Por qué nos enfermamos?

Siempre oigo hablar de la Homeopatía, pero nunca fui a un homeópata.  Entonces, un día, aprovechando las ‘bondades’ de la Internet y de los Buscadores quise poner otro coto a mi ignorancia… Comparto un fragmento de lo que encontré:

Homeopatía: Por qué nos enfermamos
Por el Dr. Mario Draiman

“En Homeopatía entendemos que la enfermedad no es externa a la persona, sino que responde a un desorden bioenergético interno producido a partir de situaciones agresivas que han sido capaces de conmoverlo orgánicamente y desarmonizarlo. Entre los factores que más profundamente son idóneos para provocar esta perturbación, están los afectivos y emotivos, en especial los que entrañan un sufrimiento profundo: pérdidas afectivas, decepciones, “broncas”, sustos, celos, stress, etc.

Cuando los factores son externos (traumatismos, enfriamientos), la repercusión es menor, salvo que también entrañen padecimientos emocionales.

Es decir que una situación o estado de sufrimiento puede perturbar intensamente a una persona, la cual pierde la sensación de bienestar, queda triste, desanimada, le molesta la gente, irritable, etc. Está enfermo, aunque no manifieste aún ninguna entidad clínica. Luego, en tiempos variables, este desorden puede manifestarse con síntomas y lesiones somáticas o mentales de acuerdo a las predisposiciones individuales, lo que se denomina enfermedad.

No es posible que se desarrolle una enfermedad sin un enfermo (a excepción de las consecuencias de causas externas como traumatismos, intoxicaciones, enfriamientos, etc.), y viceversa; para curar la enfermedad se debe curar al enfermo. Para ello debemos lograr que recupere la armonía perdida indicando el medicamento homeopático que corresponda en similitud a la totalidad de los síntomas (del enfermo y de la enfermedad). Si esto no ocurre, si no se cura al enfermo, es seguro que repetirá la enfermedad o aflorará una nueva.

Para entender lo expuesto daré un ejemplo:

Un niño comienza a repetir amigdalitis pultáceas. El pediatra le toma la fiebre, le indica un hisopado de faringe y le prescribe antibióticos y antitérmicos. El niño “cura la angina”, pero al poco tiempo repite nuevamente, con indicación de más antibióticos, a veces de gammaglobulina “porque tiene las defensas bajas”; y lo curioso es que vuelve obstinadamente a enfermarse y cada vez por causas menos importantes como tomar un mínimo frío. Más aún, el estado general se puede ir deteriorando con menos apetito, adelgazamiento, anemia, y también la enfermedad se puede ir profundizando con sinusitis, bronquitis, asma bronquial, etc., con lo cual va a requerir interconsultas con alergistas, neumonólogos, etc.. Conclusión: Le curan repetidamente la enfermedad pero el niño está cada vez más enfermo.

¿Cómo actuamos los médicos homeópatas?:

Además de solicitar los estudios clínicos que correspondan, tratamos de comprender a nuestro paciente en su totalidad, investigar las causales que precedieron los comienzos y cómo lo afectaron; sus reacciones en los sentimientos, humor, carácter, sueño, apetito, etc.

¡Qué casualidad, por ejemplo, que el niño empezó su padecimiento cuando nació su hermanito, o cuando la mamá lo descuidó, o salió a trabajar, o luego de un drama familiar, de un castigo, maltrato, susto, etc.!

Entendiendo porqué se enfermó, estamos en condiciones de formular un tratamiento correcto para curarlo integralmente, de adentro hacia fuera, de su condición de enfermo hacia la enfermedad desarrollada.

Es por eso que cuando un paciente nos requiere por un malestar, antes de preguntarle qué tiene, le preguntamos… ¿Qué le pasó?

Leido en: Holística2000

PD: Me quedé pensando en eso de “a partir de situaciones agresivas que han sido capaces de conmoverlo orgánicamente y desarmonizarlo”… Supongo que el significado de ‘agresiva’, en este contexto, tiene un sentido bien amplio… también hay ‘amores’ que enferman… Lo han podido notar? No es mucha la gente que tiene ‘registro’ de ello… o si?

El que has leído es un post en el blog Acuarela de Palabras. Puedes suscribirte para recibir Novedades.

Anuncios

3 Comments »

  1. 1
    Mabel Says:

    Conozco al Dr Mario Draiman personalmente. Ha sido mi médico homeópata durante más de 25 años. Ya no lo es porque me he mudado de ciudad y vivo en el sur del país. Es un excelente médico homeópata que es el presidente de la Asociación Homeopatica Argentina.

    Hay mucha gente que no cree que este tipo de medicina funcione para curar las enfermedades. Yo puedo dar fe personalmente que sí funciona, no sólo funcionó en mí sino en varias personas de mi entorno familiar y de amistades. La diferencia que existe con la medicina alopática es que la homeopatía trata a la persona como un todo que está enfermo y no como una parte de nuestro cuerpo que está enfermo por causas externas a uno mismo.

    Mis más sinceros respetos a este gran médico.

  2. […] te puede interesar: Qué le pasó? Homeopatía: Por qué enfermamos  Allí dice: “a partir de situaciones agresivas que han sido capaces de conmoverlo […]


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: