiere o no responsabilizarse de los problemas de otros.

Derecho a no anticiparse a las necesidades y deseos de los demás.

Derecho a no estar pendiente de la buena voluntad de los demás.

Derecho a elegir entre responder o no hacerlo.

Derecho a hacer cualquier cosa mientras no se violen los derechos de otra persona.

Derecho a sentir y expresar el dolor.

Derecho a hablar sobre un problema con la persona implicada y en los casos límites en los que los derechos de cada uno no están del todo claro, llegar a un compromiso viable.

Derecho a vulnerar, de forma ocasional, algunos de los Derechos Personales

Leídos en: Wikipedia-Asertividad a propósito del libro “Cuando digo No me siento culpable”

Enojo y enojos

Lecturas…

“…reflexionar sobre el enojo. Entendámonos, el ser humano posee el valioso recurso de “enojarse”, el cual puede ser muy útil para poner un límite, salir de una situación indeseada, o desplegar la energía que nos impulsa a modificar algo que nos oprime.

La trampa de la búsqueda de reparación a través de la “justicia” puede terminar por apresar a quien se siente “víctima” e inmovilizar muchos de los aspectos de su vida…”

Leído en: UnoMismo363/Enojados con la vida/Flores de Bach.

Tres tesoros

Lecturas…

3tesoros“Un milenario texto chino que data del siglo I antes de Cristo, denominado Wen Tzu nos regala un párrafo de enorme belleza poética diciendo que el ser humano al nacer no viene solo, viene con tres tesoros y todo dependerá de cómo cuidemos esos tres tesoros a lo largo del camino de nuestra vida para que la buena salud siempre nos acompañe. Esos tres tesoros son el cuerpo, la energía y el espíritu, tres regalos heredados de la naturaleza humana.

El mismo texto considera al cuerpo como un templo. La energía es la fuerza de la vida que habita en ese templo. Por último, el espíritu es el sacerdote de ese templo y el que debe gobernar la vida dentro de ese templo.

Cuando el espíritu toma el mando, el cuerpo lo sigue naturalmente y la energía se alinea a estos dos de manera inmediata…”

Leído en: UnoMismo362, Chi Kung-gimnasia terapéutica.